Declaración conjunta de cooperación y compromisos entre EE.UU y México

Estados Unidos y México reafirman sus vastos y profundos esfuerzos de cooperación y su compromiso orientados a forjar un futuro más próspero y seguro para las personas de América del Norte.

Antilavadodedinero / State.gov

Al tiempo que enfrentamos desafíos globales y regionales sin precedentes que requieren de las acciones concertadas de nuestras dos naciones, reivindicamos la democracia, el crecimiento inclusivo, la transparencia, el Estado de derecho y los derechos humanos como valores centrales que sustentan nuestra seguridad y prosperidad compartidas.

Estados Unidos y México, junto a Canadá, representan una potencia económica. La base de la competitividad de América del Norte es el Acuerdo entre Estados Unidos, Canadá y México, y confirmamos nuestro compromiso con su implementación plena en beneficio de las familias trabajadoras, lo que incluye reconocer cabalmente sus disposiciones sobre trabajo y colaborar en forma sistemática con los actores interesados en el sector privado y la sociedad civil. A través de una coordinación activa de nuestras políticas económicas, nuestras cadenas de suministro serán más resilientes y ampliarán la producción en América del Norte.

Tenemos gran expectativa de trabajar sobre estos y otros temas relevantes durante la Décima Cumbre de Líderes de América del Norte (North American Leaders Summit, NALS), que se realizará en México a fin de año.

La inflación creciente afecta el bienestar de las familias en nuestros respectivos países y exige medidas firmes, inmediatas y coordinadas. Ante esto, nos hemos comprometido en forma conjunta a combatir la inflación acelerando la facilitación del comercio bilateral y reduciendo los costos de las transacciones. El Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá potencia el libre flujo de bienes sin obstáculos, lo cual promueve la innovación que favorece la productividad y aumenta la resiliencia, y ayuda a ambos países a combatir la inflación y sostener a las familias. Como parte de los esfuerzos conjuntos para mejorar la seguridad alimentaria, México prevé adquirir 20.000 toneladas de leche en polvo de Estados Unidos para asistir a familias mexicanas en comunidades rurales y urbanas. A su vez, México comprará hasta un millón de toneladas de fertilizante (sulfato de amonio) a Estados Unidos que distribuirá a agricultores de subsistencia, y seguirá comprando alimentos para animales para ayudar a los pequeños productores.

Una consecuencia de contar con fronteras más resilientes, eficientes y seguras es que se incrementará nuestro comercio en común. Tenemos la determinación, como nunca antes, de completar una iniciativa conjunta de modernización de la infraestructura en la frontera entre EE. UU. y México para proyectos a lo largo de las 2.000 millas de frontera. El esfuerzo conjunto procura armonizar las prioridades, unir a comunidades fronterizas y hacer que el flujo de comercio y de personas sea más seguro y eficiente. La Ley Bipartidista de Infraestructura del presidente Biden incluye $ 3.400 millones destinados a implementar 26 proyectos importantes de construcción y modernización en puertos de ingreso terrestres en las fronteras norte y sur. Estos proyectos de modernización crearán puestos de trabajo locales bien remunerados, reforzarán la seguridad y la protección, y contribuirán a que la economía sea más resiliente a dificultades en la cadena de suministro, y al mismo tiempo serán modelos de sostenibilidad e innovación. México se ha comprometido a invertir $ 1.500 millones en infraestructura en la frontera entre 2022 y 2024.

El próximo Diálogo Económico de Alto Nivel entre EE. UU. y México (High Level Economic Dialogue, HLED), que tendrá lugar en septiembre, se enfocará en fortalecer los mecanismos para crear corredores más seguros y eficientes para el comercio y las transacciones, y favorecer un clima que aliente las inversiones y ayude a generar más y mejores empleos para nuestra gente en ambos países. Confirmamos nuestros esfuerzos orientados a crear una fuerza laboral más inclusiva y con mejor formación, más competitiva y mejor preparada para responder a las necesidades de la economía del siglo XXI. Reiteramos nuestro compromiso de llevar a cabo esfuerzos de contacto con el objeto de entender las consideraciones de los actores interesados, de modo que haya más inversiones y se refuerce la resiliencia de la cadena de suministro, particularmente en sectores estratégicos como los de semiconductores y las tecnologías de la información y las comunicaciones. Enfocaremos nuestros esfuerzos de desarrollo en soluciones climáticas y en el progreso en el sur de México, que tiene un inmenso potencial humano e importantes oportunidades de comercio, conservación y energía limpia.

Ante los desafíos comunes que nos plantea el cambio climático, estamos decididos a favorecer un entorno de negocios que contribuya a una América del Norte más ecológica y más limpia, reconociendo la importancia de invertir en las fuentes renovables de energía y de promoverlas. Tenemos el compromiso de hacer frente a las emisiones de metano procedentes de los sectores del petróleo y el gas, acelerar la transición a vehículos que no generen emisiones y redoblar nuestros esfuerzos para procurar soluciones basadas en la naturaleza, que posibiliten que nuestros países se conviertan en líderes globales en las energías no contaminantes y en las acciones para combatir el cambio climático. En apoyo al Compromiso Mundial del Metano y la Vía Energética del Compromiso Mundial sobre el Metano, México y Pemex, en cooperación con EE. UU., formularán un plan de implementación para eliminar la combustión en antorcha y el venteo en operaciones de petróleo y gas en tierra y mar adentro e identificar proyectos de inversión prioritarios.

A través del Entendimiento Bicentenario sobre Seguridad, Salud Pública y Comunidades Seguras, reafirmamos nuestro compromiso de trabajar juntos para abordar las principales cuestiones de seguridad que afectan a nuestros países, incluidos los desafíos que plantean el fentanilo, el tráfico de armas y el contrabando de personas, y reducir los niveles de abuso de estupefacientes y adicción a las drogas. Nos comprometimos a profundizar nuestra colaboración para luchar contra las organizaciones delictivas transnacionales que propician la violencia en ambos países. Reafirmamos los sólidos esfuerzos operativos entre los organismos de aplicación de la ley para llevar a cabo estas iniciativas de seguridad primordiales. Nos comprometimos a establecer un grupo de trabajo operativo entre EE. UU. y México para interrumpir la circulación de fentanilo hacia nuestros países.

Sobre la base de los compromisos asumidos en la Cumbre de las Américas por veintiún países del hemisferio de conformidad con la Declaración de los Ángeles sobre Migración y Protección, tomaremos medidas inmediatas y coordinadas para gestionar el flujo de migrantes que llegan a nuestros países. Hemos aunado esfuerzos para abordar los factores económicos y de seguridad que impulsan la migración y, reconociendo que el desarrollo debe ser el eje de todas las políticas migratorias, nos proponemos acelerar y ampliar los programas de cooperación internacional enfocados en las comunidades más marginadas. Al mismo tiempo, mantendremos políticas firmes de aplicación de la ley en las fronteras a la vez que garantizamos la plena protección de los derechos humanos.

Los Estados Unidos y México reafirmamos nuestro compromiso de presentar un grupo de trabajo bilateral sobre vías de migración con fines laborales y protecciones para los trabajadores. Nos abocaremos a promover mayores protecciones para los trabajadores como parte de una estrategia de movilidad de la fuerza laboral dirigida a los trabajadores migrantes que intentan acceder a vías legales. México y Estados Unidos también convocarán a un grupo de trabajo para fortalecer nuestra respuesta transfronteriza a la migración infantil, un fenómeno que ha tenido un impacto significativo en nuestros dos países y que expone a los jóvenes a peligros innecesarios. También reafirmamos nuestra determinación de mejorar las condiciones económicas y sociales en toda la región, mediante la creación de oportunidades de empleo digno como alternativas viables para potenciales migrantes y ayudando a lidiar con las causas fundamentales de la migración en las Américas.

Las trágicas muertes de migrantes a manos de contrabandistas de personas en San Antonio refuerzan aún más nuestra determinación de ir tras la industria delictiva del contrabando, que representa miles de millones de dólares y victimiza a migrantes, y de intensificar nuestros esfuerzos para abordar las causas fundamentales de la migración. Los Departamentos de Justicia y de Seguridad Nacional y la Fiscalía General de la República de México trabajan en coordinación para detener y procesar a quienes ponen en riesgo las vidas de migrantes vulnerables, entre otras cosas, a través de la labor de la Fuerza de Tarea Conjunta Alfa y sus socios mexicanos.

Este año, nuestros países celebrarán 200 años de relaciones diplomáticas formales. Como vecinos, amigos y familia, somos dos naciones unidas por un futuro en común.


Para ver el texto original, ir a: https://www.whitehouse.gov/briefing-room/statements-releases/2022/07/12/president-biden-and-president-lopez-obrador-joint-statement/

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online