Justicia de EE.UU acusa a 10 personas por cibercrimen y lavado de dinero a Medicare

El Departamento de Justicia de los EE. UU. anunció hoy cargos contra 10 acusados ​​en varios estados en relación con múltiples compromisos de correo electrónico comercial (BEC), lavado de dinero y esquemas de fraude electrónico que apuntaron a Medicare, programas estatales de Medicaid, aseguradoras de salud privadas y muchas otras víctimas y resultaron en más de $11.1 millones en pérdidas totales.

antilavadodedinero / Justice.gov

“La División Criminal y nuestros socios están comprometidos a responsabilizar a aquellos que buscan llenar sus propios bolsillos a través de esquemas sofisticados de lavado de dinero y compromiso de correo electrónico comercial dirigidos a aseguradoras de salud públicas y privadas, así como a víctimas individuales”, dijo el Fiscal General Adjunto Kenneth A. Polite. , Jr. de la División Criminal del Departamento de Justicia. “Como demuestran estos casos, trabajaremos incansablemente para combatir el fraude que afecta a Medicare y Medicaid, que son vitales para brindar atención médica a millones de estadounidenses, incluidos algunos de nuestros ciudadanos más vulnerables”.

Los cargos se derivan principalmente de esquemas de BEC en los que se alega que personas que se hacen pasar por socios comerciales desviaron dinero de forma fraudulenta de las cuentas bancarias de las víctimas a cuentas que ellas o los co-conspiradores controlaban (a veces mediante el uso de «mulas de dinero» reclutadas) mediante el uso de correo electrónico falsificado. direcciones, apropiaciones de cuentas bancarias y métodos fraudulentos similares diseñados para engañar a las víctimas haciéndoles creer que estaban haciendo pagos legítimos.

“Estos acusados ​​defraudaron a numerosas personas, empresas y programas federales, lo que resultó en pérdidas financieras de millones de dólares para programas federales vitales destinados a brindar asistencia a los necesitados”, dijo el fiscal federal Ryan K. Buchanan para el Distrito Norte de Georgia. “Nos comprometemos a continuar trabajando junto con nuestros socios federales y estatales para investigar y enjuiciar a quienes participen en actividades de fraude y lavado de dinero que resulten en daños financieros y psicológicos a los miembros de nuestras comunidades”.

“En el Distrito de Carolina del Sur, hemos visto un marcado aumento en las estafas por correo electrónico, el robo de identidad y los esquemas de lavado de dinero relacionados”, dijo el Fiscal Federal Adair Boroughs para el Distrito de Carolina del Sur. “Estas acusaciones demuestran nuestro compromiso inquebrantable de luchar contra los delitos en Internet y responsabilizar a los estafadores en Internet, en particular cuando sus esquemas se enfocan en programas financiados por los contribuyentes destinados a beneficiar a los más vulnerables entre nosotros”.

Los procesamientos anunciados hoy incluyen presuntos esquemas que desviaron de manera fraudulenta los pagos destinados a los hospitales para brindar servicios médicos a los pacientes. Por ejemplo, supuestamente se enviaron correos electrónicos fraudulentos de cuentas similares a las asociadas con hospitales reales a programas de seguros de salud públicos y privados solicitando que los reembolsos futuros se enviaran a nuevas cuentas bancarias que no pertenecían a los hospitales. 

Sin saberlo, cinco programas estatales de Medicaid, dos contratistas administrativos de Medicare y dos aseguradoras de salud privadas supuestamente fueron engañadas para que hicieran pagos a los acusados ​​y sus cómplices en lugar de depositar los pagos de reembolso en cuentas bancarias pertenecientes a los hospitales.

“Estas acusaciones representan un esfuerzo descarado para desviar dinero, en parte, de programas esenciales de atención médica para financiar ganancias personales”, dijo el subinspector general de investigaciones Christian J. Schrank de la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE. UU. ( HHS-OIG).

 “Una de las principales preocupaciones de HHS-OIG es la integridad de los programas como Medicare y Medicaid, por lo que es una prioridad máxima perseguir a las personas que los explotan financieramente. Esta acción coordinada es un excelente ejemplo del compromiso que tienen HHS-OIG y nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley para defender el sistema federal de atención médica contra el fraude”.

“Millones de ciudadanos estadounidenses dependen de Medicaid, Medicare y otros sistemas de atención médica para sus necesidades de atención médica. Estos sujetos utilizaron esquemas financieros complejos, como BEC y lavado de dinero, para defraudar y socavar los sistemas de atención médica en los Estados Unidos”, dijo el subdirector Luis Quesada de la División de Investigación Criminal del FBI. “Los esquemas de fraude de adultos mayores y fraude romántico utilizados por los sujetos a menudo se dirigen a nuestros ciudadanos más vulnerables y el FBI está comprometido a buscar justicia para aquellos que fueron víctimas de estos esquemas”.

Esta semana, se revelaron los cargos contra seis acusados ​​en el Distrito Norte de Georgia y contra un acusado en el Distrito de Carolina del Sur. Además, un acusado fue acusado previamente en el Distrito Norte de Georgia y otro fue acusado anteriormente en el Distrito Este de Virginia. Un tercer acusado previamente acusado en el Distrito Norte de Texas se declaró culpable y fue sentenciado. 

Los presuntos esquemas causaron más de $4.7 millones en pérdidas a Medicare, Medicaid y aseguradoras de salud privadas, y $6.4 millones en pérdidas a otras agencias del gobierno federal, empresas privadas e individuos, como víctimas mayores de fraude romántico que fueron engañadas para que enviaran cientos de miles de dólares a los acusados ​​y sus cómplices.

Los siete acusados ​​contra quienes se revelaron los cargos esta semana son:

  • Biliamin Fagbewesa , de 31 años, de Columbia, Carolina del Sur, fue acusada formalmente en el Distrito de Carolina del Sur el 8 de noviembre de tres cargos de lavado de dinero y un cargo de obtención ilegal de la naturalización. Según documentos judiciales, Fagbewesa supuestamente usó una identidad robada para abrir cuentas bancarias a nombre de una empresa ficticia para recibir más de $1.4 millones de ganancias desviadas de manera fraudulenta de un programa estatal de Medicaid, un hospital y otros, aproximadamente $583,000 de los cuales Fagbewesa lavó y se gastó, entre otras cosas, en los pagos de alquiler de Fagbewesa. Si es declarado culpable del cargo más alto, enfrenta una pena máxima de 20 años de prisión.
  • Patrick Ndong-Bike , de 32 años, de Atlanta, Georgia, fue acusado formalmente en el Distrito Norte de Georgia el 15 de noviembre de cuatro cargos de lavado de dinero. Según documentos judiciales, Ndong-Bike supuestamente usó identidades falsas para abrir cuentas bancarias a nombre de esas identidades y compañías ficticias para recibir aproximadamente $2.4 millones de ganancias del fraude BEC y otros esquemas similares, aproximadamente $679,000 de los cuales Ndong-Bike lavó y gastó , incluidos los ingresos que se desviaron de manera fraudulenta de Medicare y varias empresas privadas. Si es declarado culpable del cargo más alto, enfrenta una pena máxima de 20 años de prisión.
  • Desmond Nkwenya , de 35 años, de Atlanta, Georgia, fue acusado formalmente en el Distrito Norte de Georgia el 15 de noviembre de dos cargos de lavado de dinero y un cargo de fraude bancario. Según documentos judiciales, Nkwenya supuestamente usó identidades falsas para abrir cuentas bancarias a nombre de esas identidades y compañías ficticias para recibir aproximadamente $308,000 derivados del fraude BEC y otros esquemas similares, todo lo cual Nkwenya lavó. Nkwenya también supuestamente recibió aproximadamente $119,000 como resultado de una solicitud de préstamo fraudulenta del Programa de Protección de Cheques de Pago. Si es declarado culpable del cargo más alto, enfrenta una pena máxima de 30 años de prisión.
  • Cory Smith , de 29 años, de Atlanta, Georgia, fue acusado formalmente en el Distrito Norte de Georgia el 15 de noviembre de tres cargos de lavado de dinero. Según documentos judiciales, Smith supuestamente abrió una cuenta bancaria a nombre de una identidad falsa y usó esa cuenta para recibir y lavar más de $57,000 desviados de manera fraudulenta de una empresa privada en un esquema BEC. Si es declarado culpable de uno de los cargos, enfrenta una pena máxima de 20 años de prisión.
  • Chisom Okonkwo , de 26 años, de Atlanta, Georgia, fue acusado formalmente en el Distrito Norte de Georgia el 15 de noviembre de tres cargos de fraude electrónico, dos cargos de robo de identidad agravado y seis cargos de lavado de dinero. Según documentos judiciales, Okonkwo supuestamente usó identidades robadas y falsas para abrir cuentas a nombre de compañías ficticias que recibieron aproximadamente $830,000 en ganancias del fraude BEC y otros esquemas similares, aproximadamente $535,000 de los cuales Okonkwo supuestamente lavó a través de una variedad de transacciones, incluido el retiro grandes cantidades en efectivo. Supuestamente, Okonkwo también pagó un automóvil de lujo a través de un préstamo fraudulento que obtuvo a nombre de una identidad robada. Si es declarada culpable del cargo más alto, enfrenta una pena máxima de 20 años de prisión.
  • Olugbenga Abu , de 45 años, de Atlanta, Georgia, fue acusado formalmente en el Distrito Norte de Georgia el 15 de noviembre con un cargo de fraude bancario, un cargo de fraude electrónico y cuatro cargos de lavado de dinero. Según los documentos judiciales, Abu supuestamente usó una identidad falsa para abrir una cuenta bancaria que recibió y blanqueó más de $95,000 de las ganancias del fraude BEC. Abu también supuestamente obtuvo un préstamo fraudulento de más de $ 341,000 y buscó de manera fraudulenta $ 65,000 adicionales de los ingresos del préstamo de la Administración de Pequeñas Empresas (SBA). Si es declarado culpable del cargo más alto, enfrenta una pena máxima de 30 años de prisión.
  • Trion Thomas , de 50 años, de Stone Mountain, Georgia, fue acusado por información en el Distrito Norte de Georgia el 21 de septiembre de conspiración para cometer lavado de dinero. Según documentos judiciales, Thomas presuntamente recibió y blanqueó $93,000 de pagos de Medicare que se habían desviado de manera fraudulenta debido a un esquema de BEC dirigido a Medicare. Si es declarado culpable, enfrenta una pena máxima de 20 años de prisión.

Los tres acusados ​​previamente acusados ​​son:

  • Malaquías reflexionando, de 29 años, de Sandy Springs, Georgia, fue acusado en el Distrito Norte de Georgia el 22 de febrero de conspiración para cometer lavado de dinero y siete delitos sustantivos de lavado de dinero. Según documentos judiciales, Mullings usó numerosas cuentas bancarias abiertas a nombre de una empresa ficticia, The Mullings Group LLC, para recibir y lavar millones de dólares derivados de esquemas BEC dirigidos a un programa de beneficios de atención médica, empresas privadas y víctimas individuales de estafas románticas. . En un caso, Mullings lavó $310,000 desviados de manera fraudulenta de un programa estatal de Medicaid que pretendía ser un reembolso para un hospital. En otro caso, Mullings recibió $260,000 de una estafa romántica perpetrada contra una víctima anciana, que posteriormente usó para comprar un Ferrari. Si es condenado por el cargo más alto,
  • Adewale Adesanya , de 39 años, de Jonesboro, Georgia, se declaró culpable en el Distrito Norte de Texas el 2 de junio de conspiración para cometer lavado de dinero y uso de un pasaporte falso. Según documentos judiciales, Adesanya utilizó un pasaporte falso a nombre de “Timi Graig” para crear una empresa ficticia con el fin de abrir cuentas bancarias para recibir y lavar más de 1,5 millones de dólares obtenidos de esquemas BEC dirigidos a dos programas estatales de Medicaid, el IRS. , la SBA, una empresa privada, y dos ancianos víctimas de una estafa romántica. El 15 de septiembre, Adesanya fue sentenciado a cuatro años de prisión.
  • Sauveur Blanchard Jr. , de 49 años, de Richmond, Virginia, fue acusado formalmente en el Distrito Este de Virginia el 8 de septiembre de 2021 de conspiración para cometer lavado de dinero y cuatro delitos sustantivos de lavado de dinero. Según documentos judiciales, Blanchard supuestamente abrió cuentas bancarias a nombre de compañías ficticias para recibir y lavar más de $55,000 en pagos de Medicaid destinados a un hospital pero desviados de manera fraudulenta a la cuenta de Blanchard. El juicio por este asunto está actualmente programado para el 9 de enero de 2023. Si es declarado culpable de alguno de los cargos, enfrenta una pena máxima de 20 años de prisión.

En cada caso, un juez de un tribunal de distrito federal determinará cualquier sentencia después de considerar las Pautas de sentencia de EE. UU. y otros factores legales.

el HHS-OIG; la oficina local del FBI en Omaha y la oficina local de Seattle; Investigación Criminal del IRS; Investigaciones de Seguridad Nacional del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU.; Servicio de Seguridad Diplomática del Departamento de Estado de EE.UU.; Servicio Secreto de los Estados Unidos; Departamento de la División de Investigación Criminal del Ejército; Oficina del Inspector General del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos; Oficina del Inspector General de la Corporación Federal de Seguros de Depósitos; Unidad de Control de Fraudes contra Medicaid de Arkansas; División de Investigación Criminal del Departamento de Justicia de Wisconsin; Oficina de Fraude Comercial de Minnesota; y la Oficina del Sheriff del condado de Polk en Iowa están investigando los casos.

Los abogados litigantes Gary Winters, Chris Wenger y Babu Kaza de la Fuerza Nacional de Ataque de Respuesta Rápida de la Sección de Fraude de la División Criminal están procesando los casos, junto con la Fiscal Federal Auxiliar Kelly Connors para el Distrito Norte de Georgia, la Fiscal Federal Auxiliar Kaitlin Cooke para el Distrito Este de Virginia, y la Fiscal Federal Auxiliar Amy Bower para el Distrito de Carolina del Sur. La Fiscal Federal Auxiliar Rachel Scherle para el Distrito Sur de Iowa brindó una asistencia significativa en la investigación de estos casos. El caso contra Adewale Adesanya en el Distrito Norte de Texas fue procesado por la Sección de Fraudes de la División Criminal y el Fiscal Federal Auxiliar Marty Basu y la ex Fiscal Federal Auxiliar Erica Hilliard para el Distrito Norte de Texas.

La Sección de Fraude lidera los esfuerzos de la División Criminal para combatir el fraude en la atención médica a través del Programa de Fuerza de Ataque contra el Fraude en la Atención Médica. Desde marzo de 2007, este programa, compuesto por 15 fuerzas de ataque que operan en 24 distritos federales, ha acusado a más de 4200 acusados ​​que, en conjunto, han facturado al programa Medicare más de $19 mil millones. Además, los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, en conjunto con la Oficina del Inspector General del Departamento de Salud y Servicios Humanos, están tomando medidas para responsabilizar a los proveedores por su participación en esquemas de fraude de atención médica. Se puede encontrar más información en h ttps://www.justice.gov/criminal-fraud/health-care-fraud-unit .

Una acusación y una información son meras alegaciones. Se presume que todos los acusados ​​son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad más allá de toda duda razonable en un tribunal de justicia.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online