Matamba y Pablo Escobar entre las fugas más recordadas de cárceles colombianas

l escape de Juan Larrinson Castro Estupiñán, alias ‘Matamba’ de la cárcel La Picota de Bogotá, vestido con un uniforme del INPEC, se suma al de una larga lista de detenidos que han burlado a las autoridades penitenciarias, muchas veces con su complicidad.

Antilavadodedinero / ElUniversal

‘Matamba’, de acuerdo con versiones preliminares, habría salido de La Picota la noche del jueves vestido como un funcionario del INPEC, al parecer con complicidad de un guardián de la cárcel. Al llegar a la puerta habría huido en una motocicleta.

Su fuga se dio a conocer cuando en una revisión de rutina, la guardia se percató que ‘Matamba’ no estaba en la celda por lo que activaron el plan de búsqueda. Primero hicieron un recuento. Luego buscaron en cada rincón del penal.

Sobre las 9:00 a.m. mientras crecían los rumores sobre la fuga, corrió la versión de que ‘Matamba’ no se había fugado y que lo habían encontrado embriagado en otro patio. No obstante a mediodía el Instituto confirmó que en realidad sí se había escapado.

Como en el caso de ‘Matamba’, la corrupción y el ingenio de los delincuentes han sido la fórmula detrás de las fugas más tristemente recordadas de las cárceles del país.

Pablo Escobar

El jefe del Cartel de Medellín burló en diferentes ocasiones a las autoridades, pero una de las más recordadas es, justamente, el escape que realizó mientras se encontraba recluido en el centro penitenciario La Catedral (cárcel que él mismo hizo para aceptar estar ‘capturado’), en Antioquia.

Escobar se había entregado a las autoridades en junio de 1991 y se voló de dicho establecimiento en julio de 1992.

La fuga fue posible con complicidad de las mismas autoridades y fue materializada por el narcotraficante luego de pasar por una pared que estaba construida con yeso.

Aida Merlano

Como si fuera el ‘Hombre Araña’, así cayó Aida Merlano, del tercer piso del Centro Médico La Sabana, ubicado en el norte de Bogotá, lugar de donde se fugó en octubre de 2019.

Todo pintaba que iba a ser una consulta médica tranquila. Merlano salió de la cárcel el Buen Pastor con dos guardias del Instituto Nacional Carcelario y Penitenciario (INPEC), como era costumbre y como está establecido en el protocolo de seguridad de la entidad.

El reloj rondaba pasadas las 3:00 de la tarde, momento en el que espectadores vieron descender del tercer piso y con una cuerda roja, que estaba atada a un escritorio, a la exrepresentante a la cámara. Su caída fue brusca, por lo que no pasó inadvertida, cinco personas, entre ellas, al parecer, el celador del centro médico, se acercaron para verificar que no estuviera lesionada.

Merlano asentía con la cabeza que estaba bien, se limpiaba su vestimenta blanca y mientras tanto una moto con un hombre abordo y un casco en su mano derecha aguardaban por ella.

La política conservadora, al parecer, agradeció la preocupación de las personas que por poco la ayudaron a levantar del piso, tomó el casco, se lo puso, se subió a la moto y en segundos ya no había rastro de ella.

Alexander Urrego

La fuga de Alexander Urrego, al igual que la de Aída Merlano, también se presentó cuando acudía a una cita médica.

En septiembre de 2013, cuando llegó hasta una clínica en el sur de Bogotá, cinco hombres fuertemente armados y encapuchados llegaron a bordo de una camioneta y luego entraron al establecimiento y, tras un cruce disparos contra el dispositivo de seguridad, lograron que Urrego pudiera salir y escapar junto a ellos en el mismo vehículo en el que habían llegado hasta el centro médico.

Pichi

En 2015, sin hacer un solo disparo, a plena luz del día y en un concurrido centro médico de Cañaveral, se registró la fuga de Óscar Camargo Ríos, alias ‘Pichi’, uno de los cinco delincuentes más buscados por la Policía en el área metropolitana.

Tras permanecer 56 días en la Cárcel de Palogordo, se fugó al saltar de un segundo piso, cuando asistía al médico.

‘Pichi’ fue trasladado en una patrulla del Inpec desde la Cárcel de Palogordo, hasta un centro clínico en el sector de Cañaveral, con el fin de que asistiera a una cita médica que tenía programada.

El recorrido transcurrió con normalidad, y la patrulla llegó al centro médico sobre las 8:50 de la mañana. Al reo lo bajaron del vehículo debidamente esposado y escoltado por dos guardianes del Inpec.

Luego de registrarse en la entrada, a alias ‘Pichi’ lo subieron al segundo piso, donde tenía la cita, y antes de ingresar a la consulta, lo sentaron en la sala de espera.

De acuerdo con las autoridades, a las 9:00 a.m. el delincuente aprovechó el momento en el que uno de los guardianes le quitó las esposas para la revisión médica, salió corriendo, abrió una ventana y por allí se lanzó, ante la mirada atónita de los testigos.

Apenas cayó en el primer piso, ‘Pichi’ se reincorporó y empezó a correr hacia la autopista, donde lo esperaba un hombre en una motocicleta DT-125 color negro.

Tiempo después fue recapturado y trasladado a la Cárcel de Valledupar.

‘El Desalmado’

En 2015 Cristopher Chávez Cuéllar, alias ‘El Desalmado’, se fugó de la cárcel de mediana seguridad de Las Heliconias, de Florencia, Caquetá,

La fuga de alias ‘El Desalmado’, detenido por el homicidio de varios niños en Florencia, se dio por los muros del penal, utilizando para ello un cortafrío, para cortar los cables y alambres, entre la media noche y las cuatro de la mañana.

Las autoridades se dieron cuenta de su fuga durante un conteo de rutina.

‘Bochica’

Hugo Antonio Toro, alias ‘Bochica’, comandante del grupo ilegal Jorge Eliécer Gaitán (Jega), responsable del secuestro de Juan Carlos Gaviria, se escapó un primero de enero de 1999, de la cárcel la Picota, de Bogotá, junto a dos de sus hombres.

Ese día y justo después de la visita de cientos de familiares, quienes habían llegado al penal a dar el saludo de fin de año, (Jega) y sus hombres se metieron en la basura que fue transportada en carretilla hasta el carro recolector.

Entrada la noche, un guardia interno notó la ausencia de Bochica y de inmediato activó la alarma.

Esta fuga se dio, al parecer, con complicidad de algunos guardias, quienes no revisaron la basura, a pesar de que pasó por varios patios.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online