Jorge Litvin: El phishing es el medio para cometer otros delitos

Jorge Luis Litvin

El abogado informó que desde que el Gobierno de la Nación Argentina decretó el aislamiento social para la población, los organismos oficiales y la fiscalía especializada en cibercrimen, recibieron un incremento de hasta un 500 % de denuncias de casos de phishing, fraudes, entre otros.

Antilavadodedinero / Charlie Barrera

Desde que en varios países empezaron a oficializar el aislamiento obligatorio, muchas personas destinan una gran cantidad de su tiempo a navegar el internet. La palabra phishing, tal vez, cada vez tomaba más espacio y los ciudadanos aseguraban ser víctimas de este método de robo de datos.

“El phishing es una maniobra que tiene muchísimo tiempo, empezó con las llamadas telefónicas, pero hoy es través de mail, WhatsApp o mensajes de texto. Es una comunicación fraudulenta en la que alguien -el ciberdelincuente-  se hace pasar por una persona que no es, para lograr que la víctima haga clic en un link o descargue un archivo, y así ´pescar´ los datos de los usuarios. El Phishing es un medio para cometer otros delitos”, explicó desde argentina Jorge Luis Litvin, abogado penalista y especialista en delitos cibernéticos, económicos y contra la propiedad intelectual.

El abogado informó que desde que el Gobierno de la Nación Argentina decretó el aislamiento social para la población, los organismos oficiales y la fiscalía especializada en cibercrimen, recibieron un incremento de hasta un 500 % de denuncias de casos de ciberdelitos.

“Las que más se ven son los fraudes, los casos en los que las victimas menores de edad, el grooming, la difusión no consentida de imágenes y grabaciones intimas, y muchísimos intentos de fraudes a través de phishing en donde hay campañas relacionada con el coronavirus, ofreciendo tapabocas, vacunas, insumos médicos, medicamentos que no curan, es de lo que más se ve hoy en día; independiente de los hostigamientos que surgen porque hay mucha gente que consume mucho internet por tener tanto tiempo en casa, entonces se presta mucho más a esta tipo de conductas, humillaciones e injurias en redes que son muy denunciadas” detalló el especialista.

Jorge Luis Litvin, quien es autor del libro “Hackeados. Delitos en el mundo 2.0 y medidas para protegernos”, expresó que las penas son “ínfimas” para los delitos de suplantación de identidad, o el hostigamiento digital que no son catalogados como delitos sino como una contravención.

“Los más graves en términos de escala punitiva, acá en la Argentina, sería los ransomware o sextorsión, que son casos de extorsión y chantaje, que podrían tener penas de hasta ocho y diez años”, informó. También explicó que en el país están en “escalas penales relativamente bajas para la gravedad y la habitualidad” de estas conductas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

Inscribete en nuestros cursos Online