Quiénes son los capos mexicanos extraditados y presos en EE.UU

La captura y eventual extradición de Rafael Caro Quintero vuelve a poner sobre la mesa el destino que les espera a los más relevantes capos de la droga que, detenidos en territorio mexicano, son solicitados por la justicia de Estados Unidos. 

Antilavadodedinero / Yucatan

Después de la aprehensión de «El Narco de narcos», uno de los criminales más buscados por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por su siglas en inglés), el gobierno estadounidense de inmediato pidió su entrega para su proceso y encarcelamiento.

Caro Quintero, del que Estados Unidos reclama a México su pronta extradición, es acusado del secuestro, tortura y asesinato de Enrique «Kiki» Camarena en 1985, un agente de la Administración de Control de Drogas (DEA, por su siglas en inglés) de la agencia del Departamento de Justicia de la Unión Americana. 

Como Grupo Megamedia dio a conocer, al veterano delincuente se le detuvo el viernes 15 de julio pasado en la comunidad de San Simón, en el municipio de Choix, Sinaloa, entre los límites con Chihuahua y Sonora, tras una operación de efectivos de la Secretaría de la Marina y la Fiscalía General de la República.

Sin embargo, Abigaíl Ocampo, jueza primera de Distrito de Amparos y Juicios Federales en el Estado de México, otorgó un amparo al fundador del Cártel de Guadalajara para suspender su extradición, ahora de forma definitiva, luego de una solicitud que interpuso su hermana Beatriz Angélica Caro Quintero.

¿Qué es el tratado de extradición entre México y Estados Unidos, cuándo se firmó?

El tratado de extradición, según la Secretaría de Relaciones Exteriores de México, es el procedimiento judicial (penal-administrativo) por el que una persona acusada o condenada por un delito conforme a la ley de un Estado es detenida en otro Estado y devuelta al primero para ser enjuiciada o para que cumpla una pena impuesta. 

El topónimo de extradición proviene del latín ex que significa «afuera» y traditio, «transmisión». El 4 de mayo de 1978, los gobiernos de México y Estados Unidos firmaron el tratado de extradición para cooperar en la lucha en contra de la delincuencia.

Como parte de ese convenio ambos países están comprometidos a entregar mutuamente a las personas que son declaradas responsables de un acto criminal o para el cumplimiento de una pena de privación de la libertad.

Entre México y EE.UU. se determinó una lista de 31 delitos por los que puede solicitarse la extradición de un presunto infractor, entre ellos: homicidio, secuestro, privación ilegal de libertad, y delitos por tráfico, posesión, producción, elaboración, importación o exportación de drogas y productos químicos peligrosos, incluyendo drogas narcóticas, cannabis, drogas psicotrópicas, opio, cocaína o sus derivados.

Narcos extraditados de México a Estados Unidos

De acuerdo con un informe de la DEA, de 2006 a 2020 México extraditó a Estados Unidos a 1,313 personas por distintos delitos, muchos de ellos asociados al tráfico de cocaína, anfetaminas y otras drogas. 

En más de un cuarto de siglo, a partir de 1996, datos oficiales y del Archivo de Diario de Yucatán indican que 15 son los mafiosos más conocidos ligados al narcotráfico, entre ellos una mujer, que el país entregó a la justicia estadounidense para sus respectivos procesos de juicio y posterior encierro en instituciones penitenciales de alta seguridad. 

De la lista de los más sobresalientes criminales mexicanos que purgaron o cumplen sentencias en centros de reclusión de Estados Unidos, hay tres que ya fueron liberados entre los que destacada una femme fatal del narcotráfico de la década de los ochenta del siglo XX, que ahora se hace famosa en las redes sociales, sobre todo en TikTok.

Además, entre la selecta relación de los 15 capos a los que se uniría Rafael Caro Quintero de proceder la petición legal estadounidense, llaman la atención dos casos de hampones y el hecho de un hermano de «El Narco de narcos», Miguel Ángel, que también fue extraditado a la Unión Americana en febrero de 2009. 

Juan García Abrego

En la última década del siglo XX, el 14 de enero de 1996, Juan García Ábrego, líder del Cártel del Golfo fue detenido en su rancho Villa Juárez, en Monterrey, Nuevo León, luego de que un año se convirtió en el primer capo de la droga mexicano al que se le incluyó en la lista de los 10 más buscados del FBI. 

Conocido como «El Barón de las drogas», García Abrego nació el 13 de septiembre de 1944 en el rancho La Puerta, en Matamoros, Tamaulipas. Hijo de agricultores, apenas terminó la secundaria para dedicarse al campo, como su familia, y luego incursionó en el tráfico de estupefacientes a los Estados Unidos.

A los 21 años de edad, en 1965, el otrora poderoso narcotraficante de la década de los años sesenta en México, consiguió naturalizarse estadounidense, lo que a la postre le jugó en contra después de su captura.

El 15 de enero del lejano 1996, García Ábrego fue extraditado a Estados Unidos, donde enfrentó más de 100 cargos en su contra. Debido a que se negó a colaborar con las autoridades estadounidenses como informante recibió una sentencia de 11 cadenas perpetuas por delitos contra la salud.

Osiel Cárdenas Guillén

Tras la detención de Juan García Ábrego, tomó el mando del Cártel del Golfo Osiel Cárdenas Guillén, conocido como «El Loco», «El Patrón», «Padrino», «Memo», «El Viejón» y «El Mata Amigos», éste último apodo por asesinar a Salvador Gómez Herrera en 1998, amigo suyo y entonces jefe de la organización criminal, a fin de obtener el control.

El temido narco, uno de los primeros en reclutar guardaespaldas militares, quienes más tarde formarían el temido Cártel de «Los Zetas», nació el 18 de mayo de 1967 en Heroica Matamoros, Tamaulipas. 

A Cárdenas Guillén se le capturó el 14 de marzo de 2003 y se le extraditó a Estados Unidos el 19 de enero de 2007 a Texas, donde se le procesó por lavado de dinero, tráfico de drogas y amenazas contra la vida de dos agentes federales estadounidenses, hecho que sucedió en 1999. 

Hace 12 años, en 2010, «El Loco» recibió una condena de 25 años de prisión y una multa de 50 millones de dólares (un billón de pesos) de una corte de Houston, Texas, sin derecho a libertad condicional, tras un proceso por 19 cargos en su contra que se efectuó a lo largo de tres años en completo secreto. Saldría libre en 2035. 

Jesús Héctor Luis Palma Salazar

Jesús Héctor Luis Palma Salazar, mejor conocido como «El Güero», es otro de los importantes capos mexicanos que también pasó algunos años de su vida en una prisión de los Estados Unidos debido a sus actividades ilícitas por el trasiego de drogas al país vecino de México. 

«El Güero» Palma, que nació el 25 de diciembre de 1940 en Mocorito, Sinaloa, perteneció a una de las organizaciones delictivas más crueles. Primero como sicario en el Cártel de Guadalajara y posteriormente como jefe del Cártel de Sinaloa.

Aunque se le detuvo el 23 de junio de 1995, México lo extraditó a EE.UU. el 7 de abril de 2007 y recibió una sentencia de 16 años en 2009, por tráfico de cocaína. En 2016 salió libre de la cárcel de Atwater, en el norte de California, por buena conducta.

Luego de ser deportado en la frontera mexicana, «El Güero» Palma fue aprehendido de nuevo acusado de homicidio, y se le trasladó al penal de «El Altiplano», la prisión de máxima seguridad en el Estado de México, la misma de la que se fugó su socio y mano derecha Joaquín Guzmán Loera, «El Chapo». 

Alberto Benjamín Arellano Félix

Benjamín, uno de los narcotraficantes más temidos en gran parte de la década de los años noventa del siglo XX, se le considera el jefe y fundador del Cártel de Tijuana, junto con sus hermanos Francisco Javier, Eduardo, Francisco Rafael y Ramón, los dos últimos ya muertos. 

Apodado «El Señor» o «El Min», Benjamín nació el 12 de marzo de 1952 en Culiacán, Sinaloa, y se le señaló como el cerebro operativo y financiero de la también llamada «Organización Arellano Félix».

El capo fue detenido por elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) el 9 de marzo de 2002 en Puebla, y después de un proceso de extradición se le entregó a las autoridades estadounidenses el 29 de abril de 2011, bajo los cargos de crimen organizado y lavado de dinero

«El Señor» se declaró culpable de esos delitos el 4 de enero de 2012 y recibió una condena de un juez federal de Estados Unidos de 25 años en la cárcel, el 2 de abril de 2012. Benjamín Arellano saldría libre en 2037. 

Jesús Vicente Zambada-Niebla

Jesús Vicente Zambada-Niebla, alias «El Vicentillo», es considerado por la DEA como uno de los integrantes más importantes de la primera generación de narco júniors y pieza clave del Cártel de Sinaloa como coordinador de la logística para introducir droga a Estados Unidos.

Originario de Culiacán, Sinaloa, donde nació el 24 de marzo de 1975, a Zambada-Niebla lo detuvieron elementos del Ejército el 19 de marzo de 2009 en El Predegral, en una exclusiva zona residencial al sur de Ciudad de México. 

«El Vicentillo», como parte de un presunto acuerdo con la agencia antinarcóticos estadounidense, habría coordinado una reunión entre Joaquín «El Chapo» Guzmán y representantes de Petróleos Mexicanos para transportar cocaína a la Unión Americana en sus contenedores.

Se le extraditó a un penal de Michigan, Estados Unidos, el 18 de febrero de 2010 y en 2019 recibió una condena de 15 años en prisión por conspirar para distribuir narcóticos, pero un juez le descontó los 10 años previos en la cárcel mexicana y tras colaborar con la DEA se le liberó en mayo de 2021

Juan José Quintero Payán

La agencia antinarcóticos de Estados Unidos lo catalogó como el segundo hombre más importante del Cártel de Juárez, después de la misteriosa desaparición de Amado Carrillo Fuentes, «El Señor de los cielos».

«Don Juanjo», tío de Rafael Caro Quintero por vía de su padre, Emilio Caro Payán, nació el 26 de marzo de 1942 en Sinaloa y pronto se vinculó con el narcotráfico al grado de ser el lugarteniente de Amado Carrillo Fuentes y uno de los maestros del capo Juan José Esparragoza Moreno, «El Azul».

Quintero Payán, quien tenía como misión enviar embarques de droga a Estados Unidos por medio de un corredor que unía el Pacífico con el Golfo de México, fue apresado el 29 de octubre de 1999 y 11 años después, el 23 de abril de 2010, se le extraditó al vecino país del norte. 

El respetado cofundador del Cártel de Juárez se declaró culpable en la Corte Federal de San Antonio, Texas, donde en 2011 un juez le dictó una sentencia de 18 años y seis meses de prisión por delitos contra la salud y asociación delictuosa. Sin embargo, al parecer se le liberó en EE.UU., a cambio de cooperar con la DEA.  

Sandra Ávila Beltrán  

Famosa por su sobrenombre de «La Reina del Pacífico» y su belleza, Sandra Ávila Beltrán se convirtió en los albores de la segunda década del siglo XXI en la primera mujer ligada al narcotráfico que se extraditó, el 10 de agosto de 2012, a Estados Unidos.

Nació el 11 de octubre de 1960 en Mexicali, Baja California, y desde temprana edad estuvo ligada al mundo de las organizaciones criminales de la mano de su tío, Miguel Ángel Félix Gallardo, conocido como «El Jefe de jefes».

Gracias a su atractivo y gran inteligencia en los negocios ascendió en el poderoso Cártel de Sinaloa con el trasiego de droga por puertos del Océano Pacífico, hasta que se le capturó el 28 de septiembre de 2007 junto a su pareja, Juan Diego Espinosa Ramírez, alias «El Tigre».

A petición de Estados Unidos, «La Reina del Pacífico» fue extraditada el 10 de agosto de 2012, y recibió una condena, en 2013, de cinco años y 10 meses en prisión por asociación delictuosa, pero salió libre el 7 de febrero de 2015.

Hoy, a los 61 años, Sandra Ávila reapareció y es famosa en las redes sociales, en particular en su cuenta de TikTok, donde platica detalles de su vida personal y ofrece consejos y rutinas de belleza facial. Se presenta así en un vídeo: «Sí soy yo, para todas las personas que preguntan si soy la verdadera, la real». 

César Alfredo Meza García 

Aunque no de renombre como otros capos mexicanos, César Alfredo Meza García se convirtió en el primer narcotraficante significativo que se extraditó a Estados Unidos durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, el 7 de marzo de 2013.

Antes, «El Tachuela» identificado como lugarteniente del Cártel de Tijuana y jefe de la plaza de esa ciudad fronteriza del norte de México fue detenido el 26 de septiembre de 2012 y se le envió a San Diego, California, donde enfrentó cargos por conspiración para distribuir cocaína

El delincuente, catalogado por la DEA como el cabecilla de una célula de 19 narcotraficantes que operaban en el sur de California, recibió una condena de 25 años de prisión más cinco años de libertad vigilada que le dictó en marzo de 2013 el juez federal Jan Adler.

Alfredo Beltrán Leyva

Alfredo Beltrán Leyva, alias «El Mochomo», nació el 21 de enero de 1971 en La Palma, Badiraguato, Sinaloa, y se convirtió en uno de los líderes del Cártel Beltrán Leyva, una organización criminal que dirigía con sus hermanos Marcos Arturo, Mario Alberto, Carlos, Alfredo y Héctor. 

Uno de los históricos patrones del narco mexicanos fue detenido por elementos de la Sedena el 21 de enero de 2008 en la colonia Burócrata de Culiacán, Sinaloa, acusado de importar y distribuir cocaína y metanfetamina en los Estados Unidos. 

«El Mochomo», uno de los principales enemigos de Joaquín Guzmán Loera, «El Chapo», logró formar una alianza con el Cártel de Sinaloa que se rompió en 2008, año en el que fue capturado y dos años más tarde, el 15 de noviembre de 2014, fue extraditado a EE.UU.

El 15 de abril de 2017, Alfredo Beltrán fue sentenciado a cadena perpetua por el juez Richard J. Leon de la Corte Federal del Distrito de Columbia por los delitos de tráfico de drogas en territorio estadounidense y al pago de una multa de 529 millones de dólares, unos 10,580 millones de pesos. 

Jorge Eduardo Costilla Sánchez

Durante la «guerra al narcotráfico» que declaró el presidente Felipe Calderón Hinojosa, de 2006 a 2012, Jorge Eduardo Costilla Sánchez trató de mantener un bajo perfil y operó en Tamaulipas, en la frontera con Estados Unidos.

Conocido con el alias de «El Coss», nació el 1 de agosto de 1971 en Heroica Matamoros, Tamaulipas, y primero fue subalterno de Osiel Cárdenas Guillén cuando tomó el control del Cártel del Golfo en 1996, pero después de la detención de Osiel, Costilla Sánchez tomó el control de la organización delincuencial. 

A pesar de su discreción, «El Coss» fue detenido por elementos de la Secretaría de la Marina el 12 de septiembre de 2012 en Tampico, Tamaulipas, cuando se ofrecía una recompensa de 30 millones de pesos por el entonces patrón del Cártel del Golfo. 

El 30 de septiembre de 2015 fue extraditado a los Estados Unidos, y en 2017 Costilla Sánchez se declaró culpable de una conspiración internacional para traficar cocaína y marihuana en EE.UU. como parte de un acuerdo de colaboración para reducirle la condena. Datos oficiales de enero de 2020 citan que aún espera su condena

Édgar Valdez Villarreal

Las autoridades estadounidenses lo juzgaron como uno de los narcotraficantes más inhumanos de la historia contemporánea de México. Édgar Valdez Villarreal se erigió como el hombre de confianza de dos importantes capos mexicanos, de Joaquín «El Chapo» Guzmán y posteriormente de Arturo Beltrán Leyva.

También conocido como «La Barbie», el que comenzó como sicario y subió peldaños en el mundo del crimen organizado como jefe del grupo paramilitar «Los Negros» del Cártel de los Beltrán Leyva, nació el 11 de agosto de 1973 en Laredo, Texas, pero también posee la nacionalidad mexicana. 

Al capo, que es recordado por su sonrisa burlona cuando fue detenido el 30 de agosto de 2010 por agentes de la Policía Federal en una casa de campo en Cañada de Alferes, cerca del poblado Salazar, Estado de México, se le acusó de delincuencia organizada, privación ilegal de la libertad, homicidio y lavado de dinero.

La DEA lo reclamó y «La Barbie» fue extraditado a Estados Unidos el 30 de septiembre de 2015. El 11 de septiembre de 2018 recibió una sentencia de 49 años de cárcel por un juez de Atlanta, Georgia, y enviado a la prisión Coleman II, en Florida. Además se le multó con 192 millones de dólares, unos 3,840 millones de pesos. 

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, mundialmente conocido por su apodo de «El Chapo», es uno de los capos de la droga más importantes de la época contemporánea en México, y su azarosa vida en el crimen organizado se reproduce en varias series de televisión y películas.

El entonces líder del Cártel de Sinaloa fue detenido por primera vez el 9 de junio de 1993 en la frontera de Guatemala con México, cerca de Ciudad Cuauhtémoc, Chiapas, pero ocho años después escapó de la prisión de máxima seguridad de Puente Grande, en Jalisco.

El principal traficante de drogas de México fue recapturado el 22 de febrero de 2014 en Mazatlán, Sinaloa, y enviado al penal de máxima seguridad de «El Altiplano», en Almoloya, Estado de México, de donde se fugó, por segunda ocasión, el 11 de julio de 2015. 

Considerado el narcotraficante más buscado del mundo por el FBI y la Interpol, Guzmán Loera -quien nació el 4 de abril de 1957 en La Tuna, Sinaloa- finalmente fue arrestado por tercera vez el 8 de enero de 2016 en un motel de la población de Los Mochis, Sinaloa.

Debido a su extrema peligrosidad se le extraditó el 19 de enero de 2017 a Nueva York, pese a solicitudes de cortes de Texas, California, Arizona, Illinois y Florida. Recibió condena de cadena perpetua el 17 de julio de 2019 por narcotráfico, posesión de armas y lavado de dinero. Permanece en la cárcel de alta seguridad de ADX Florence, Colorado.

Martín Villegas Navarrete

No tan conocido de forma mediática, Martín Villegas Navarrete nació en julio de 1977 en Tecpan de Galeana, Guerrero, y de 1995 a 2000 vivió en los Estados Unidos, donde comenzó su trayectoria criminal con el tráfico de drogas. 

«El Elegante», por su pulcritud al vestir, en 2007 se unió al Cártel de los Beltrán Leyva y estableció su base de operaciones en Acapulco, Guerrero, precisamente cuando el general Salvador Cienfuegos Zepeda, exsecretario de la Defensa Nacional en la presidencia de Peña Nieto, fungía como comandante de la IX Región Militar. 

Para 2008, Martín Villegas aprovechó sus contactos en Estados Unidos para posicionar la estructura de la organización delincuencial y se constituyó en el responsable del trasiego de droga, principalmente cocaína, a Georgia, Carolina del Norte y del Sur, y Texas.

A pesar de su discreto actuar, fue detenido el 3 de julio de 2015 en la colonia Roma, en Ciudad de México, y aunque se le vinculó con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en 2014, se le extraditó el 19 de marzo de 2018. Recibió una sentencia de 165 meses en una prisión de mediana seguridad por narcotráfico y lavado de dinero.

Dámaso López Núñez

El nacido el 22 de febrero de 1966 en el Eldorado, Sinaloa, cobró relevancia después de la detención y extradición a Estados Unidos de Joaquín Guzmán Loera, al asumir el control del Cártel de Sinaloa

Alias «El Licenciado», estudió la carrera de Derecho pero no se graduó y decidió unirse a la Policía Judicial de Sinaloa donde trazó su trayectoria que lo llevó a ser el subdirector de Seguridad y custodia del penal de Puente Grande, Jalisco, el mismo donde escapó «El Chapo» en 2001.

Gracias a sus conocimientos académicos y policíacos pronto se abrió paso hasta constituirse en el cabecilla del entonces debilitado Cártel de Sinaloa, organización criminal a la que de nuevo posicionó hasta su captura, el 2 de mayo de 2017 en la colonia Anzures, Ciudad de México. 

El 6 de julio de 2018 fue extraditado para testificar en contra de Guzmán Loera y a pesar de que ese mismo año fue condenado a cadena perpetua al declararse culpable de varios cargos de narcotráfico, su pena se redujo en 2021 a 14 años en prisión por cooperar con la justicia de EE.UU. Saldrá en libertad en 2032.

Rubén Oseguera González

El caso más reciente de las extradiciones de patrones del narco mexicanos a Estados Unidos es el de Rubén Oseguera González, líder de alto rango del Cártel de Jalisco Nueva Generación e hijo de Nemesio Oseguera Cervantes, «El Mencho», uno de los capos más buscados de México. 

«El Menchito», aunque nació el 14 de febrero de 1990 en San Francisco, California, ostenta también la nacionalidad mexicana, y la justicia estadounidense lo señala como el responsable de importar y distribuir narcóticos en territorio de EE.UU. de 2007 a febrero de 2017.

También conocido por los alias de «Rubén Garibay González», «El Júnior», «El Rubencito», «El Rojo» y «El Niño» fue detenido definitivamente, después de dos arrestos y liberaciones previas, el 1 de julio de 2015 en una residencia de Jardines Universidad en Zapopan, Jalisco.

El gobierno estadounidense solicitó y obtuvo su extradición el 21 de febrero de 2020, bajo los cargos de tráfico de drogas y uso de armas. El proceso de Oseguera González está en curso y de acuerdo a un informe del  Departamento de Estado, Tesoro y Justicia de EE.UU. enfrentaría una condena de cadena perpetua. 

Un Caro Quintero preso en Estados Unidos

Aunque una magistrada del Juzgado Primero de Distrito en Materias de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México concedió al narcotraficante Rafael Caro Quintero la suspensión definitiva de la orden de extradición a Estados Unidos, no se trataría del primer integrante de la familia en estar en una prisión de la Unión Americana.

Un expediente de la DEA reveló que Miguel Ángel Caro Quintero, detenido en los Mochis Sinaloa, en diciembre de 2001 fue entregado a la justicia estadounidense el 25 de febrero de 2009 como responsable de los cargos de crimen organizado en Colorado y conspiración para traficar marihuana en Arizona.

Llamado «El Señor de la droga», el hermano menor de Rafael nació en 1963 en Caborca, Sonora, donde lideró el llamado Cártel de Sonora hasta que tras su captura permaneció preso en el penal de máxima seguridad «El Altiplano», en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Después se le trasladó al Cefereso 3 de Matamoros, Tamaulipas, y de ahí a Denver, Colorado, donde un juez federal lo sentenció a 17 años en una cárcel de máxima seguridad. Sin embargo, Miguel Ángel fue liberado el 19 de julio de 2019 en la garita de «El Chaparral», en Tijuana, Baja California Norte. Se desconoce su paradero actual. 

¿»El Hummer», capo que ordenó la muerte de Valentín Elizalde?

Aunque no está en la lista de los 15 patrones del narco en México extraditados a Estados Unidos, un caso excepcional es el de Jaime González Durán, uno de los fundadores y líderes del sanguinario Cártel de «Los Zetas».

Mejor conocido como «El Hummer», el exintegrante del Ejército, con adiestramiento de la Fuerza de Defensa Israelí y equipo de seguridad estadounidense, al desertar de la Sedena en 1999 se unió a los líderes del Cártel del Golfo, Heriberto Lazcano y Miguel Treviño Morales, «El Z-40».

Originario de Xolmón, San Luis Potosí, donde nació el 8 de octubre de 1971, González Durán es arrestado el 7 de noviembre de 2008 en Reynosa, Tamaulipas, y se le condenó a 35 años de prisión en el Penal Federal de Hermosillo, Sonora, en espera de su extradición a petición expresa del gobierno de EE.UU.

«El Hummer» es señalado por distintas fuentes como el autor intelectual del asesinato del cantante de banda Valentín Elizalde, el 26 de noviembre de 2006 en Reynosa, supuestamente porque «El Gallo de oro» interpretó en dos ocasiones la canción «A mis enemigos», dedicada a «El Chapo», lo que incomodó a Jaime González. 

Deportación, no extradición en el gobierno de AMLO

En la actual administración presidencial de Andrés Manuel López Obrador, hasta ahora ningún jefe del crimen organizado en México ya se extraditó a Estados Unidos. Juan Gerardo Treviño Chávez es el único capo de alguna importancia que se deportó, debido a que tiene la doble nacionalidad. 

«El Huevo», considerado líder del Cártel del Noreste, fue capturado el pasado 14 de marzo de 2022 en Nuevo Laredo, Tamaulipas, y al día siguiente entregado a las autoridades estadounidenses en el puente internacional Tijuana-San Isidro, en Baja California Norte.

Sobre Juan Gerardo, sobrino de Miguel Treviño Morales, alias «El Z-40», pesan acusaciones del gobierno de EE.UU. por conspiración por tráfico de drogas y lavado de dinero.

El rumor ya es información oficial: Juan Gerardo Treviño Chávez, alias «El Huevo», fue detenido.bLa violencia de esta madrugada en Nuevo Laredo, #Tamaulipas, fue una reacción al arresto del sobrino de Miguel Ángel Treviño Morales, «El Z-40», fundador de Los Zetas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online