EEUU y Argentina trabajan en pos de justicia por el atentado a AMIA

Estados Unidos trabaja «muy estrechamente» con Argentina para llevar a la justicia a los autores del atentado de 1994 contra la mutual judía AMIA en Buenos Aires, que dejó 85 muertos, dijo el miércoles un alto funcionario estadounidense.

Antilavadodedinero / France24

El subsecretario adjunto para el Cono Sur en el Departamento de Estado, Mark Wells, deploró que el ataque con bomba contra la Mutual Israelita Argentina (AMIA) siga impune casi 28 años después, y destacó el compromiso de las autoridades de Estados Unidos para que los «victimarios de este crimen contra la humanidad» rindan cuentas.

«Trabajamos muy estrechamente con el gobierno de Argentina sobre este caso de la AMIA. Y es una prioridad para el Departamento de Estado», dijo Wells a periodistas en la embajada argentina en Washington, donde se inauguró una muestra fotográfica de sobrevivientes de la tragedia.

«Hay funcionarios del gobierno de Irán que participaron y perpetraron este crimen y vamos a seguir buscando justicia para las víctimas», aseguró.

La exhibición «Ese día», de la fotógrafa argentina Alejandra López, reúne retratos de sobrevivientes del atentado ocurrido el 18 de julio de 1994 en la capital argentina, que mató a 85 personas e hirió a 300.

«Fue el ataque antisemita más mortífero desde el Holocausto», recordó Deborah Lipstadt, flamante enviada especial del presidente estadounidense Joe Biden para monitorear y combatir el antisemitismo.

«Argentina merece justicia por este odioso ataque antisemita», dijo en su primer acto en el cargo.

Lipstadt advirtió que «las manifestaciones de antisemitismo global están aumentando dramáticamente», e insistió en que combatirlas «sigue siendo una tarea urgente», para la cual describió a Argentina como un «socio» de Estados Unidos.

«Compromiso»

El ataque a la AMIA fue atribuido a gobernantes iraníes, encabezados por el entonces presidente Ali Rafsanjani y al movimiento chiíta libanés Hezbolá, hipótesis sostenida por la dirigencia judía argentina y por Israel.

Pero la investigación judicial quedó envuelta en denuncias por supuesto desvío de pistas, causas por encubrimiento y procesos anulados.

Irán ha rechazado toda participación en el atentado y se niega a que sus exfuncionarios sean indagados.

En la apertura de la exposición fotográfica, el embajador de Israel en Estados Unidos, Michael Herzog, subrayó la «amenaza» de Irán y sus representantes para la estabilidad mundial, y llamó a redoblar esfuerzos para responsabilizar a los autores del ataque a la AMIA.

«Hubo momentos en los que nos preocupó mucho que el gobierno (argentino) no tomara medidas en esa dirección», aseguró el diplomático, que es hermano del presidente de Israel, Isaac Herzog.

«Creo que hoy nuestro gobierno está en diálogo muy estrecho con el gobierno argentino. Nos damos cuenta de que hay un compromiso y esperamos que finalmente todos veamos resultados», agregó.

El atentado a la AMIA fue el segundo contra la colectividad judía argentina, la más numerosa de Latinoamérica, con unos 300.000 miembros.

En 1992, la embajada de Israel en Buenos Aires fue blanco de otro ataque, con saldo de 29 muertos y 200 heridos. Este atentado, por el que las autoridades israelíes acusan asimismo a Irán y a Hezbolá, también continúa impune.

El embajador de Argentina en Estados Unidos, Jorge Argüello, dijo el miércoles que el presidente argentino, Alberto Fernández, planea crear una figura como la de Lipstadt, como muestra del «compromiso» con la lucha contra el antisemitismo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online