Policía corrupto en Colombia evitó la detención de Alex Saab hace dos años

Alex Saab, el empresario por quien el gobierno de Estados Unidos está librando una ardua batalla legal y diplomática para que sea extraditado de Cabo Verde a Miami por cargos de lavado de dinero, podría haber sido arrestado hace dos años en Colombia.

AntilavadoDeDinero / Univisión

El empresario y varios de sus familiares lograron evadir la captura luego de que un policía corrupto pasó la información del operativo a la firma de Abelardo de la Espriella, abogado de Saab en Colombia, lo mismo que a un asesor legal del empresario, según documentos judiciales conocidos por Univision Investiga.

El policía investigador Eddie Andrés Pinto Rúa fue condenado por aceptar como soborno un teléfono, que le regaló la abogada de la oficina de De la Espriella, María Paula Escorcia, para que le pasara información de la investigación de Saab, según la sentencia condenatoria del policía.

La abogada declaró en una denuncia judicial en Colombia que el policía le informó de la operación de captura de Saab y sus familiares 23 días antes de que ocurriera.

“Entonces me dice que no hable nada por teléfono ya que él todo lo escucha y que mejor mande a la familia Saab de vacaciones para que no los capturen”, declaró Escorcia.

La abogada de 28 años dijo que siguió instrucciones de sus jefes de hacerle el juego al patrullero investigador. Incluso fue autorizada para darle un iPhone al policía con el que se comunicaba con ella. Según el fallo contra el policía, este aspiraba a recibir unos $160,000.

Finalmente, el 26 de septiembre cuando la abogada ya había recibido copiosa información sobre la investigación confidencial y el posible arresto de Saab y sus familiares, denunció al patrullero por extorsión.

A esas alturas, el operativo policial para capturar a Saab y a los demás ya había fracasado.

Los agentes no encontraron a ninguno de los sospechosos principales que planeaban arrestar en Barranquilla ese 25 de septiembre, incluyendo a Saab y sus familiares. El fracaso de la operación produjo titulares en los medios del país y, de acuerdo con el general Luis Vargas, entonces jefe de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía (DIJIN) causó una gran frustración entre oficiales colombianos y agentes federales de Estados Unidos que habían apoyado la investigación.

Pinto, según documentos judiciales, tenía una posición privilegiada en la investigación que se le seguía a la familia Saab. Trabajaba como analista de las líneas interceptadas en la policía, señala la sentencia de condena en su contra por cohecho.

Univision preguntó a De la Espriella por qué había tomado tanto tiempo para denunciar la conducta criminal del policía que terminó arruinando una operación policial de ese calado.

Fechas que no cuadran

El abogado ofreció dos explicaciones: dijo que se debió a que Pinto “parecía evasivo hasta el final”. También respondió que “desde el primer momento” en que fue informado por la abogada de la firma, sobre el acercamiento que buscaba el patrullero, dio “instrucciones precisas para que dicha situación fuera puesta en conocimiento del entonces director de DIJIN, general Vargas”.

Para ello, agregó, envió a un abogado de su oficina, cuyo nombre no reveló, a que se reuniera con el general Vargas.

De la Espriella invitó a este periodista de Univision a verificar esa información con Vargas. El periodista se comunicó con el general y encontró que las fechas citadas por De la Espriella no cuadran.

El general Vargas sostuvo que en efecto se reunió con un abogado enviado por De la Espriella, pero “dos días después del operativo”, es decir el 27 de septiembre. Mientras que De la Espriella aseguró que fue “desde el primer momento”, lo cual corresponde al día 2 de septiembre, fecha del primer encuentro personal de la abogada con Pinto.

La pregunta no respondida por De la Espriella a Univision es por qué, si desde un comienzo estaba preocupado con las intenciones del policía investigador, su abogada, siguiendo instrucciones suyas, continuó en conversaciones durante más de tres semanas y le regaló un celular para facilitar las comunicaciones.

Las autoridades tenían otra información. Una fuente policial cercana a la investigación explicó que Alex Saab “se fugó apenas se expidieron las órdenes de captura en un charter a Caracas con su familia. Esto ocurrió uno o dos días antes del operativo”.

De la Espriella le aseguró a Univision que Saab ni su familia se enteraron del operativo de arrestos a través de él ni de su oficina.

“No hombre, simplemente que había una investigación, cosa que ya se decía”, escribió De la Espriella en un chat con el reportero.

Le puede interesar: Alex Saab: Siga aquí todos los detalles y la cronología del caso

Univision consultó el caso con abogados colombianos sin revelar los nombres de las personas que participaron para conocer desde el punto de vista legal y ético cómo debía haber procedido De la Espriella al enterarse del ofrecimiento de información del policía.

Los abogados coincidieron en que debía de haber informado de inmediato a la fiscalía y al superior del patrullero. Agregaron que existen indicios para que se investigue si hubo obstrucción a la justicia.

El ex magistrado José Gregorio Hernández Galindo explicó que, sin conocer los detalles del caso y analizándolo en abstracto, “si se hubiera frustrado una orden judicial provocando la fuga de una persona cuya detención había sido ordenada por la autoridad judicial eso es un delito y es sumamente grave porque es obstrucción a la justicia”.

Otro abogado, que pidió no se identificado, afirmó que la serie de hechos que sucedieron “como la entrega del teléfono y la huida efectiva del cliente, son indicios de que esa abogada en particular y la oficina, se beneficiaron, sacaron ventaja de esa información, son indicios para que se abra una investigación”.

Salir de la versión móvil