EE.UU y Brasil desmantelan tráfico internacional de armas

La Policía Federal de Brasil y EE.UU., lanzó hoy una operación para desmantelar una organización criminal de tráfico internacional que traía armas de Estados Unidos a Brasil.

Antilavadodedinero / Prensalatina

Denominada Florida Heat, la acción se realiza en conjunto con el Ministerio Público Federal (MPF) y cuenta con el apoyo de la Agencia de Investigaciones de Seguridad Interna de la embajada de Estados Unidos.

En las acciones de este martes cerca de 50 policías federales, miembros del Grupo de Acción Especial de Combate al Crimen Organizado, del MPF, y agentes estadounidenses cumplen siete órdenes de detención preventiva y cinco de registro e incautación.

Tales mandatos fueron emitidos por el primer Tribunal Penal Federal de Río de Janeiro, en Campo Grande (capital del estado de Mato Grosso do Sul (centro-oeste) y en Miami, Estados Unidos.

Las investigaciones, que empezaron hace unos dos años, descubrieron la existencia de una banda encargada de adquirir armas de fuego, piezas, accesorios y municiones en Estados Unidos para su posterior envío a Brasil.

Esas mercancías llegaron al gigante sudamericano por vía marítima (contenedores) y aérea (paquetería) a través de los estados de Amazonas, Sao Paulo y Santa Catarina, y tenían como destino final una residencia en Vila Isabel, en Río.

La mayor parte de las veces, según la pesquisa, el material se empaquetaba en equipos como máquinas de soldar e impresoras, que se enviaban junto con otros artículos como teléfonos, equipos electrónicos, complementos alimenticios, ropa y zapatos.

El portal R7 asegura que, tras pasar por la casa de Vila Isabel, las artilugios de guerra se distribuyeron a narcotraficantes, milicianos y sicarios.

Precisa que el caudal para comprar las armas se envió desde Brasil a Estados Unidos mediante blanqueadores de dinero.

Se identificó a un brasileño como propietario de un restaurante de barbacoas en Boston, que recibió parte de este capital y lo hizo llegar a sus objetivos en la nación norteña.

El grupo criminal invertía el dinero del tráfico de armas en inmuebles residenciales, criptomonedas, acciones, vehículos y barcos de lujo.

También se decretó el embargo de bienes, valorados en unos 10 millones de reales (cerca de dos millones de dólares).

De acuerdo con el portal de noticias G1, el expolicía militar Ronnie Lessa, acusado de ser el ejecutor de la concejal Marielle Franco y el conductor Anderson Gomes, en 2018, es uno de los objetivos de Florida Heat.

Lessa fue detenido en marzo de 2019 en Río y en diciembre de 2020 resultó trasladado a la prisión federal de Campo Grande.

El exagente recibió un depósito de 100 mil reales (cerca de 20 mil dólares) en efectivo siete meses después del asesinato de Franco y Gomes.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online