La convergencia inflacionaria será uno de los eventos más importantes en 2022

La convergencia inflacionaria será uno de los eventos más importantes en 2022, ya que los bancos centrales, principalmente los de países desarrollados, cambiaron su postura frente a la temporalidad de la inflación.

Antilavado de Dinero / Memo.

Este año, la reapertura económica y la continuación de estímulos monetarios y fiscales beneficiaron a los activos de riesgo. Los commodities y las acciones en EE.UU. (particularmente las de crecimiento) estuvieron entre los activos de mejor rendimiento, mientras que la renta fija y los mercados emergentes se llevaron la peor parte.

Dadas las sorpresas inflacionarias y el elevado nivel de la misma a lo largo de los países, los estímulos fiscales y monetarios parecen haber llegado a su fin y las condiciones financieras más ajustadas empezaran a ser la norma a partir del próximo año.

La convergencia inflacionaria será uno de los eventos más importantes en 2022, ya que los bancos centrales, principalmente los de países desarrollados, cambiaron su postura frente a la temporalidad de la inflación.

La falta de convergencia inflacionaria en 2022 podría llevar a los bancos centrales a pisar el acelerador respecto a la suba de tasas, con consecuencias directas para las condiciones financieras y los precios de los activos, particularmente en un entorno de elevadas valuaciones.

Si bien somos constructivos para 2022, ponemos el énfasis en la dinámica inflacionaria y en la necesidad de convergencia de la misma, particularmente en los países desarrollados, ya que las decisiones de los bancos centrales llevarían a condiciones financieras más ajustadas.

En términos geográficos, creemos pertinente diversificar hacia acciones fuera de EE.UU. Favorecemos la diversificación hacia Europa y Japón, mientras que para emergentes las condiciones financieras globales pueden jugar un papel importante. A su vez, vemos más atractivas las acciones de valor por sobre las de crecimiento, y el factor calidad cobrará mucha relevancia.

Dentro de la renta fija, muy probablemente la presión sobre las tasas de interés vaya a continuar, por lo que es recomendable tomar exposición en bonos de corta duración (preferentemente en mercados emergentes) y/o con tasa variable.

Los factores detrás del dinamismo en las materias primas durante este año, la aceleración en el crecimiento económico global por los estímulos fiscales y monetarios junto con los cuellos de botella generados por la reapertura económica, deberían perder impulso en 2022, con lo que luce menos probable observar un retorno tan robusto como en 2021.

Renta variable 

En EE.UU la economía esta sólida. En la renta variable, las ganancias de las empresas mejoran trimestre a trimestre. En términos de valuaciones, el múltiplo precio/ganancias del S&P está por encima del promedio histórico. En Europa el desarrollo económico es consistente. La postura dovish del Banco Central seguiría acompañando el crecimiento. En la renta variable, las ganancias en las empresas son sólidas. En China la economía está atravesando un proceso de desaceleración. Está expuesta a mayor intervención regulatoria en el sector privado. Sin embargo, las valuaciones están en niveles mínimos relativos al S&P. En mercados emergentes las economías están en proceso de recuperación. Tienen valuaciones baratas en términos del múltiplo precio/ganancia. En América Latina hay exposición a riesgos políticos por el contexto de elecciones, particularmente en Brasil, Chile y Colombia. Posicionamiento: En renta variable, con los valores de las acciones por encima del promedio histórico, la convicción es media y favorecemos mercados desarrollados sobre emergentes, ponderando value sobre growth. 

Renta fija 

Las tasas del tesoro a 10 años y las de grado de inversión están históricamente bajas. El posicionamiento no pareciera ser atractivo en un contexto de una Reserva Federal con una postura más agresiva frente a la inflación y acelerando el ritmo de reducción de estímulos monetarios. En la parte corta de la curva de high yield los rendimientos parecen compensar los riesgos de suba de tasa. Frente al riego de suba de tasa y presiones inflacionarias, el posicionamiento en duración corta disminuye el riesgo de pérdidas. La tasa variable suele acompañar el proceso de suba de tasas de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos. Posicionamiento: En renta fija, en un contexto donde los bancos centrales empiezan a tomar una postura más restrictiva con la inflación, la convicción es alta en instrumentos con baja duración o tasas variables. 

Alternativos 

En un contexto en el que continúa el rebote del crecimiento después de la pandemia, seguirán las presiones en la demanda de commodities, especialmente en el sector energético y agropecuario, a la vez que las valuaciones se encuentran moderadas en términos reales. Posicionamiento: En commodities, la convicción es alta.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online