Las estafas más comunes en Instagram y cómo evitarlas

Instagram cuenta actualmente con más de un millón de usuarios repartidos por todo el mundo, posicionándose como la ‘cuarta red social’. Esta creciente popularidad ha hecho que se convierta en una plataforma que atrae a los ciberdelincuentes, los cuales ven entre estos miembros una opción potencial para efectuar sus ataques.

Antilavadodedinero / Yahoo

Los estafadores de Instagram usan varios métodos para convertirte en víctima de un robo o un ataque. Por lo general, estos fraudes cibernéticos buscan algo valioso, como dinero o información confidencial. Con el objetivo de evitar que los usuarios caigan en este tipo de trampas, a continuación, vamos a exponer los engaños más comunes en esta plataforma, así como algunos tips sobre cómo protegerse frente a ellos.

Phising

El phishing es una de las técnicas más antiguas y conocidas en el mundo de las redes sociales. Esta consiste en robar la información personal y las credenciales de acceso del usuario con el fin de vender estos datos o suplantar la identidad. Esto se suele hacer vía correo electrónico, lo que vuelve más creíble al engaño. 

El mensaje incluye un enlace falso para el restablecimiento de la contraseña. Una vez que el propietario de la cuenta hace clic en ese enlace, es dirigido a una página falsa de inicio de sesión que recopilará las credenciales y permitirá a los estafadores acceder a la cuenta.

La popularidad mundial de Instagram ha hecho que se convierta en una plataforma que atrae a los ciberdelincuente. (Foto:  OLIVIER DOULIERY/AFP via Getty Images).
La popularidad mundial de Instagram ha hecho que se convierta en una plataforma que atrae a los ciberdelincuente. (Foto: OLIVIER DOULIERY/AFP via Getty Images).

Uno de los consejos para no caer en esta trampa es estar atento de cómo está redactado el correo electrónico. Si un correo tiene errores ortográficos, gramaticales o incluso semánticos, es muy probable que este no sea real. Asimismo, también es fundamental fijarse en las direcciones desde las que se envía el correo y comprobar si es oficial.

Estafas ‘románticas’

Los estafadores románticos te piden dinero después de ganarse tu confianza, por lo general, mediante coqueteo o seducción. No debemos pasarla por alto, porque es una de las que más se produce. Los ciberdelincuentes se hacen pasar por una persona y flirtean a través de likes, comentarios, mensajes directos, etc. 

Cuando el estafador considera que ya ha conseguido su objetivo, empieza a pedirle dinero a la víctima. Una forma de intentar evitar esta estafa es buscar las imágenes de la cuenta en Google para comprobar que no son imágenes tomadas de otras cuentas.

Vendedores falsos

Una de las últimas actualizaciones de Instagram introdujo la posibilidad de que las marcas anunciaran sus propios productos. Este tipo de engaño se caracteriza porque suelen ser productos de una calidad muy alta a precios sumamente bajos. 

Si la persona se arriesga a realizar la compra, es posible que esta nunca llegue, que se envíe un producto de mala calidad o que le envíen otro artículo que no pidió. Aquí lo fundamental es fijarse en los mismos detalles que en los casos de phishing. Direcciones web protegidas con https://, certificado de autenticidad y desconfiar de toda oferta de marcas sin reputación. Tampoco nos podemos fiar de las reseñas, porque puede que sean falsas.

Cuentas clonadas

La clonación de cuentas también es otro de los engaños más comunes dentro de esta red social. Concretamente, consiste en robar la identidad de una persona y crear una cuenta alterna a la oficial para así hacerse pasar por dicho usuario. 

Los ataques de clonación no se centran sólo en famosos, sino que los ciberdelincuentes también replican fácilmente las cuentas de usuarios normales, para hacerse pasar por ellos e intentar llegar a sus amigos y seguidores de la red social. Lo recomendable en estos casos es contactar a la persona citada y verificar si es él, o, por el contrario, le han hackeado la cuenta.

Verificación de la cuenta

Por último, le traemos la estafa de la cuenta verificada, que es una de las menos comunes, pero con la que podemos llegar a perder mayores cantidades de dinero. El estafador se pone en contacto con el usuario a través de un mensaje directo ofreciéndole el tic de verificación por una tarifa. Si accedemos a pagar esto no obtendremos la verificación, simplemente habremos sido estafados.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

Inscribete en nuestros cursos Online