FMI alertó sobre los riesgos que representan las criptomonedas para el sector financiero

El Fondo Monetario Internacional (FMI) describió algunos riesgos que la industria de las criptomonedas representa para el sector financiero y señala: “a medida que los criptoactivos ganan terreno, los reguladores tienen que intervenir”.

Antilavado de Dinero / Be In Crypto.

A través de un análisis publicado el 1 de octubre y desarrollado por Dimitris Drakopoulos, Fabio Natalucci, y Evan Papageorgiou, el FMI señala que la creciente adopción de las criptomonedas dificultaría la implementación de políticas monetarias y fiscales.

Aún así, el Fondo Monetario Internacional resalta que las criptomonedas “abren un nuevo gran abanico de oportunidades: pagos rápidos y fáciles. Servicios financieros innovadores”.

A su vez expresa que las criptomonedas han permitido un acceso inclusivo para regiones desbancarizadas alrededor del mundo.

Riesgos señalados por el FMI

A través del documento, los analistas hicieron referencia al hito alcanzado por el mercado cripto tras superar los 2 billones de dólares en capitalización de mercado. Sin embargo, resaltan que está está surgiendo todo un ecosistema rebosante de exchanges, monederos, mineros y emisores de stablecoins:

“Muchas de estas entidades no cuentan con prácticas sólidas de operación, gestión de gobierno y riesgo. […] También se han registrado varios sonados casos de robo de fondos de clientes perpetrados por ciberpiratas. Hasta ahora estos incidentes no han repercutido de forma notable en la estabilidad financiera. No obstante, conforme vayan ganando aceptación, los criptoactivos adquirirán mayor importancia en vista de sus posibles implicaciones para la economía más amplia”.

Drakopoulos, Natalucci, y Papageorgiou expresan que más de 16.000 tokens han sido cotizados en exchanges y en la actualidad existen alrededor de 9.000, mientras que el resto ha desparecido:

“Muchos de ellos carecen de volúmenes, o sus creadores han abandonado el proyecto. Algunos probablemente fueron creados exclusivamente para fines especulativos, o directamente para cometer fraude”.

Un elemento importante que enfatiza el FMI es que, el (pseudo) anonimato de las criptomonedas crean deficiencias de datos para los reguladores y puede presentar oportunidades perversas para el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. 

El caso de las stablecoins

Las stablecoins también fueron objeto de análisis por parte del FMI, resaltando que la oferta de estas criptomonedas se cuadriplicó a lo largo de 2021, hasta alcanzar los 120.000 millones de dólares, y enfatiza que algunas stablecoins:

“Podrían estar sujetas a situaciones de pánico, que repercutirían en el sistema financiero. Tales situaciones podrían obedecer a inquietudes de los inversionistas acerca de la calidad de sus reservas o la velocidad a la que sus reservas pueden liquidarse para hacer frente a posibles rescates”.

Este señalamiento está en concordancia con lo expresado el día de ayer por Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, quien señaló:

“Las stablecoins son como fondos del mercado monetario, son como depósitos bancarios, pero están, hasta cierto punto, fuera del perímetro regulatorio. Es apropiado que estén regulados. Misma actividad, misma regulación”.

Vigilar la rápida evolución del ecosistema cripto

El Fondo Monetario Internacional enfatiza que existen encuestas e indicadores que podrían indicar que las economías de mercados emergentes y en desarrollo encabezan la tendencia de “criptomonetización”, y señala que existen:

“Riesgos de financiamiento y solvencia derivados de descalces de monedas, y al amplificar la importancia de algunos riesgos ya mencionados relativos a la protección de los consumidores y la integridad financiera”.

Es por esta razón que el organismo insta a los reguladores a ser capaces de vigilar la rápida evolución del ecosistema cripto y los riesgos que crea, y para eso tienen que subsanar sin demora las deficiencias de datos:

“El carácter mundial de los criptoactivos significa que las autoridades deben reforzar la coordinación transfronteriza para reducir a un mínimo los riesgos de arbitraje regulatorio y garantizar una supervisión y un cumplimiento eficaces”.

Posteriormente sentenció:

“La naturaleza global de las criptomonedas significa que los legisladores deben mejorar la coordinación transfronteriza para minimizar los riesgos del arbitraje regulatorio y garantizar una supervisión y aplicación efectivas”.

En este sentido, el Fondo Monetario Internacional reafirma su posición hacia las criptomonedas reflejada hace algunas semanas.

A principios de agosto, el FMI ya había advertido contra las naciones que adoptan las criptomonedas como moneda de curso legal, al hacer referencia al caso particular de El Salvador.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

Inscribete en nuestros cursos Online