Europa vota contra la privacidad del Bitcoin y las criptomonedas

La eurozona exigirá que se registren los datos de identidad de los usuarios en cada pago que se realice con activos digitales.. Aún así, desde la UE aseguran que busca prevenir el blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo.

Antilavadodedinero / Ambito

Los legisladores de la Unión Europea (UE) aprobaron ayer controles más estrictos sobre el uso de criptomonedas, por lo que los exchanges y otros proveedores de servicios que operan en Europa deberán registrar la información financiera y conservar los datos personales de quienes realicen transacciones de Bitcoin a través de ellas.

Los parlamentarios europeos votaron a favor del paquete de medidas que indica que los proveedores de servicios de criptoactivos tienen que recopilar y compartir los datos de los usuarios de una manera más estricta a como se venía aplicando hasta el momento. La medida aplica en todos los casos, más allá del monto de la transacción y del tipo de plataforma utilizada.

Además, se abarca cualquier tipo de plataforma descentralizada y carteras de autocustodia para enviar o recibir pagos con los distintos tipos de activos digitales.

La decisión que se tomó puso el debate sobre la mesa, ya que generó enojo y malestar de varias partes de la sociedad. Una de las razones por las que se manifiestan en contra es la menor privacidad que tendrán las personas en la eurozona. Aún así, desde la UE aseguran que busca prevenir el blanqueo de capitales y el financiamiento del terrorismo.

«Estas medidas son una receta para el desastre», dijo en Twitter Patrick Hansen, de la firma de blockchain Unstoppable DeFi, quien sigue de cerca la regulación que el Parlamento Europeo viene haciendo sobre el tema.

«Desafortunadamente, los comités del Parlamento Europeo han votado a favor de que el Reglamento de Transferencia de Fondos (TFR) reprima la privacidad y las carteras autocustodia», agregó Hansen.

Se espera que el resultado de la discusión se presente en la sesión plenaria, probablemente en algún momento del próximo mes de abril. Esta etapa suele durar dos meses y ofrece la última oportunidad para introducir cambios.

Hansen aspira que las voces individuales del consejo y la comisión tripartita del Parlamento puedan hacer los cuestionamientos que impidan que avancen los cambios aprobados hoy por los parlamentarios. «Pero la situación es indudablemente difícil», agregó.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online