Dos narcos colombianos contactaron al coordinador del atentado contra el fiscal Marcelo Pecci

Este miércoles se cumplen tres meses del asesinato del fiscal Marcelo Pecci en una playa de Barú, Colombia y se siguen conociendo detalles de la conspiración.

Ya han pasado tres meses desde el homicidio del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, quien se encontraba en su luna de miel en una de las playas de Barú a pocos minutos de Cartagena, en el departamento de Bolívar. Gracias a la investigación de la Fiscalía General de La Nación se pudo establecer que seis personas estarían implicados en asesinato de este extranjero en Colombia.

Últimas informaciones permitieron establecer que el coordinador del crimen, Francisco Luis Correa Galeano, de 43 años, tuvo comunicación con dos narcotraficantes colombianos.

Según el expediente de Correa Galeano, al que que tuvo acceso El Tiempo (ET), este fue contactado por dos narcotraficantes en Medellín a petición de un sujeto que hace parte de una de las redes más grandes de narcotráfico de Paraguay, dedicado exclusivamente al tráfico de cocaína en ese país sudamericano.

Las mismas autoridades colombianas -según la documentación de Correa Galeano- afirman que los dos hermanos colombianos son “narcos puros”. Los sujetos se iniciaron en el “bajo mundo” en el hurto y tiempo después se unieron a la banda delincuencial “Los paisas”, allí lograron establecer diferentes contactos para iniciar en el mundo en el tráfico de estupefacientes.

El expediente afirma que, en el paso de estos dos narcos en una cárcel de Honduras, habrían conocido a este sujeto perteneciente de la una de las estructuras más importantes del tráfico de estupefacientes en Paraguay. De ahí radicaría la conexión.

Correa, quien no aceptó los cargos, busca cooperar con la DEA y con la Fiscalía General de la Nación para evitar su extradición a los Estados Unidos. El que sería el coordinador del asesinato de Pecci narró que los dos narcos colombianos le dieron dos mil millones de pesos por el homicidio del fiscal paraguayo.

En su momento, en una entrevista con ET, el fiscal general, Francisco Barbosa, afirmó -sin nombrar a Correa- que “(…) no hemos llegado a un acuerdo puntual con uno de los detenidos, pero en su momento, si logramos ese acuerdo, le informaremos al país esa decisión, y seguimos avanzando en el camino de los determinadores”.

Volviendo a Correa, este le narró a las autoridades que la información necesaria para el asesinato de Marcelo Pecci llegó directamente desde Paraguay.

“El dinero, la logística y la información para matar a Marcelo Pecci la habrían enviado directamente desde Paraguay” la cual había llegado a Colombia por intermedio de un tercero (quien pertenecería a una red de narcotráfico internacional) y dio a parar en las manos del grupo conformado para asesinar al fiscal, señala Correa, según el expediente de las autoridades.

Correa, quien está a la espera de su juicio, afirma que él fue el encargado de encontrar a las personas para el asesinato del fiscal, accionar el plan para atentar en contra del paraguayo a través de un contacto en Venezuela, perteneciente al grupo ilegal ‘Tren de Aragua’, quien sería el contacto de Gabriel Carlos Luis Salinas Mendoza, el sexto implicado en el homicidio de Pecci.

Según una de las hipótesis de las autoridades en medio de la investigación, afirman que el clan Insfrán’, una red dedicada a la comercialización de cocaína que es liderada por Sebastián Marset Cabrera y Miguel Ángel Insfrán Galeano, sería la responsable del asesinato del fiscal Marcelo Pecci.

La decisión de mandar a matar al fiscal Pecci se habría tomado al interior del clan Insfrán, cuando el funcionario paraguayo ordenó la captura de cinco de los siete hermanos Insfrán, ese día fue capturado el menor de esta familia, quien es identificado como Conrado Ramon Insfrán Villalba.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online