EE.UU advierte de un timo piramidal con criptomonedas dirigido a inversores latinos

La SEC acusa a su promotor de gastarse el dinero en casas, coches, joyas y clubes de alterne.

antilavadodedinero / Elpais

Mauricio Chávez se presentaba como un experto en criptodivisas dispuesto a enseñar el secreto de su éxito a inversores latinos. Presumía de hacer millonarios a quienes seguían sus consejos.

En realidad, según la Comisión de Valores y Bolsa (la SEC, por sus siglas en inglés), lo que hizo fue engañar a unos 5.000 inversores para que le diesen su dinero en un timo piramidal en el que aseguraba que sus víctimas obtendrían grandes beneficios. En realidad, destinó la mayor parte del dinero a inversiones propias, como la compra de casas, joyas y un coche y a gastos personales, incluidos en clubes de alterne, según el supervisor financiero estadounidense.

La SEC presentó ante los juzgados el pasado 19 de septiembre una acción de emergencia para detener una oferta de criptoactivos fraudulenta y no registrada en curso dirigida a inversores latinos, dirigida por los acusados Mauricio Chávez y Giorgio Benvenuto a través de una empresa que Chávez fundó, CryptoFX, LLC.

A petición de la SEC, el tribunal detuvo la oferta, y dictó órdenes temporales de congelación de activos y otras medidas de emergencia. Tras una vista celebrada el pasado jueves 29 de septiembre, el tribunal también concedió la moción de la SEC para un administrador judicial y amplió la congelación de activos.

Chávez, de 41 años y residente en Houston (Texas), no tenía experiencia, formación o capacitación en inversiones o criptoactivos, pero en 2020, comenzó a dar clases pagadas (a un coste de 500 a 1.500 dólares el curso) con el supuesto propósito de educar y capacitar a la comunidad latina para crear riqueza a través de la inversión en criptoactivos.

Proporcionó a los inversores documentos falsos que, entre otras cosas, exageraban su experiencia en criptografía y garantizaban que no sufrirían pérdidas, siempre según la SEC. Sus cursos se realizaban por diferentes lugares de Texas, California, Illinois, Carolina del Norte y Louisiana.

La demanda sostiene que los seminarios no eran más que la forma de solicitar a los inversores que dieran su dinero a CryptoFX, que Chávez utilizaría entonces supuestamente para invertir en criptoactivos y divisas. Como se alega, Chávez afirmaba, entre otras cosas, haber obtenido ganancias espectaculares y haber “hecho literalmente más de cinco millonarios en el último año”.

Prometía plusvalías potenciales del 90% en seis meses. Los acusados acabaron recaudando más de 12 millones de dólares de más de 5.000 inversores.

La SEC alega que Chávez en realidad estaba dirigiendo un esquema Ponzi, un timo piramidal. De los 12 millones, Chávez y su socio Benvenuto solo invirtieron realmente en criptoactivos un millón. Una parte del dinero, unos 2,7 millones, la utilizó para pagar rendimientos falsos a algunos de los inversores y hacer más creíble su historia, el clásico mecanismo piramidal.

El grueso del dinero lo destinó a inversiones inmobiliarias, incluida una casa a nombre de la mujer de Chávez que compró por 540.000 dólares. Por su parte, Benvenuto, de 55 años, supuestamente solicitó a un gran inversor que entrara en el esquema y desvió los fondos de los inversores a sí mismo y a una empresa que él y Chávez poseían, CBT Group

Un tren de vida de lujo

La SEC alega que Chávez se gastó casi 1,5 millones de dólares en llevar un tren de vida de lujo. Entre los gastos que detalla el organismo supervisor en su demanda están unos 460.000 dólares gastados en coches, 267.000 dólares en pagos con tarjetas de crédito, 196.000 dólares en compras, incluidos algunos establecimientos de lujo, 186.000 dólares en el hotel Post Oak, establecimiento de cinco estrellas de Houston donde aparentemente había establecido su residencia, 110.000 dólares en viajes, 101.000 en restaurantes, 19.000 dólares más en joyas y 15.000 en clubes de alterne (”establecimientos de ocio para adultos”, los denomina la SEC). El supervisor cree que también gastaron 30.000 dólares en comprar una peluquería en Houston.

La demanda de la Comisión, presentada en el Tribunal del Distrito Sur de Texas, acusa a Chávez, Benvenuto y CryptoFX de violar, o de ayudar e instigar a violar, las disposiciones antifraude de diversas leyes. La SEC solicita medidas cautelares permanentes, sanciones civiles y la devolución de las ganancias indebidas con intereses, así como la prohibición de que Chávez y Benvenuto actúen como cargos o consejeros de cualquier empresa cotizada.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online