Mónica Alonso: Tiene que haber mejores políticas públicas educativas contra el consumo de drogas

Monica Alonso

La especialista hizo énfasis en que el narcotráfico y el consumo de drogas se debe atacar desde temprana edad, a través del sistema educativo y además mantener los esfuerzos que hacen los gobiernos para localizar los cultivos de drogas.

Antilavadodedinero / A.Lima

Mónica Alonso, abogada especialista en Derecho Comercial y prevención del lavado de dinero, enfatizó que las políticas públicas educativas de los países de la región deben tener un programa para prevenir el consumo y distribución de drogas, incluso desde temprana edad. Alonso también aseguró que muchos gobiernos latinoamericanos enfrentan obstáculos judiciales, económicos y hasta políticos para prevenir o, a su juicio, determinar si ha habido reducción de consumo o distribución.

La abogada añadió que los países que han legalizado algunas drogas dentro de su territorio es porque «hay un reflejo cultural en el que cada país llega en el momento que tenga la madurez suficiente».

Pregunta: ¿Cuáles serían los mecanismos que deberían mejorarse en la región para mejorar y prevenir el narcotráfico?

Respuesta: El narcotráfico es un tema complicado, pero al mismo tiempo muy atractivo para los delincuentes. Es completamente ilícito, pero al mismo tiempo la rentabilidad que les da a los delincuentes es muy alta. Entonces en esa medida digamos que igual las leyes deben ser exigentes y efectivas. Hablando en términos de exigencia, Colombia ha tenido dificultades conocidas con el narcotráfico y el terrorismo y por lo mismo ha tenido que implementar leyes fuertes.

Hace poco hubo una evaluación de parte del Fondo Monetario Internacional de todo el sistema y, aun así, Colombia teniendo experiencia importante en el tema del narcotráfico hubo recomendaciones en términos legislativos para fortalecer las normas, pero hay un tema importante que es la efectividad de estas normas. Porque frente a una problemática como el narco, el terrorismo o la proliferación de armas de destrucción masiva. Es importante tener normas, pero que sean efectivas. Las recomendaciones puntuales fue que las normas fueran efectivas. Tengo las normas, pero debo tener unos entes supervisores que las auditen, y que se judicialicen los casos.

Esta situación está reflejada en otros países de Latinoamérica, que han hecho esfuerzos legislativos que trabajan en el tema, pero cuando reciben una evaluación, les hacen recomendaciones puntuales como para desarrollo legislativo y también para efectividad de esas normas. Colombia es un caso especial por la problemática que aún tiene, y hay otros que están más que cuestionados, que les han llamado la atención, como es el caso de Panamá que le han dicho “necesito que cumpla, si es que quiere salir de la lista gris”, entonces si hay esfuerzos en Latinoamérica, pero falta un poco en términos de recomendaciones y ser muy juicios en la efectividad de esas normas.

P: La región latinoamericana ha atravesado varios procesos y casos de corrupción, además de eso ¿Cuáles serían los obstáculos que enfrentan los Gobiernos de turno para prevenir el narcotráfico o erradicarlo?

R: Ahí hay una complejidad, digamos que un kilo de cocaína se puede vender en dos mil dólares, y ese mismo kilo llega a Europa lo colocan en setenta mil dólares, entonces la capacidad económica que tiene es altísima. En Colombia hay regiones donde la supervisión y vigilancia de cultivos no es muy estricta y son zonas tan recónditas que no llega fácil la fuerza pública. Con tanto dinero que manejan, esto aplica a cualquier otro país, y con posibilidad de tener cultivos. Es difícil combatirlo y después llegar a probar que hay una reducción.

Hay temas en Colombia que tratan de erradicar cultivos fumigando con elementos químicos, pero estos afectan al medioambiente y a la salud. Es complicado porque no ha sido fácil adaptar mecanismos efectivos para reducción de cultivos y si tienen zonas donde los mantienen y van a buscar rutas específicas para sacar a lo que se produzca a través de diferentes medios.

P: ¿Hay reformas a políticas públicas para prevenir el consumo de drogas y qué se propone actualmente?

R: Fuera de la regulación para judicializar a las personas que sean acusadas de narcotráfico o microtráfico, parte de la erradicación de cultivos. En Colombia se ha trabajado para con el propósito de atacar primero la erradicación y luego llegar el tema de judicializar personas que estén incurriendo en eso, pero adicional hay un tema que es el tema de la educación. Entonces hay políticas en términos de salud que se han debatido mucho, está el que distribuye, el que consume y el que demanda.

Buscamos una respuesta sistemática. Hay unas luchas y unos esfuerzos legislativos, que el tema de la erradicación de cultivos está complicado por el tema de los elementos químicos que se usan. Entonces ¿Qué otra cosa puede ser que no sea la erradicación de cultivos? Digamos que se ha avanzado, pero creería que es importante enfatizar y buscar mucho más control y un mejor mecanismo de erradicación con un apoyo muy fuerte con la educación y buscar una estrategia sistemática.

Panamá está haciendo esfuerzos legislativos, estuvo un tiempo en la lista gris, salió volvió a entrar pero resulta que es importante tener en cuenta sino que es volvemos a la efectividad de la norma, porque cuando vienen a supervisar, y el país que supervisa muestra las normas, también pide que muestre los casos de judicialización también que le muestre las visitas de los superintendentes o entes de control, cuáles son los resultados, operaciones inusuales, operaciones sospechosas, miremos índices de cumplimiento de mejoramiento, entonces es un sistema vivo y el esfuerzo debe ser para tener la regulación y cumplir con las recomendaciones y adicionalmente que yo pueda demostrar que efectivamente es un sistema que sirve, aporta y suma.

P: ¿Sería indispensable pensar en nuevas maneras de hacer políticas públicas? Usted mencionaba que se debía atacar el problema y que el principal apoyo sería del tema de educación para prevenir.

R: Digamos que en Colombia se han trabajado algunas políticas públicas. Hay temas que se tocan y se tratan en los colegios, este tema y este enfoque que ha permitido digamos que el narcotráfico y estos delitos han encontrado un sitio donde crecer con facilidad, por ejemplo, en el caso de Colombia.

Tiene que haber políticas públicas, tiene que haber control, tiene que haber prevención, tienes que se políticas lógicas que me permitan a mi controlar, pero también el cultural y de educación, por que como país necesitamos salir de esta situación y la educación es fundamental, porque el tema de la plata fácil, no puede estar ocupado un lugar importante, el tema de la rentabilidad es altísima y llama la atención, ya adicional al tema de la efectividad de la políticas, y de las políticas públicas, existe una estrategia de educación desde los primeros años eso contribuiría a que todas esas políticas públicas y todo este esfuerzo tenga mayor apoyo y pueda ser realmente efectivo, en que cierta aprobación de que la plata fácil es una opción, realmente pueda evolucionar, y erradicarse de la mente de tantas personas y piense más en un crecientito personal con esfuerzo, aportar al país y que al mismo tiempo piensen en ellos mismos. La educación es una parte fundamental.

P: En Uruguay y en algunos estados de Estados Unidos existen cierta legalidad en cuanto a la marihuana, y hablando de la parte cultural. ¿Cuáles sería la manera en que se pudiera hacer en otros países?

R: Panamá es más cuestionado por regulación, más que por cultivos. Pero todos los delitos van a generar esta cantidad de dinero que necesita canalizarse. No solo se debe controlar, el cultivo, pero también hacia donde van ese dinero, que es el caso de Panamá. Respecto a EEUU y Uruguay y en algunos estados de EEUU, hay un tema de maneja de político.

En Colombia no es permitido ni cuando es un tema de salud, y eso que ha habido un manejo del tema de una manera muy amplia y entonces digamos que una orientación política dice esto de la legalidad, después el otro al contradice y el otro los vuelve a colocar en la opinión pública. Entonces ha habido un tema de contradicción pero que responde a todo el bagaje cultural que ha habido en Colombia, y digamos que EEUU y otros países se diferencia, el consumo, o lo permitido como dosis mínima, y el otro tema es la comercialización, entonces eso debe estar claro porque no pueden detener a una persona que tiene 18 dosis personales, porque ya sería comercialización.

Digamos que en algunos estados de EEUU se piensa en un problema de salud, el consumidor ya hace parte del problema de ese problema de salud y de prevención. Hay países de Europa, Holanda, donde se permite la dosis mínima y adicional tienen condiciones específicas para que los adictos puedan acceder de una manera higiénica a esa droga. Hay un reflejo cultural que cada país llega en el momento que tenga la madurez suficiente, pero a la vez una diferenciación muy clara pero que separan lo que es un consumo mínimo a una comercialización.

P: Avanza la tecnología y con ella la manera en que los narcotraficantes buscan que su negocio ilícito se mantenga, pero también los gobiernos se benefician de la tecnología. Son grandes sumas de dinere, ganancias muy grandes que las llevan a monedas digitales ¿Cómo harían las autoridades para prevenir el lavado de dinero de manera digital?

R: Es lo que hemos hablado, empieza con cultivos, pero termina en una cantidad e dinero que se necesita canalizar y darle apariencia de legalidad. Ese ciclo para volver a utilizar e integrarlo a la economía. La tecnología va en dos sentidos, hablamos de los lavadores y narcos y de esta gente y esta cadena, que es gente preparada y pendiente de cómo hacerlo para no sea detectado, se utilizan todo tipo de trasferencias, dinero electrónico, criptomonedas o bitcoin.

Piensan bien ubicar donde hay menos controles y tratan de buscar países donde haya menos controles para llevar hacia allá ese dinero, o donde haya controles, pero al momento de auditar no sean exigentes hay un juego de poderes. Ahí es donde las autoridades y gobiernos aprovechan también la tecnología para poder evitar y controlar todo lo que es el lavado de dinero y llegar a judicializar.

No es fácil. Si se dice hacer un seguimiento a criptomonedas, es mucho más fácil hacer un seguimiento a una cuenta corriente o a un título valor, pero cuando hablamos de criptomoneda no es tan sencillo, sin embargo el esfuerzo que debe hacer cualquier gobierno es, poder tener herramientas suficientes para frenar el delito, pero hay ser conscientes que con todo el tema de la tecnología y la internalización y el comercio global es un reto mayor para que la canalización de estos recursos pueda prevenirse, evitarse o controlarse.

Hay un punto importante y es que hay que tener en cuenta que los lavadores son inteligentes, no podemos subestimarlos, en algunos países es fácil constituir una empresa fachada, y si lo mezclo con criptomonedas y luego uso transferencias grandes con sobre facturaciones y triangulo entonces el reto para las autoridades es muy alto. Estos delincuentes tienen mucho dinero para invertir y ellos tiene poder económico para hacer sus delitos, las autoridades deben tener capacidad para aprovechar herramientas y utilizar tecnología.

En este tema electrónico, los países hacen esfuerzos para regularizar. Yo no he visto resultado para saber exactamente cuánto se ha prevenido en estas nuevas regulaciones o que estrategias. Pero si se conoce que se están haciendo esfuerzos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online