Unión Europa amenaza con nuevas sanciones contra Lukashenko

El máximo responsable diplomático de la Unión Europea, Josep Borrell, ha advertido al presidente de Bielorrusia, Aleksander Lukashenko, con la adopción de nuevas sanciones en el aniversario de la polémica victoria del mandatario en unas elecciones que Bruselas se ha negado a reconocer bajo la presunción de fraudulentas.

Antilavadodedinero / EFE.

«El 9 de agosto de 2020, el pueblo de Bielorrusia vio brutalmente frustradas sus esperanzas de elegir un líder legítimo del país. Desde entonces, el pueblo de Bielorrusia ha defendido de manera constante y valiente el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales. Un año después, su llamada sigue sin respuesta», ha manifestado Borrell.

A tal efecto, «la UE está dispuesta a considerar nuevas medidas a la luz del flagrante incumplimiento por parte del régimen de los compromisos internacionales», según Borrell, quien ha asegurado que la única forma de revocar las que están actualmente en vigor pasa porque Lukashenko «se adhiera plenamente a los principios de la democracia y el Estado de derecho» y emprenda un diálogo con la oposición.

Borrell exige al régimen liberar presos políticos

Recordó además el incidente del aterrizaje «forzoso e ilegal» del vuelo Ryanair en Minsk el 23 de mayo, ordenado por las autoridades bielorrusas para detener al periodista disidente Roman Protasevich, uno de los fundadores del canal de Telegram Nexta, que jugó un papel clave en la coordinación de las protestas que siguieron a la reelección del presidente bielorruso.

«El régimen», dice Borrell, «debe liberar y rehabilitar incondicionalmente a más de 600 presos políticos y emprender un proceso político serio, creíble e inclusivo que dé como resultado elecciones libres y justas».

«Una vez que Bielorrusia se embarque en una transición democrática, la UE se compromete a ayudar a Bielorrusia a estabilizar su economía, reformar sus instituciones crear nuevos puestos de trabajo y mejorar el nivel de vida de las personas, incluso a través de un Plan Integral de Apoyo Económico de hasta 3.000 millones de euros para una Bielorrusia democrática, cuyo esquema fue publicado el 28 de mayo por la Comisión Europea», añade el responsable diplomático.

«La UE seguirá apoyando una Bielorrusia democrática, independiente, soberana, próspera y estable. Las voces y la voluntad del pueblo de Bielorrusia no las silenciarán», concluye.

Denuncias de fraude

Las elecciones presidenciales del 9 de agosto de 2020 en Bielorrusia, que otorgaron un nuevo mandato a Lukashenko, dieron origen a varios meses de protestas. Lukashenko, en el poder desde 1994, obtuvo el 80,1 por ciento de los sufragios, frente al 10,1 por ciento de la opositora Svetlana Tijanovskaya, según el escrutinio oficial.

La oposición bielorrusa denunció un fraude masivo y exigió repetir los comicios, opción que Lukashenko descartó por completo.

Varios países, entre ellos Estados Unidos, miembros de la Unión Europea, el Reino Unido y Ucrania, no reconocieron esos comicios. En cambio Rusia, China, varias naciones del espacio postsoviético, Cuba, Venezuela, Nicaragua y Turquía, entre otros, dieron por válidos los resultados de la votación.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

Inscribete en nuestros cursos Online