Guatemalteco condenado por contrabando de niño hacia EE.UU.

Luego de un juicio de siete días, un jurado federal encontró hoy al acusado Julio Ruiz Chuta, de 35 años, culpable de introducir de contrabando a un niño no acompañado a los Estados Unidos para obtener ganancias financieras. El jurado encontró a Chuta no culpable de trabajos forzados y de confiscar el pasaporte del niño y otros documentos de inmigración.

Antilavadodedinero / Justice.gov

Según las pruebas presentadas ante el tribunal, el acusado conocía al niño víctima y su familia, ya que eran del mismo pueblo de Guatemala. Debido a las oportunidades limitadas en Guatemala y porque el acusado había vivido en los Estados Unidos, la familia acudió al acusado en busca de ayuda. Con base en la promesa del acusado de cuidar al menor, los padres del niño le permitieron viajar a los Estados Unidos y permitieron que el acusado actuara como su tutor en los Estados Unidos. El acusado impuso una deuda al niño y su familia, les cobró intereses y los presionó para que pagaran, lo que provocó que el niño trabajara en lugar de asistir a la escuela. El demandado también hizo que la familia entregara el título de propiedad que tenían en Guatemala como garantía de la deuda pendiente.

“Este acusado usó una falsa promesa de una vida mejor en los Estados Unidos para defraudar a un niño guatemalteco y a su familia, y luego insensiblemente hizo que el niño trabajara muchas horas para su propio beneficio económico”, dijo la Fiscal General Adjunta Kristen Clarke para la Justicia. División de Derechos Civiles del Departamento. “El Departamento de Justicia está firmemente comprometido a enjuiciar a los perpetradores que atraen a menores no acompañados a los Estados Unidos solo para dar la vuelta y explotarlos para su propio beneficio”. 

“Este es uno de esos casos sobre los que constantemente advertimos a las personas sobre los peligros de poner la vida de un ser querido en manos de un traficante de personas”, dijo el agente especial a cargo Anthony Salisbury de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) Miami. “La víctima en edad escolar llegó aquí con la esperanza de vivir el sueño americano, que rápidamente se convirtió en una pesadilla cuando Chuta obligó a la menor a trabajar en lugar de asistir a la escuela. HSI continuará apuntando a organizaciones e individuos que explotan y se benefician de personas inocentes”.

Aún no se ha fijado sentencia en este asunto. El acusado se enfrenta a una pena máxima de 10 años de prisión.

Este caso fue investigado por HSI y la Oficina del Sheriff del Condado de Palm Beach. Están a cargo de la acusación el Fiscal Federal Auxiliar Gregory Schiller para el Distrito Sur de Florida y la Abogada Litigante Kate Hill de la Unidad de Procesamiento de Trata de Personas de la División de Derechos Civiles.

Cualquier persona que tenga información sobre la trata de personas debe reportar esa información a la Línea Directa Nacional contra la Trata de Personas al número gratuito 1-888-373-7888, que está disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana. Para obtener más información sobre la trata de personas, visite www.humantraffickinghotline.org.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online