La Casa Blanca prevé un cierre del gobierno y advierte a las agencias federales

Agencias gubernamentales deberá prepararse para un posible cierre de Gobierno Federal, así lo informó la Casa Blanca recientemente. Todo podría deberse a que hasta el momento no se ha firmado unque debe aprobarse antes del 30 de septiembre.

Antilavadodedinero / Telemundo

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki informó que están tomando todas las medidas posibles para mitigar el impacto por el posible cierre. 

Hasta el momento, no hay un dictamen formal, pero para ella es solo un recordatorio, así lo informo Telemundo.

“Tenemos que estar preparados, por supuesto, en cualquier caso de cualquier contingencia, por lo que vemos esto como un paso de rutina que es sólo para estar preparados”, dijo Psaki. Mientras tanto en el Congreso se encuentran en una carrera contra el reloj. Esto para poder alcanzar los múltiples plazos de una serie de prioridades legislativas.

Entre esas se encuentra la aprobación de la ley para poder realizar una financiación provisional y evitar el cierre de las agencias gubernamentales.

Otras de las prioridades que están estudiando es la ayuda a las catástrofes por las tormentas e incendios forestales. Así como también el dinero extra para ayudar a los evacuados afganos.

También, el congreso intenta ampliar el límite de la deuda para evitar el impago antes de la fecha límite prevista para octubre, lo que supondría una catástrofe económica.

Demócratas

Asimismo, en el caso de los demócratas, estos pretenden aprobar el proyecto de ley de infraestructuras.

Y al mismo tiempo buscan completar un amplio paquete multimillonario de gasto social y prioridades fiscales, todo ello en un plazo reducido.

Tanto los demócratas del Congreso como la Casa Blanca llegaron a un acuerdo sobre el apartado de ingresos de su multimillonario proyecto de ley de seguridad social, un paso importante para lograr un acuerdo final.

Por su parte, el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, manifestó, “la Casa Blanca, la Cámara de Representantes y el Senado llegaron a un acuerdo sobre un marco de trabajo que pagará cualquier acuerdo final negociado”.

Este anuncio se produjo, luego de que el presidente Joe Biden, organizara múltiples reuniones con los grupos que representan las distintas alas de la bancada demócrata, Cámara de Representantes y el Senado.

Esto con el fin de lograr un consenso en cuanto a los gastos sociales y la infraestructura.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi también manifestó que “tenemos un consenso abrumador, quizá 10 a 1, 20 a 1 dentro de nuestra bancada en cuanto a estas prioridades, pero queríamos asegurarnos de que se había pagado”.

Trabajo por delante

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, aseguró que el acuerdo era una señal de progreso y que todavía había que discutir con los legisladores el camino a seguir.

“Pero no hay duda de que hay mucho trabajo por delante que se desarrollará durante el resto del día, en los próximos días”, dijo.

Por su parte, los legisladores progresistas han manifestado que no apoyarán el proyecto de ley de infraestructuras aprobado por el Senado.

Esto sería un fracaso ante una de las principales prioridades de los líderes demócratas. Pero todo cambiaría si se aprueba primero el paquete de reconciliación de 3.5 billones de dólares.

Dentro del Congreso

En el lugar donde se reúnen los lideres se han generado ciertas reacciones ante estas propuestas.

En el caso de la líder del Caucus Progresista del Congreso, la representante Pramila Jayapal, ha pronosticado que docenas de demócratas desertarán. 

“Votarán en contra del proyecto de ley de infraestructuras si no se aprueba primero el proyecto de gasto más amplio en el Senado”, afirmó.

Por su parte, el líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, dijo que votará en contra del proyecto de ley de reconciliación y animará a sus miembros a hacer lo mismo. “Ya no lo veo como un proyecto de ley bipartidista”, dijo “voy a votar no”,.

Asimismo se le preguntó cómo explicaría eso a los electores que quieren mejoras en las infraestructuras, McCarthy agregó:

“No consigues millones de dólares para carreteras y banda ancha. Lo que obtienes son 5 billones de dólares de más inflación” y “un gran Gobierno socialista más grande”.

Por su parte Pelosi, mantiene que el proyecto de ley de reconciliación todavía estaba en la agenda después de prometer a los legisladores centristas que se someterá a votación en la Cámara.

“No digo eso, digo que presentaremos nuestra legislación cuando esté lista”, aseguró Pelosi, quien añadió que el proyecto de ley está en un “muy buen lugar”.

“Siempre he estado muy tranquila con esto, porque es como si pasara lo mismo, toda esta pataleta, pero al final del día estaremos unidos por el pueblo estadounidense”, dijo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

Inscribete en nuestros cursos Online