No fue reconocido por la Corte, el status diplomático de Álex Saab

Álex Saab es un agente diplomático del Gobierno de Venezuela y como tal es inimputable ante la justicia de los Estados Unidos. Esta es la sentencia en la que se ha basado la defensa del cuestionado empresario barranquillero, conocido como el testaferro de Nicolás Maduro.

Antilavadodedinero / Semana

Esta estrategia de presentarlo como agente del Gobierno de Venezuela tuvo su primer traspié y ahora será el Tribunal del Distrito Sur de la Florida el que dicte la última palabra.

David Rivkin, abogado de Saab, presentó ante Circuito 11 de la Corte de Apelaciones de EE. UU. la solicitud de validación del estatus diplomático, pero la decisión le fue favorable. Luego del análisis la decisión fue que “después de una revisión cuidadosa (…) concluimos que el tribunal de Distrito debe decidir, en primera instancia, si Saab Morán es un diplomático extranjero e inmune a ser procesado”.

Esto no quiere decir que Saab no haya sido reconocido como diplomático, la decisión señala que la Corte de Apelaciones no se consideró competente para tomar la decisión, argumentando que “no es su competencia por tratarse de un tribunal de revisión y no de primera instancia”, por lo que dejó el caso en manos de la Corte de la Florida que lleva el caso del empresario.

Es por esto que, según el portal, el panel de la Corte de Apelaciones del Undécimo Circuito no consideró suficientes los argumentos de Saab sobre que su detención, en medio de una recarga de combustible, mientras se desplazaba a Irán, fue una violación a algunas leyes de protección a diplomáticos.

“Las partes no tuvieron la oportunidad de desarrollar completamente el expediente, y la corte de distrito no tuvo la oportunidad de sopesar la evidencia respecto al reclamo de Saab Moran. En consecuencia, devolvemos el caso a la corte de distrito para considerar en primera instancia si Saab Moran es un diplomático extranjero e inmune al enjuiciamiento”, dice el fallo.

Vale la pena recordar que el miércoles 6 de abril el Parlamento de Venezuela aprobó por unanimidad un proyecto que busca exigir respeto por “la condición de diplomático” de Álex Saab, ya que el colombiano enfrenta cargos en los Estados Unidos por conspiración para lavado de dinero.

Según Venezuela, el empresario desde 2018 cumple funciones como agente diplomático con el carácter de enviado especial de dicho en país en Rusia e Irán. Y que, además, después fue nombrado por Maduro como “embajador plenipotenciario ante la Unión Africana en 2020″ y “representante permanente del Gobierno ante la mesa de diálogo desarrollada en México con la oposición venezolana”.

El presidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, Jorge Rodríguez, afirmó que “secuestraron, torturaron, maltrataron, sometieron al aislamientoa indecibles formas de maltrato físico y psicológico a un representante diplomático”.

El barranquillero había sido extraditado al país norteamericano en octubre de 2021 desde Cabo Verde, donde había sido capturado desde junio de 2020 luego de una orden de captura internacional solicitada por la Justicia de los Estados Unidos.

Saab fue incluido a la delegación del gobierno de Nicolás Maduro en los diálogos con los opositores desde septiembre del año pasado, justamente luego de cumplirse un mes de su extradición a Estados Unidos.

Ya con cinco meses detenido en una cárcel de la Florida, en las últimas horas se conoció que se llevó a cabo una nueva audiencia en la ciudad de Miami por el caso que señala a Álex Saab como testaferro del presidente venezolano Nicolás Maduro.

En esta sesión se habló del supuesto estatus de diplomático barranquillero, lo que anularía desde su captura, el 12 de junio de 2020, hasta su extradición desde Cabo Verde.

Para definir el estatus del colombiano, una corte de apelaciones del Circuito 11 de Atlanta tendrá que definir el próximo 16 de abril si Saab es, o no, un miembro diplomático del Gobierno de Venezuela, o si es un antiguo informante de la DEA que estaba escapando de la justicia norteamericana.

Y aunque esto no se defina, el fiscal afirmó que esto es una “artimaña” del gobierno de Nicolás Maduro que busca acreditarlo como delegado de Venezuela para que no pague las cuentas pendientes en los Estados Unidos.

Así también lo hizo el abogado del Departamento de Justicia norteamericano, Jeremy Sanders, que afirmó que Maduro está buscando evitar el juicio penal correspondiente.

“Esta es una artimaña creada por una nación rebelde para evadir el enjuiciamiento penal”, dijo Sanders en la audiencia.

A esto respondió el abogado de Saab que calificó de “precedente peligroso” para los diplomáticos de otros países que no se respete el fuero correspondiente: “Aquí está en juego más que el destino de un hombre”, afirmó David Rivkin, encargado de la defensa del empresario barranquillero.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online