La región debe adoptar medidas integrales contra violencia a lesbianas

En el Día Internacional de la Visibilidad Lésbica, la CIDH llama a los Estados de la región a adoptar medidas integrales para prevenir la violencia basada en el prejuicio, en observancia de su deber de debida diligencia, para proteger y prevenir la discriminación estructural e interseccional a la que se enfrentan las lesbianas.

Antilavadodedinero / Oas.org

Las mujeres y personas que se identifican como lesbianas en la región se encuentran en riesgo de sufrir actos de violencia motivados por prejuicios que buscan castigar la diversidad de orientaciones sexuales, identidades y expresiones de género. Al respecto, la CIDH ha destacado, en distintas oportunidades, que las mujeres lesbianas se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad ante actos de violencia letal motivada por el prejuicio, así como prácticas violentas comúnmente llamadas “terapias de conversión”.

Ante estas experiencias y persistente situación de riesgo, los Estados deben observar sus obligaciones internacionales para erradicar la discriminación y adoptar estrategias para prevenir factores de riesgo y fortalecer a las instituciones encargadas de responder ante actos de violencia.

Las obligaciones de los Estados incluyen aquellas derivadas de la Convención de Belém Do Pará, que requiere implementar medidas concretas para erradicar decisivamente los estereotipos de género que motivan la violencia por prejuicio mediante iniciativas educativas que promuevan un cambio cultural.

La CIDH llama a los Estados a desarrollar políticas integrales de prevención, atención y erradicación de la violencia de género, que atiendan a las causas estructurales e interseccionales de discriminación basada en género y orientación sexual. Esto incluye asegurar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y otras personas que se identifiquen como lesbianas. La Comisión destaca que las políticas de prevención de la violencia por prejuicio deben basarse en información recolectada de manera sistemática y desagregada, según estándares interamericanos.

Finalmente, la Comisión llama a los Estados a firmar y ratificar la Convención Interamericana contra todas las Formas de Discriminación e Intolerancia.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online