Petro ofrecerá beneficios al Clan del Golfo a cambio de dar información sobre narcotráfico

El nuevo presidente, Gustavo Petro quien militó en la desmovilizada guerrilla del M-19, anunció que restablecerá una negociación de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) iniciada por el expresidente Juan Manuel Santos, mientras que con las disidencias de las FARC intentará aplicar el acuerdo de 2016 que permitió la desmovilización de 13.000 combatientes.

Antilavadodedinero / Americaeconomia

El Gobierno del entrante presidente Gustavo Petro ofrecerá un «acogimiento» al Clan del Golfo, con la posibilidad de dejar las armas y dar información sobre el narcotráfico a cambio de beneficios no especificados como parte de su intención de lograr una paz total, dijo el canciller designado.

Petro, un economista de 62 años, asumirá el domingo como el primer mandatario de izquierda en la historia de Colombia, con el reto de impulsar ambiciosas políticas económicas y sociales para reducir la pobreza y la desigualdad en el país de 50 millones de personas, así como de silenciar los fusiles y poner fin a la violencia consolidando una paz estable y duradera.

El político, quien militó en la desmovilizada guerrilla del M-19, anunció que restablecerá una negociación de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) iniciada por el expresidente Juan Manuel Santos, mientras que con las disidencias de las FARC intentará aplicar el acuerdo de 2016 que permitió la desmovilización de 13.000 combatientes.

Aunque inicialmente Petro planteó un sometimiento para el Clan del Golfo, su designado canciller Álvaro Leyva dijo que sería un «acogimiento» que les permitiría a los integrantes de esa organización criminal recibir beneficios a cambio de la delación de rutas del narcotráfico, entre otros aspectos.

«A propósito de la paz total, Clan del Golfo ¿estamos en sometimiento o en acogimiento?, una sutileza, en los acuerdos de La Habana se habla de acogimiento. ¿Eso qué es?, puede haber beneficios», aseguró Leyva en un conversatorio sobre paz sin especificar detalles.

Por su parte, el senador Iván Cepeda del izquierdista Pacto Histórico dijo que para las bandas criminales se impulsaría un diálogo que no tendría la categoría de negociación.

«Es evidentemente en el marco de la justicia penal ordinaria que tiene mecanismos y que puede generar mecanismos como principios de oportunidad, beneficios», explicó Cepeda.

El Clan del Golfo, con unos 1.200 combatientes, es la mayor banda criminal del país, está implicada en minería ilegal y narcotráfico, tiene nexos con los cárteles mexicanos y es responsable de asesinatos de líderes sociales y efectivos de la policía y el ejército, según fuentes de seguridad.

Seis de las principales bandas criminales, incluido el Clan del Golfo, anunciaron el mes pasado que están dispuestas a coordinar un cese del fuego, buscando garantías iguales a las obtenidas por otros grupos que se han desarmado mediante acuerdos de paz.

También pidieron al entrante Gobierno que suspenda las extradiciones de cualquier persona comprometida con un posible proceso de paz.

Una de las promesas de Petro en campaña fue buscar una paz total en el país para poner fin por completo a un conflicto de casi seis décadas que ha dejado al menos 450.000 muertos sólo entre 1985 y 2018, según cifras de la Comisión de la Verdad.

El designado comisionado para la paz del entrante Gobierno, Danilo Rueda, dijo en el mismo evento que habrá diálogos transparentes y se escucharán a todas las organizaciones ilegales para desarrollar una estrategia que «posibilite la mayoría de desarmes de personas que están en grupos armados».

Fuentes cercanas al entrante Gobierno aseguraron que los beneficios podrían incluir una reducción de las penas.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online