¿Por qué utilizar la inteligencia artificial para evitar el fraude financiero?

El auge de los negocios digitales está abriendo nuevas posibilidades para el fraude financiero y muchos sectores demandan soluciones que ayuden a prevenir y detectar intentos de fraude. Esto está dando alas al mercado de plataformas basadas en IA, que en los próximos cinco años verán una gran adopción en diferentes industrias, desde el comercio electrónico a las finanzas digitales.

antilavadodedinero / americaretail

Los ciberdelincuentes están aprovechando el crecimiento de los negocios y el comercio digitales para desplegar estrategias de fraude financiero más sofisticadas y creativas. Esto está elevando peligrosamente el riesgo de fraude en sectores como el comercio electrónico, y tanto los vendedores como los proveedores de pago y servicios financieros están cada vez más preocupados por el fraude.

Para responder a este desafío están apostando por plataformas de estrategia de prevención y detección de fraude financiero habilitadas para IA, sistemas que prometen aportar una mayor seguridad en las transacciones.

Según las investigaciones de Juniper Research, este año el mercado de estas plataformas inteligentes alcanzará un valor de 6.500 millones de dólares, y se espera que su mercado crezca un 57% hasta 2027, cuando podría alcanzar superar los 10.000 millones.

En estos años los estafadores seguirán mejorando sus técnicas para cometer fraude, y los comerciantes y plataformas de pago adoptarán sistemas cada vez más sofisticados para combatir a los delincuentes. En este sentido, la IA se convertirá en una herramienta fundamental para mejorar la prevención, y los proveedores de estas plataformas seguirán expandiendo la capacidad de la inteligencia artificial para bloquear transacciones potencialmente fraudulentas en tiempo real.

El principal motor de adopción de esta tecnología en el futuro será el ahorro de costos de implementación de la IA, lo que extenderá los beneficios de estos sistemas más allá del cumplimiento normativo. Los expertos dicen que la combinación de un mayor retorno de la inversión en servicios de prevención de fraude con modelos mejorados y un mayor acceso a los datos retroalimentará la propia mejora de los sistemas.

Pronostican que este año el uso de esta tecnología permitirá ahorrar unos 2.700 millones de dólares en costos, y para el año 2027 la cifra podría aumentar un 285%, hasta 10.400 millones. En opinión de Nick Maynard, autor de esta investigación, “al aprovechar la IA, las empresas pueden cambiar su recurso de gestión de fraudes a donde importa, investigando los problemas clave, en lugar de lidiar con un sinfín de falsos positivos, y aumentando la eficiencia”.

Los expertos consideran que el uso de la inteligencia artificial en los servicios de detección de fraude financiero se está convirtiendo en un estándar, y los proveedores están esforzándose por diferenciarse de la competencia a través de capacidades más potentes e innovadoras. Para abordar esta creciente competencia, Maynard recomienda centrarse en el acceso a los datos de transacciones y el análisis de tendencias.

En su opinión, una mayor inteligencia de red permitirá a las empresas obtener más beneficios de la información sobre fraudes, más allá de sus propias transacciones. Por ello, aconseja ampliar la asociación con terceros, como oficinas de crédito y redes de pago, lo que permitirá aumentar las fuentes de datos para mejorar la detección de fraude a través de nuevas técnicas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online