Fintech puede ser motor de desarrollo para Latinoamérica

El director de la Comisión Nacional de Valores (CNV) Martín Breinlinger brindó un panorama de esta industria pujante en la región, los desafíos regulatorios y las posibilidades de mayor crecimiento, en el marco de FintechLAC 2022, financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Antilavadodedinero / Argentina.gob

Breinlinger, además presidente del comité ejecutivo de FintechLAC, disertó en el marco de las tres jornadas de ponencias que finalizaron hoy, con la participación de expertos y actores del sector público y privado de América Latina y el Caribe.

“La industria fintech puede ser un socio estratégico transversal para el proceso de desarrollo de los países de Latinoamérica y el Caribe”, destacó el funcionario, y añadió que “necesitamos una regulación adecuada para un sector complejo y dinámico, que le permita desarrollarse, sin descuidar la calidad y la transparencia de los servicios financieros que provee”.

En base a la experiencia de presidir hace un año el comité e impulsar la agenda desde la CNV, dijo que “si enfocamos los esfuerzos de manera correcta, fintech puede ser un fuerte motor de desarrollo para la región”

Tras citar a la inclusión financiera entre uno de los roles centrales de esta industria, dijo que “esto se torna aún más crucial en nuestra región, donde hay niveles de educación financiera inferiores a los deseables, fuertes brechas socioeconómicas entre y dentro de los países, una gran heterogeneidad geográfica y cultural”.

Tal como se expuso en las ponencias, las start up en la región transitan una expansión apalancada en las normas y en el capital, sumado al aislamiento de la pandemia y el cambio de hábitos de los consumidores financieros digitales. Y además son una fuente de trabajo bien remunerado y de calidad.

Desde 2017 hasta la fecha existen casi 2.500 empresas fintech, lo que representa un crecimiento de más del 300%, destacó el BID. Casi una cuarta parte a nivel mundial, un 22,6%, son latinoamericanas y caribeñas, liderada por Brasil (31%), seguido por México (21%), Colombia (11%), Argentina (11%) y Chile (7%).

En ese contexto, Breinlinger afirmó que el “desafío es trabajar para que más sectores de la sociedad puedan consumir y proveer servicios financieros que permitan invertir, ahorrar, pagar y emprender de forma segura y transparente”.

En cuanto a las regulaciones, de acuerdo al mapa del FintechLAC, Argentina encabeza la lista en cuanto al crowfunding, seguido de Brasil, México, Perú, Ecuador y Uruguay.
Breinlinger instó a “crear una agenda de trabajo que nos permita construir un marco regulatorio que estimule la innovación financiera y mitigue riesgos”, ante la proliferación de tecnología y modelos negocios, como los criptoactivos, que supone “un desafío mayor al que existía con el sistema financiero tradicional”.

“La industria se caracteriza por ser dinámica y cambiante y se requiere una regulación debe ser ágil y flexible, con suficiente profundidad para generar competencia al mismo tiempo que se protege a los inversores de riesgos sistémicos y fraudes”, sintetizó.

FintechLAC es una iniciativa de Bienes Públicos Regionales, financiada por el BID, y el primer grupo público-privado del sector en América Latina y el Caribe, integrado por reguladores y supervisores financieros y asociaciones de 15 países.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online