López Obrador y Díaz Canel acusados de fraude al presupuesto de salud

El senador de la República de Veracruz, Julen Rementería arremetió contra el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador y el gobernante cubano Miguel Díaz-Canel por presuntamente orquestar un fraude de 255,873,177 MDP ($12,682,998.82) al presupuesto de salud de México.

Antilavado de dinero / El Nuevo Herald.

En su perfil de Twitter, Rementería detalló en varios mensajes que el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), canalizó recursos públicos al gobierno de Ciudad de México para contratar médicos cubanos, quienes, según evidencias, ejercieron en la capital mexicana sin contar con los títulos requeridos para ejercer como profesionales de salud.

Según uno de los mensajes publicados por el senador, el 21 de abril del 2020, el INSABI, a través de un convenio de colaboración, transfirió 135,875,081.52 MDP ($6,734,990.82) al gobierno de la Ciudad de México para ayudar en la crisis de la pandemia.

“El 24 de abril de 2020 (solo 3 días después), el Gobierno de Ciudad de México firma con la dictadura cubana dos ‘convenios bianuales’: (1ro) 135,875,081.52 MDP ($6,734,990.82) y (2do) 103,638,266.40 ($5,137,091.84). Ambos tienen por objeto la contratación de ‘médicos cubanos’ para ayudar en los hospitales públicos mexicanos”, expuso.

El senador también detalló que, en ambos convenios bianuales, el Ministerio de Salud de Cuba se comprometía en garantizar que el personal enviado a México tuviese total capacidad y experiencia.

“Mediante transparencia pedimos al Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS) que nos proporcionara los siguientes datos de los médicos cubanos: salarios, copias de títulos profesionales, acreditación de su profesión en México, criterios de compatibilidad, Unidades médicas a las que fueron enviados”, apuntó el senador.

“El IMSS nos contestó ‘que no tienen competencia para entregarnos dicha información’. Esto quiere decir que el IMSS aceptó como ‘médicos’ a personas extranjeras sin corroborar que estuvieran titulados y los puso a atender pacientes de COVID en plena pandemia”.

También Rementería explicó que hizo la misma solicitud al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), a la Secretaría de Salud de México, al Instituto Nacional de Migración y a la Comisión Nacional de Arbitraje Médico, y ninguno de ellos pudo proporcionar la información deseada.

Finalmente, logró recibir respuesta por parte de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México, la cual dijo que ellos no contaban con la documentación que acredite a esas 585 personas como médicos, porque esa no era su responsabilidad, sino del Ministerio de Salud de Cuba.

“Y ahí es donde se contradicen, porque en ambos convenios bianuales, la propia Secretaría de Salud de la Ciudad de México se dice RESPONSABLE de tramitar el permiso para que estas personas puedan ejercer como profesionales de salud”, añadió el senador.

Según su análisis, cada médico cubano les costó a los mexicanos 437,390.05 pesos en total ($21,720.72), mientras que un médico “titulado” del país azteca gana en el IMSS 17,000 mensuales ($844.22) y los tienen sin herramientas para trabajar.

“En nuestro país van más de 270 mil víctimas de COVID. ¿Cuántas familias mexicanas perdieron un ser querido por la negligencia médica de estos falsos médicos? ¿Cuántas vidas costó este fraude de la dictadura cubana a las familias mexicanas? Esto no para aquí. Queremos los expedientes de los pacientes que trataron estos falsos médicos. Queremos saber cuántos mexicanos murieron por culpa de este fraude. Queremos que se indemnice a los familiares de las víctimas de este fraude. Queremos que los responsables respondan ante la ley”, aseguró el senador en sus últimos mensajes.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

Inscribete en nuestros cursos Online