DEA asegura que Tony Hernández estaba a cargo del Ejército y Policía

“La condena y sentencia de ‘Tony’ Hernández es un recordatorio de que no existe una posición lo suficientemente poderosa como para protegerte de enfrentarte a la justicia cuando violas las leyes estadounidenses sobre drogas, al enviar toneladas de cocaína a nuestro país”.

Antilavadodedinero / elheraldo

El contundente mensaje fue enviado el martes 30 de marzo por la agente especial a cargo de la División de Operaciones Especiales de la DEA, Wendy C. Woolcock, un día después de la sentencia de cadena perpetua más 30 años de prisión a Juan Antonio “Tony”Hernández.

Al mismo tiempo sentenció que “explotar una posición de alto rango en el gobierno para ejercer el poder del Estado para apoyar el tráfico de drogas es tan nefasto como parece”.

La sentencia contra “Tony” Hernández dada el martes anterior es un hit para la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) debido a que el hermano del presidente Juan Orlando Hernández desmintió en su propia casa.

“El excongresista hondureño Juan Antonio Hernández Alvarado estuvo involucrado en todas las etapas del tráfico a través de Honduras de cargas de varias toneladas de cocaína destinadas a los Estados Unidos”, expuso la fiscal federal de Manhattan, Audrey Strauss.

Hernández sobornó a funcionarios encargados de hacer cumplir la ley para proteger los envíos de drogas, organizó la seguridad fuertemente armada para los envíos de cocaína y negoció grandes sobornos de los principales narcotraficantes a poderosas figuras políticas, incluidos los presidentes anteriores y actuales de Honduras. También fue cómplice de al menos dos asesinatos.

“Tony”Hernández, junto a su hermano Juan Orlando Hernández, desempeñó un papel de liderazgo en una violenta conspiración de tráfico de drogas patrocinada por el Estado, mencionó la DEA en su documento.

Durante un período de 15 años, “Tony”Hernández fabricó y distribuyó al menos 185,000 kilogramos de cocaína que se importó a Estados Unidos.

El mismo “Tony” estaba al mando de miembros fuertemente armados del ejército hondureño y de la Policía Nacional hondureña; vendió ametralladoras y municiones a narcotraficantes, algunas de las cuales obtuvo del mismo ejército, indica la DEA.

También controló laboratoriosde cocaína en Colombia y Honduras; aseguró millones de dólares en ingresosprovenientes de la droga para las campañas del Partido Nacional de Honduras en relación con las eleccionespresidenciales de 2009,   2013 y  2017.

El informe también destaca que “Tony” ganó al menos 138.5 millones de dólares a través de sus actividades de tráfico de drogas, dinero que se le ordenó regresar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

Inscribete en nuestros cursos Online