EE.UU. acusó a tres operadores de servicios financieros por fraude internacional

EE.UU. dio a conocer una acusación penal de tres personas en un tribunal federal en el Distrito Este de Nueva York, a Roberto Gustavo Cortes Ripalda, de 54 años, de Madrid, España; Fernando Haberer Bergson, 48, de Buenos Aires, Argentina; y Ernesto Heraclito Weisson Pazmino, 53, de Miami, Florida, con conspirar para defraudar a inversores e instituciones financieras como parte de un esquema de fraude internacional que se extiende por los Estados Unidos, América del Sur y Europa. 

Antilavadodedinero / Justice.gov

Cada uno de los acusados ​​está acusado de conspiración para cometer fraude electrónico, conspiración para cometer fraude bancario y conspiración para cometer blanqueo de capitales. Agentes federales arrestaron ayer a Weisson en Miami. Cortés y Haberer también fueron detenidos ayer en España y Argentina, respectivamente. 

Según la acusación, Cortes y Weisson fundaron Biscayne Capital, una empresa de servicios financieros, en 2005. Entre 2013 y 2018 aproximadamente, Cortes, Haberer y Weisson, junto con otros, organizaron un plan para defraudar a los clientes e instituciones financieras de Biscayne Capital a través de un una serie de tergiversaciones y omisiones importantes sobre, entre otras cosas, cómo se utilizarían los fondos de los clientes de Biscayne Capital. Los acusados ​​y sus co-conspiradores utilizaron los fondos que obtuvieron fraudulentamente de clientes e instituciones financieras para pagar a otros inversionistas, cubrir los gastos de Biscayne Capital y pagarse a sí mismos millones de dólares. 

La acusación también alega que los acusados ​​y sus co-conspiradores dijeron falsamente a algunos clientes de Biscayne Capital que las inversiones de los clientes en ciertos productos de inversión privada (a los que se hace referencia en la acusación como «Productos patentados») se utilizarían para financiar el desarrollo de proyectos inmobiliarios. , cuando de hecho, los acusados ​​y sus co-conspiradores utilizaron las inversiones de los clientes para pagar a otros clientes de Biscayne Capital. La acusación también alega que los acusados ​​y sus co-conspiradores invirtieron el dinero de ciertos clientes en productos de propiedad sin el conocimiento de esos clientes, y luego proporcionaron a esos clientes estados de cuenta fraudulentos que mostraban inversiones falsas. Los acusados ​​y otros también conspiraron para inducir fraudulentamente a las instituciones financieras a otorgar crédito a corto plazo para ayudar a promover el esquema. 

Para septiembre de 2018, el supuesto plan colapsó y Biscayne Capital entró en liquidación, lo que provocó pérdidas por más de $ 155 millones a los clientes de Biscayne Capital.

Weisson tuvo una comparecencia inicial ante la corte ayer ante el juez de primera instancia Chris M. McAliley del Tribunal de Distrito de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida. Si es declarado culpable de todos los cargos, cada acusado enfrenta una pena máxima de 70 años de prisión. Un juez de un tribunal de distrito federal determinará cualquier sentencia después de considerar las Pautas de Sentencia de EE. UU. Y otros factores estatutarios.

Secretario de Justicia Auxiliar Kenneth A. Polite Jr. de la División Criminal del Departamento de Justicia; La Fiscal Federal Interina Jacquelyn M. Kasulis del Distrito Este de Nueva York; El agente especial interino a cargo Darrell J. Waldon de la oficina local de Washington de investigación criminal del IRS (IRS-CI); La agente especial a cargo Joleen D. Simpson de la oficina local del IRS-CI en Boston; y el Agente Especial a Cargo Raymond Villanueva de la Oficina de Campo de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) en Washington hicieron el anuncio.

El Equipo Financiero Ilícito Global del IRS-CI y HSI están investigando el caso.

Los abogados litigantes Randall Warden y Shaunik R. Panse de la Sección de Lavado de Activos y Recuperación de Activos (MLARS) del Departamento de Justicia; El abogado litigante John (Fritz) Scanlon de la Sección de Fraudes del Departamento de Justicia; y los fiscales federales adjuntos David Gopstein y Benjamin Weintraub de la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito Este de Nueva York están procesando el caso.

La Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia brindó una asistencia significativa en este caso.

La Unidad de Integridad Bancaria de MLARS investiga y procesa a los bancos y otras instituciones financieras, incluidos sus funcionarios, gerentes y empleados, cuyas acciones amenazan la integridad de la institución individual o del sistema financiero en general.

Una acusación es simplemente una acusación, y todos los acusados ​​se presumen inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad más allá de una duda razonable en un tribunal de justicia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

Inscribete en nuestros cursos Online