Culpable Ross Ulbricht por narcotráfico y otros delitos

Un jurado federal de Nueva York declaró culpable a Ross Ulbricht 
Publicado el 05/02/2015Un jurado federal de Nueva York declaró hoy culpable a Ross Ulbricht en el proceso abierto en su contra por crear un portal de internet dedicado al narcotráfico y otros delitos, dijeron fuentes judiciales.Ulbricht, de 30 años, fue detenido en San Francisco en octubre de 2013, dos años después de que creara la herramienta de internet “Silk Road” (“Ruta de la seda”) que se convirtió en “el mercado criminal más sofisticado y amplio” de la red, según las autoridades.En el sitio se ofrecían drogas, programas informáticos pirateados y la posibilidad de falsificar documentos. La red tenía un dispositivo de pago con la moneda electrónica bitcoin para facilitar el funcionamiento ilegal de las operaciones.El fiscal federal Preet Bharara dijo que la sentencia anunciada por el jurado fue unánime y dijo que la decisión “debería significar un mensaje claro para quien intente operar una empresa criminal en internet”.El procesado fue declarado culpable de los siete cargos criminales por los que estaba siendo juzgado, incluido el narcotráfico, “lavado” de dinero y pirateo informático.El juicio comenzó el pasado 13 de enero en un tribunal de Manhattan. Las deliberaciones del jurado comenzaron esta mañana y el resultado se conoció horas después, y ahora queda por definir qué condena recibirá, aunque se expone a cadena perpetua.”Ulbricht construyó su bazar de mercado negro para explotar el lado oscuro de la red y los bitcoines con el fin de permitir a sus usuarios involucrarse en negocios ilegales a escondidas de la ley”, agregó el fiscal Bharara, del distrito sur de Nueva York.El portal que operaba Ulbricht funcionaba en un sector de la red de internet llamado Tor, que permite el anonimato y que representa mayores desafíos para quien intenta vigilar el tráfico por ese sistema.Su web, según la fiscalía, fue utilizada por decenas de miles de narcotraficantes y otros criminales para vender productos a cientos de miles de personas y blanquear dinero obtenido de forma ilegal.Ulbricht dirigía las operaciones de “Silk Road” bajo el seudónimo “Dread Pirate Roberts” -el nombre de un personaje del libro y la película “The Princess Bride”- y con la ayuda de varios empleados.Dentro de un operativo policial contra ese sitio, entre noviembre de 2011 y septiembre de 2013 los agentes realizaron más de 100 compras de sustancias prohibidas en “Silk Road”, incluyendo heroína, cocaína, éxtasis o LSD, a vendedores de EEUU y otros países.Según la Fiscalía, Ulbricht se valía además de métodos violentos y ordenó el asesinato de varias personas que creía que ponían en peligro su negocio, aunque se cree que ninguno de los encargos se llegó a efectuar.Cuando fue arrestado, al joven se le incautaron casi 174.000 bitcoines (más de 100 millones de dólares al cambio de entonces) y se le descubrió una hoja de cálculo en la que el negocio estaba valorado en 104 millones de dólares.ABCLos abogados de Ross Ulbricht, señalado como el cérebro detrás de Silk Road, un sitio del llamado ‘internet profundo’ que permite comprar drogas y armas, intentaron convencer al jurado que su cliente no es la persona buscada.Ulbricht, de 30 años, fue detenido en octubre de 2013 en San Francisco (oeste de EEUU), acusado de haber dirigido “el mercado negro más grande y más sofisticado del crimen en internet”, lo que le permitió amasar una fortuna de 18 millones de dólares, según la acusación.Pero dos días después del inicio del proceso, sus abogados intentaron convencer al jurado que Ulbricht no es el creador de Silk Road, durante el interrogatorio al primer testigo un agente del departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos.Según los abogados, el verdadero creador del sitio del sitio es Mark Karpeles, que estaba al frente de la sociedad de intercambio de moneda virtual bitcoin MtGox.El testigo dijo que durante mucho tiempo se sospechó que Karpeles era el cerebro detrás de Silk Road y que en agosto de 2013 pidió una orden para acceder a las cuentas de correo electrónico de éste.Silk Road es un sitio del llamado ‘internet oculto’, el nombre que se da a una serie de páginas creadas deliberadamente para evadir su clasificación por los buscadores de internet como Google, Bing o Yahoo.Por su intermedio, los internautas podían adquirir heroína, cocaína, LSD o metanfetaminas, así como programas y herramientas informáticas para cometer cibercrímenes.El juicio que comenzó el martes presidido por la jueza Katherine Forrest debería extenderse entre cuatro y seis semanas, precisaron fuentes judiciales.publicidadUlbricht se declaró inocente de los siete cargos presentados en su contra, entre ellos los de lavado de dinero obtenido ilicitamente y narcotráfico, que podrían significarle un condena a cadena perpetua.La familia y los amigos del acusado, convencidos de su inocencia, recaudaron cerca de 340.000 dólares para financiar la defensa del acusado a través del sitio “Free Ross” (Liberen a Ross).Por su parte Karpeles nacido en Francia y quien vive en Japón desde donde se ha negado a viajar a Estados Unidos para ser interrogado sobre el colapso de MtGox en 2014, rechazó tener algo que ver con Silk Road en una entrevista concedida a The Daily Beast llevada a cabo por periodistas con sede en Tokio.Karpeles reconoció ser dueño de un servicios de alojamiento utilizados por parte de la red pero rechazo dar cualquier información adicional.”Parte de la red Silk Road (silkroadmarket.org), estaba usando un servicio de alojamiento que todavía poseo para uno de mis clientes. No puedo revelar su nombre por obvias razones”, dijo a la página web.”No tengo nada que ver con la Silk Road y no apruebo lo que ha estado sucediendo allí. Yo creo que Bitcoin (y su tecnología subyacente) no tiene la intención de ayudar a las personas a evadir la ley, su propósito es mejorar la forma de vida de todos, ofreciendo posibilidades nunca antes pensadas”.TerraEl abogado de Ross Ulbricht, individuo acusado de ser el artífice y operador del sitio Silk Road, ha pedido a las autoridades estadounidenses retirar los cargos contra su cliente, argumentando que las bitcoin, moneda de cambio preferida en el desaparecido mercado Silk Road, no es considerada dinero, propiamente tal, en Estados Unidos, por lo que es imposible aplicarle la legislación contra el lavado de dinero.Ross Ulbricht fue detenido en San Francisco, California, Estados Unidos, en octubre de 2003 se por el FBI, luego de ser identificado como el “temido Pirata Roberts”, principal operador del sitio del submundo de Internet, conocido como Silk Road.Desde su detención, Ross Ulbricht ha negado toda participación en Silk Road. Paralelamente, su abogado, Joshua Dratel, ha solicitado la devolución a su cliente de 173.000 bitcoin confiscadas por los investigadores. Al cambio actual, las monedas virtuales confiscadas equivalen a 83 millones de dólares. Según el abogado, esta moneda virtual “no está sujeta a confiscación, en conformidad con la legislación federal vigente”.En su recurso, Joshua Dratel cita a la propia autoridad tributaria estadounidense, IRS (Internal Revenue Service), que recientemente determinó que bitcoin no tiene reconocimiento como moneda de cambio en ninguna jurisdicción estadounidense, y que por lo tanto, para efectos de tributación, debe ser considerada propiedad o bien raíz, y no una divisa.Actualmente, Ross Ulbricht se encuentra en prisión preventiva, sin posibilidad de fianza, en una cárcel de Nueva York, a la espera del juicio en su contra, programado para noviembre próximo.Y aunque su abogado, Joshua Dratel, consiga que se retiren los cargos por lavado de dinero, su cliente enfrenta serios cargos, que incluyen intentos de asesinato de seis personas mediante sicarios, debido a desacuerdos y rencillas internas sobre Silk Road.Ilustración: 123 Dartist © Shutterstock.comPregunte a cualquier periodista financiero sobre Bitcoin y ellos te dirán que es de moda en estos días. “Cryptocurrency,” previamente un término que nunca habían aparecido en los oídos del público en general, que ahora permea las ondas de radio y televisión, y por supuesto, el Internet, sobre una base diaria.El mes pasado, hubo dos audiencias back-to-back en el Senado de Estados Unidos Departamento de Seguridad Nacional y la Banca comités para ayudar a los legisladores a aprender más sobre el fenómeno emergente y emocionante de dinero digital.Sin embargo, como es el caso con la mayoría de cosas en la vida, Bitcoin es mucho más compleja de lo que sus muchos defensores nos quieren hacer creer. En consecuencia, el conocimiento en poder de la mayoría, incluidos los de gobierno encargada de la regulación de la moneda virtual, parece faltar. Y eso es un problema grave.Lista negra de bitcoins: una idea tan horrible como impracticable
Publicado el 15/11/2013El dinero, como cualquier otra herramienta, es incapaz de cometer crímenes. Obligar a la gente a registrar todas y cada una de sus transacciones ante una “autoridad”, para de este modo prevenir ciertos crímenes, no es tan solo ineficaz; es una medida contraproducente y, en sí misma, criminal.Contraproducente, porque sacrifica la utilidad de la propia herramienta en pos de un objetivo quimérico, sin afectar en lo más mínimo a los criminales – habituados como están a esquivar con soltura los “obstáculos” legales – y perjudicando a quienes no lo son. Criminal, porque pone en peligro a millones de personas inocentes – imponiéndoles, además, un costo absolutamente inútil.No hay tal cosa como dinero sucio, así como no hay cuchillos moralmente sucios; el responsable – el agente moral – es siempre el individuo, NO la herramienta.Si por ley forzamos a la gente a quitarle el filo a sus cuchillos “para prevenir los apuñalamientos”, con toda seguridad no modificaremos ni un ápice la conducta de los criminales, y quienes cumplan con dicha ley se quedarán sin una valiosa herramienta.Peor aún sería culpar al dueño de un cuchillo por lo que ha hecho con este su anterior dueño. Un completo disparate, ¿verdad? No para quienes proponen instituir una lista negra de bitcoins con el fin de prevenir el “mal uso” de la criptomoneda.A este asunto, periódicamente reflotado por algún despistado, se refirió Jeff Garzik (core developer de Bitcoin) en su blog:La primera gran dificultad surge cuando intentamos definir qué cosa es una “moneda robada”.Alguien podría afirmar que sus monedas fueron robadas, y aún así poseer la clave privada que le permite gastar esos fondos.Pero incluso si quienes dicen ser víctimas lo son realmente, nos encontramos con un problema no menor: hay que revisar y verificar la autenticidad de informes policiales que provienen de las jurisdicciones más diversas, tratar de asociar los hechos descriptos con determinadas transacciones, elegir un sistema que permita llevar esto a cabo, incorporarlo al software y, finalmente, lograr que la comunidad acepte y descargue esta nueva versión del software.No es el rol de un ingeniero clasificar y juzgar el contenido de informes policiales, para decidir si las transacciones son “buenas” o “malas”. Una lista negra de transacciones es un instrumento que sirve para imponer la censura financiera, justo lo que Bitcoin fue diseñado para evitar.Además, cualquier persona o compañía que administre una lista negra de transacciones se estará exponiendo a riesgos legales muy serios – por ejemplo, una demanda si un error le cuesta dinero a alguien que quedó incluido en la lista – así como a amenazas, intimidación, chantaje, etc.Esencialmente, lo que hace el protocolo Bitcoin es destruir cada moneda cuando esta se gasta, y crear monedas completamente nuevas para el destinatario.Ejemplo: que alguien me envíe 1,0 BTC podría implicar la destrucción de la moneda # 1.111 (0.5 BTC) y de la moneda # 1.112 (0.5 BTC), y la creación de la moneda # 6.789 (1.0 BTC). Por lo tanto, luego de la específica transacción correspondiente a un robo, ya no se puede decir que una moneda es 100% robada.Desde el punto de vista técnico, se puede determinar que una moneda está “relacionada” con una moneda robada, pero no se puede saber cuántas personas inocentes forman los eslabones de la cadena que empieza en el robo y acaba en la moneda en estudio.El ladrón Al puede darle una moneda a Bob, quien no sabe que esa moneda es robada. Bob envía esa moneda, junto con algunas otras, a Charlie.Charlie envía esas monedas, junto con algunas otras, a David. Bob, Charlie y David, sin saberlo, poseen monedas “relacionadas” con una moneda robada.Pero, en ese punto, técnicamente es imposible decir qué monedas deberían incorporarse a la lista negra sin incurrir en juicios de valor subjetivos de carácter no técnico.Por último, debemos tener en cuenta la fungibilidad (uno de los principales atributos de la buena moneda).Es importante que el valor de un bitcoin sea igual al valor de cualquier otro bitcoin. De lo contrario, será imposible que el software y los usuarios de Bitcoin sepan cuáles bitcoins deberían aceptar y cuáles deberían evitar.ElBitcoin.org.comCuantos Bitcoin tiene en su poder el FBIPublicado el 01/11/2013Que el FBI tenga la confiscada la cartera Bitcoin de Ross Ulbricht no significa que tengan acceso a sus bitcoins, de hecho, si algo hizo bien el Pirata Roberts, fue asegurar sus bitcoins.Si bien el FBI reportó hace unos días que los 600.000 Bitcoin pertenecientes a Ulbricht están en sus manos, aún no han podido acceder a la cartera bitcoin porque está encriptada.”Sin la clave privada, sería imposible para el gobierno para acceder a los bitcoins”, dice Ankur Nandwani, que dirige el servicio de micropagos BitMonet.Los Federales poseen bitcoinsComo hemos podido leer estos días, son muchos los que temen lo que el gobierno pueda hacer con estos bitcoins, sobre todo se ha especulado mucho con una posible caída del precio si pusieran toda esa cantidad a la venta.En cambio, parece que no todos piensan igual. Sin ir más lejos, Jaron Lukasiewicz, fundador de CoinSetter comenta “Voy a estar muy contento si todos esos bitcoins vuelven a estar a disposición de la comunidad en general” y es que según argumenta, una cantidad tan enorme de bitcoins en circulación ayudara al volumen y liquidez global de la moneda.Cabe la posibilidad de que el gobierno llegase a algún tipo de trato de Ulbricht para proporcionarles la clave de cartera bitcoin con 490.000 Bitcoins inaccesibles actualmente.Los federales no hablanLos federales no están dando ninguna pista del acceso que puedan tener al alijo de bitcoin de Ulbricht, pero la cadena de bloques puede demostrarnos algunas cosas como dice Dan Held, de ZeroBlock “Sabemos que el FBI tiene acceso a 144.000 bitcoins, ya que los trasladaron el 25 de octubre. Su acceso a los restantes 489.000 bitcoins es discutible cuanto menos”, dice Held.En efecto, el 25 de octubre, aproximadamente 144,000 bitcoins fueron trasladados a esta dirección. Estos Bitcoin fueron movidos en segmentos de 324 BTC. Además, la frase “DPR monedas incautadas” se añadió como una nota a cada transacción en la cadena de bloques.El FBI ha dicho a Forbes que van a vender sus tenencias de bitcoin después del juicio de Ulbricht. Pero pueden encontrarse con un problema, “Mt.Gox, BitStamp y BTC-e combinadas no tienen el volumen necesario para facilitar la venta de esa cantidad de bitcoins”, dice Held.Probablemente tiene razón – el volumen diario de las cinco bolsas es actualmente alrededor de 58.000 Bitcoins, utilizando los datos más recientes de 24 horas a partir de Bitcoin Charts.La otra opción es subastarlos, “Si subastan las monedas, lo más probable es que sea con un descuento en los precios actuales, ya que no hay suficiente demanda para ejecutarla al precio actual del mercado”, dice Held.Fuente: CoinDesk.comLa peor pesadilla del Bitcoin: la influencia del mercado negro en su valor
Publicado el 09/10/2013Recientemente hemos visto cómo el bitcoin ha pasado por una nueva mala racha: un sitio web de venta de drogas que se escondía bajo la capa de anonimato de Tor, Silk Road, se ayudaba de esta moneda para no delatar a sus usuarios hasta que la FBI cerró el sitio. Fue una buena noticia en la lucha contra el narcotráfico, pero una mala noticia para el valor del bitcoin.Tras la redada digital del FBI (que también sacará beneficio propio de la operación), el valor del bitcoin bajó un 8%. Y que el valor de una moneda descienda tras el cierre de una operación ilegal da mucho que hablar: ¿significa esto que la relevancia del bitcoin de basa sólo en si se pueden hacer operaciones ilegales con ella?Los responsables de la moneda virtual lo tienen claro: cometer delitos utilizando las ventajas del bitcoin es “estúpido“ (textualmente de las declaraciones de un desarrollador, Jeff Garzik). Pero está claro que ninguna organización, usuario o empresa confiará en esta moneda siempre que se la vincule a actividades criminales o al blanqueo de dinero. Lamentablemente, este tipo de noticias siempre destacan más que las ventajas completamente legales que se le puede sacar a la moneda intangible.Esta es la pesadilla del bitcoin, y su principal reto a partir de ahora es quitarse esta mala fama.Con el dinero que utilizamos todos también se cometen delitos (y mucho peores). El futuro podría pasar por una regularización de la moneda, pero como siempre pasa con estas iniciativas no se quiere ni oír hablar de esta opción ya que eliminaría por completo el anonimato que tanto quieren proteger. EL bitcoin tiene futuro, pero seguimos sin tener claro cómo será.

¿qué va a pasar con todos esos bitcoins?Silk Road movía dinero. Mucho dinero. Lo confiscado suma más de 26.000 bitcoins, lo que al cambio actual son 2.368.000 euros. Eso es el dinero que todos los usuarios tenían en sus cuentas de usuario del portal.Pero luego está el dinero que el administrador, Ross William Ulbritch, tenía en su monedero virtual: casi 600.000 bitcoins. 54.640.000 de euros al cambio. Es muchísimo dinero, un 5% de todos los bitcoin que hay ahora mismo en circulación… y una clara muestra de que las drogas también pueden tener su negocio enteramente por internet. Ulbritch era todo un Heisenberg.El botín virtual: controlado por unos, visitable por todosEl FBI ha conseguido apoderarse, como decíamos, de los 26.000 bitcoins que los usuarios tenían en sus cuentas de Silk Road. Aún tiene pendiente de descifrar la protección adicional con la que Ulbritch guardaba esos 600.000 bitcoins adicionales.Los planes de la agencia estadounidense, según uno de sus portavoces, son simples: aprovechar el cambio del bitcoin para cambiarlo por dólares en cuanto lo vean rentable. Dinero ganado en drogas convertido en dinero para enriquecer al FBI.Y por supuesto, pensarán hacer lo mismo en cuanto puedan acceder a los bitcoins personales de Ulbritch. “Es dinero ganado en drogas, así que el culpable no puede recuperarlo”, dice el portavoz del FBI.Genbeta.comCierran Silk Road: Donde se usaban bitcoins para comprar armas y drogas
Publicado el 02/09/2013CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente) – Autoridades de USA han arrestado a un hombre en San Francisco, California, acusado de operar un sitio web que permitía a los usuarios comprar armas y drogas en todo el mundo usando Bitcoins, la moneda virtual encriptada más usada en la web.

El joven de 29 años, Ross William Ulbritch, graduado de la Universidad de Pennsylvania en Ingeniería, era conocido en la web como “Dread Pirate Roberts”, y fue detenido por el FBI el martes por su participación en Silk Road, un mercado online.Ulbricht es acusado de tráfico de narcóticos, conspiración, conspiración por piratería informática y conspiración para lavado de dinero, según el investigador del bureau federal, Brian Krebs.Según los fiscales, Ulbricht asistió en el tráfico de sustancias prohibidas desde enero de 2011 hasta la semana pasada . A través de una investigación del gobierno , las autoridades determinaron que varios traficantes de drogas utilizaron Silk Road para distribuir cientos de kilos de drogas ilegales a más de cien mil compradores, lavando cientos de millones de dólares en el proceso.Además, los fiscales dicen que Ulbricht solicitó a un usuario de Silk Road en marzo de este año el contacto con un asesino a sueldo. La potencial víctima del asesinato, según el FBI , era otro usuario del sitio web que “amenazó con liberar las identidades de los miles de usuarios del sitio”. De acuerdo con la denuncia, Ulbricht finalmente accedió a pagar un asesino a sueldo en línea el equivalente unos 150.000 dólares para ejecutar el usuario que amenazaba con filtrar los datos.”Ulbricht estuvo dispuesto a usar la violencia para mantener su control sobre la página web y los recursos de procedencia ilícita que genera para él”, sostiene el FBI. El agente especial que presentó la denuncia penal, escribió que la policía no tiene constancia del homicidio haya ocurrido.En otra parte de la denuncia, las autoridades citan un mensaje privado entre Ulbricht y otro usuario de su sitio en el que el administrador afirmó haber pedido previamente un “golpe limpio” por US$ 80.000.El FBI afirma que los agentes del orden que participan en el seguimiento a Silk Road han hecho más de 100 transacciones de drogas encubiertas individuales desde noviembre de 2011. Los vendedores, dicen las autoridades, provienen de no menos de 10 países extranjeros.Brindando confianza mediante anonimato a los usuarios, Silk Road ha generado olas en la web y mediante el uso de bitcoin se estableció como un sitio ideal en la web para actividades ilegales.En la denuncia, el agente especial del FBI Christopher Tarbell testifica que Silk Road “sirvió como un bazar en el mercado negro en expansión, donde las drogas ilegales y otros bienes ilícitos y servicios han sido adquiridos regularmente y vendidos por los usuarios del sitio”.”En total, el sitio ha generado ingresos por ventas por un total de más de 9,5 millones de Bitcoins”, según las estimaciones del FBI, lo que representa alrededor de US$ 1.200 millones en ventas.Además, los clientes podían comprar “software malicioso diseñado para la piratería informática, como ladrones de contraseñas, keyloggers y herramientas de acceso remoto”.El mes pasado, el FBI dijo que era capaz de navegar por los anuncios en Silk Road siguiendo los productos que puedan ser adquiridos en el sitio, incluyendo cantidades de varios kilogramos de heroína, cocaína y metanfetamina, así como identificaciones y armas de fuego del gobierno falsificados.El sitio web fue cerrado después de la detención del martes.Situación legal de Bitcoin en Argentina
Publicado el 11/10/2013La cantidad de publicaciones en diferentes medios periodísticos y la gran incertidumbre que aquellos reflejan sobre la clasificación jurídica de los bitcoins es lo que me ha impulsado a redactar este artículo.Es de fundamental importancia señalar que el desarrollo teórico que se puede hacer sobre esta realidad es susceptible de quedar invalidado en poco tiempo. Basta con que algún Estado tome la iniciativa de comenzar a legislar sobre los bitcoins para modificar el panorama.A modo de ejemplo, durante la realización de este artículo varios países han comenzado a pronunciarse en torno a la legalidad del bitcoin. En Estados Unidos de Norteamérica, un juez federal consideró que los bitcoins son equivalentes a dinero real[1], y la FinCEN, la unidad encargada de combatir el lavado de dinero en dicho país, expidió ciertas reglas de interpretación en torno a los bitcoins[2]. También, en Alemania, el Ministerio de Finanzas, a pedido de parte, se expidió y sostuvo que el bitcoin es una unidad monetaria y actúa como dinero privado[3].Derecho Argentino.- Consideraciones previasAntes de comenzar a intentar ubicar a los bitcoins dentro de alguna categoría jurídica local, tenemos que señalar que nuestro análisis tendrá siempre en consideración un aspecto vertebral de esta problemática: la libertad. Esta nueva moneda electrónica surge con un espíritu claramente liberal; busca crear un nuevo paradigma en materia monetaria al quebrar las concepciones tradicionales de la moneda. Nakamoto, o el grupo de personas que se refugian bajo la figura de este nombre, pretendía otorgar una nueva herramienta para un verdadero desarrollo de una economía libre de trabas que afecten la circulación y establezcan costos innecesarios que dificulten las operaciones. Por ello, de las opciones que plantearemos, tomaremos partido por aquella que realce este carácter y permita un desarrollo lo más pleno y perfecto del mismo posible, dentro de las circunstancias actuales de nuestro país.El bitcoin como monedaConstitución-Argentina-bitcoinComenzaremos nuestro análisis desde la óptica que podría llegar a considerar a los bitcoins como una moneda. Nuestro punto de partida debe ser la Constitución Nacional. Allí se consigna en el artículo 75 inciso 6 que es facultad exclusiva del Congreso Nacional “establecer y reglamentar un banco federal con facultad de emitir moneda, así como otros bancos nacionales”. Es decir, está en cabeza de una autoridad federal la emisión monetaria y el consecuente control sobre dicho universo. Esa autoridad no es otra más que el Banco Central de la Republica Argentina. En la Carta Orgánica (Ley 24.144 y modificatorias) de dicha entidad, en el articulo 30, nos encontramos con que “el Banco es el encargado exclusivo de la emisión de billetes y monedas de la Nación Argentina y ningún otro órgano del gobierno nacional, ni los gobiernos provinciales, ni las municipalidades, bancos u otras autoridades cualesquiera, podrán emitir billetes ni monedas metálicas ni otros instrumentos que fuesen susceptibles de circular como moneda”. La lógica de nuestro ordenamiento jurídico responde a la influencia del constitucionalismo norteamericano, ya que empleamos estructuras y formulas similares.Dicho artículo no termina ahí sino que nos dice cuándo un instrumento, sin importar sus condiciones o características, será considerado como moneda y, por lo tanto, en violación del ordenamiento jurídico local. El articulo continua así: “i) El emisor imponga o induzca en forma directa o indirecta, su aceptación forzosa para la cancelación de cualquier tipo de obligación; o ii) Se emitan por valores nominales inferiores o iguales a 10 veces el valor del billete de moneda nacional de máxima nominación que se encuentre en circulación.”Como vemos, los bitcoins no encuadran en la definición de moneda y por lo tanto no están en falta frente a la legislación local. Este razonamiento tiene varios puntos de apoyo que pasaremos a detallar a continuación. En primer lugar, podría inferirse de la lectura del articulado que solo podrían considerarse como moneda a los instrumentos que sean emitidos por autoridades, conforme el giro final de la primera parte del articulo 30, dejando de lado a los particulares; en el caso de nuestro objeto de estudio, al haber una emisión descentralizada son, en la gran mayoría de los casos, los particulares quienes emiten los bitcoins.Pero, aun si estimamos que los particulares se encuentran incluidos dentro de la prohibición, la segunda parte del artículo vendría a excluir a los bitcoins de esta realidad. El primer requisito para que un instrumento sea tratado como moneda es que cuente con curso legal, es decir, aceptación forzosa; aquello que en el ordenamiento norteamericano se denomina legal tender. Bitcoin, sin embargo, es un instrumento transaccional que celebra y privilegia la libertad. Con relación al segundo requisito, no es de aplicación a los bitcoins puesto que los mismos no se emiten respetando valores nominales que guarden relación alguna con la moneda nacional.Ahora, si bien hemos descartado que los bitcoins puedan considerarse como moneda nacional, queda por preguntarse si estos pueden ser tratados como moneda extranjera. La cuestión no es menor, dado el estricto régimen que actualmente pesa en nuestro país sobre las operaciones en moneda extranjera. No vamos a hacer un análisis sobre el mérito, oportunidad o conveniencia de aquella normativa por exceder de gran manera nuestro objeto de estudio.Lo primero que debemos preguntarnos es si los bitcoins son una moneda extranjera. Nuestro ordenamiento no da una definición expresa sobre este concepto jurídico. En la Carta Orgánica del BCRA nos encontramos con que este puede mantener una parte de sus activos externos en moneda extranjera, junto con otros elementos. Dadas las disposiciones previamente vistas, podríamos considerar como moneda extranjera a aquellos instrumentos emitidos por las autoridades autorizadas a tales efectos en cada Estado extranjero. Nuevamente, nos encontramos con una concepción tradicionalista de las monedas, en donde solo se admiten como tales a aquellas que son emitidas por una autoridad central. En consecuencia, no sería de aplicación la Ley 18.924 y todo el régimen relativo a las operaciones cambiarias. Es decir, no sería necesario constituirse como, por ejemplo, una casa de cambio para negociar de forma habitual bitcoins ni tampoco sería necesario solicitar autorización a la Administración Federal de Ingresos Públicos para comprar bitcoins a fin de demostrar que se cuenta con capacidad contributiva para ello.El bitcoin como cosaLa segunda posibilidad que se nos presenta es considerar a los bitcoins como cosas en los términos del artículo 2.311 del Código Civil. La doctrina ha señalado que el dinero es una cosa[4]. En esta lógica, sería posible considerar que dentro de la categoría de dinero, en la medida en que se reúnan ciertos requisitos, puede haber distintas clases, siendo el bitcoin una de ellas. Para ello, repasamos el concepto que nos da el Código Civil sobre las cosas: “Se llaman cosas en este Código, los objetos materiales susceptibles de tener un valor”. Alterini es contundente en estos términos: “El dinero es sin duda una cosa, ya que importa uno de los objetos materiales susceptibles de tener un valor”[5].Decimos que los bitcoins son objetos materiales porque se encuentran representados de un modo que resulta tangible al ser humano. Un bitcoin existe, y puede ser percibido por las personas, en cuanto el mismo se concretiza en algo, ya sea una dirección privada asociada a cierta cantidad de bitcoins en una billetera o bien las líneas de código que representan el bloque de la cadena que acaba de ser minado. Que se trate de un tipo de materialidad que la mayoría de las personas no están acostumbradas a percibir no significa que un bitcoin no es un objeto material. Hoy en día, se están igualando en legitimidad los documentos y firmas digitales con sus contrapartes físicas; creemos que en el caso de los bitcoins, este debe ser el camino a seguir.En segundo lugar, los bitcoins logran satisfacer el segundo requisito de las cosas según el Código Civil: el valor. El valor es otorgado por la función económica que los usuarios de estos le otorgan al emplearlos como unidad de cambio, inversión, etc., así como por su función social de otorgar transparencia y libertad a los intercambios económicos.Es importante remarcar que si bien consideramos al bitcoin como cosa en primer lugar, y en segundo lugar como dinero, ello no implica asemejar al bitcoin a la categoría de moneda. Este último concepto, en la forma que se encuentra regulado en el ordenamiento jurídico argentino, está asociado a la idea de centralidad. Claramente, el bitcoin no sigue esa noción y de allí que no sea posible subsumirlo en aquella categoría. Sin embargo, el bitcoin sí responde a las cualidades económicas del dinero y por lo tanto es posible subsumirlo en dicha categoría juridica.¿Cómo se opera jurídicamente con bitcoins?Ahora que hemos tomado una postura sobre cuál es la naturaleza jurídica de los bitcoins, estamos en condiciones de responder uno de los mayores interrogantes que existen en la comunidad que opera con esta novedosa moneda electrónica: ¿Qué tratamiento legal debería recibir una operación en la cual alguna de las dos partes utiliza bitcoins? No pretendemos hacer un examen exhaustivo del tema. Claramente, analizar el total de los negocios jurídicos que pueden llegar a ser celebrados empleando bitcoins es algo imposible; sería intentar abarcar la plenitud del universo jurídico. Sí podemos, en cambio, sentar algunos lineamientos sobre el tema.En el Código Civil, el contrato de compraventa actúa como base para la regulación de diversas instituciones contractuales, y creemos que nuestro camino debe ser el mismo. En el articulo 1.323, encontramos que se entiende que “habrá compra y venta cuando una de las partes se obligue a transferir a la otra la propiedad de una cosa, y ésta se obligue a recibirla y a pagar por ella un precio cierto en dinero”. Como mencionamos, los bitcoins, al ser dinero pero no necesariamente moneda, pueden ser subsumidos bajo esta figura.Una cuestión interesante para señalar, y que podría constituir una de las mayores dificultades para darle a los bitcoins la naturaleza jurídica de dinero, es qué ocurre en el supuesto en que se falla en cumplir con una obligación de entregar cierta cantidad de bitcoins. ¿Acaso se podría cumplir dicha obligación entregando moneda de curso legal (ej.: pesos argentinos en nuestro país), o bien habría que considerar que la obligación se extinguió por imposibilidad de cumplimiento sobreviniente del objeto?A nuestro criterio, dadas las particularidades que presentan los bitcoins, sería imposible reemplazarlos con moneda de curso legal. Por supuesto, la libertad contractual debería jugar un rol preponderante, dado que estamos en un supuesto donde la autonomía de la voluntad tiene una plenitud absoluta. En primer lugar, hay que atender a lo pactado por las partes: si ellas admitieron o no la posibilidad de reemplazar los bitcoins con moneda de curso legal. En segundo lugar, si las partes nada pactaron al respecto, hay que atender al resto del texto contractual y ver la voluntad de las mismas.Otra cuestión que cobra gran relevancia en esta materia es la de los contratos internacionales en donde haya intercambio de bitcoins. Estos, al haber sido ideados para operar como medio de cambio por excelencia en Internet, tienen incorporados a su esencia un carácter internacionalista. Como no existen normas específicas sobre la materia, tenemos que remitirnos a las normas generales que resulten aplicables según el caso para determinar la ley aplicable y la jurisdicción competente.Así, la gran mayoría de los casos serán resueltos aplicando el articulado correspondiente del Código Civil, y la jurisprudencia de la CSJN al respecto, en particular el fallo “Holiday Inn”[6]. El articulo clave en este juego será el 1.209 que prescribe: “Los contratos celebrados en la República o fuera de ella, que deban ser ejecutados en el territorio del Estado, serán juzgados en cuanto a su validez, naturaleza y obligaciones por las leyes de la República, sean los contratantes nacionales o extranjeros” (la cursiva es nuestra). Si alguna de las obligaciones tiene su lugar de ejecución en la Argentina, la ley aplicable es la Argentina. Y además, tienen particular juego los artículos 1.215 y 1.216 con relación a la jurisdicción competente en estos casos. Dichos artículos establecen que “En todos los contratos que deben tener su cumplimiento en la República, aunque el deudor no fuere domiciliado, o residiere en ella, puede, sin embargo, ser demandado ante los jueces del Estado” y que “Si el deudor tuviere su domicilio o residencia en la República, y el contrato debiese cumplirse fuera de ella, el acreedor podrá demandarlo ante los jueces de su domicilio, o ante los del lugar del cumplimiento del contrato, aunque el deudor no se hallase allí“, respectivamente.ConclusionesConsideramos que el bitcoin es dinero porque logra cumplir con los cometidos de aquel. A pesar de ello, su naturaleza jurídica aun no está definida con claridad. Es evidente que es necesario contemplar esta realidad y darle un tratamiento jurídico correspondiente. Mientras tanto, la realidad sigue su curso.Es innegable que los bitcoins, junto con otras criptomonedas, han llegado para quedarse, más aún considerando que seguimos atravesando una de las crisis económicas más importantes de la historia de la humanidad. Los beneficios que estas monedas presentan frente a las monedas tradicionales son evidentes, y la gente se está comenzando a volcar hacia ellas. Es por ello que nosotros, como juristas, nos vemos obligados a analizar esta cuestión y ver su situación legal.Aún si el bitcoin y otras criptomonedas estuvieran destinados a fracasar, es innegable que ya han dejado una marca que cambiará la forma de entender el dinero. La cantidad de preguntas que disparó el bitcoin en los últimos meses es inabarcable. Ello se debe a que el bitcoin toco un elemento central de nuestra forma de vida: el dinero.La solución no es prohibir el bitcoin. Es muy fácil escapar a los avances de la técnica para evitar afrontar las consecuencias de la misma. Una vez más, los grandes cambios producen nuevas situaciones que generan incertidumbre, pero hay que admitir que las normas legales anticuadas serán pasadas por alto. Si los actores económicos consideran que el bitcoin representa un instrumento idóneo para las operaciones que realizan, de poca ayuda será que estos estén prohibidos.Nuestro deber como juristas reside en buscar la forma de darle el tratamiento jurídico más adecuado a esta nueva forma de dinero. En primer lugar, tomar el ordenamiento jurídico actual e intentar buscar la forma de adaptar el mismo para tutelar a los bitcoins. Y en segundo, tras un debate apropiado y una investigación completa, pensar en la manera de dar una regulación hecha específicamente para ellos. Sin embargo, serán los actores económicos quienes, en última instancia, decidirán el futuro de los bitcoins.TheBitcoin.comBitcoin atrae a los entes reguladores de los Estados Unidos
Publicado el 12/09/2013Si no lo sabes de Bitcoin antes de este año, más probable es que tienes ahora. Lanzado en 2009, Bitcoin es una moneda virtual, cambiada de incógnito por drogas, coches, casas… un par de calcetines de alpaca. La tasa de cambio del dólar fue meteórico esta primavera, salto +1900% de enero a abril, antes de estrellarse -81% durante los próximos seis díasLa tasa de cambio ha establecido desde entonces y, en particular, todavía está en pie + casi 1.000% en el año.Pero considerando que la volatilidad anterior no conduce a un escrutinio duradero, el Bitcoin Toro y oso de 2013 tiene la moneda sudar cada vez más en el candelero reglamentario.En julio, Bitcoin fue prohibida en Tailandia, pendiente de revisión más reglamentario. Mientras tanto, atrás en los Estados Unidos, la General Accountability Office (GAO) informó que el Senado sobre impuestos y monedas virtuales, sugiriendo que Washington debería tomar su libra de carne.La GAO dijo que aunque hay cierta confusión sobre el asunto, negocio realizado en moneda virtual no está exento de impuestos.Pero también dijeron que el IRS tiene que hacer un mejor trabajo de comunicar las reglas. Y es cierto, porque los usuarios de las monedas virtuales son difíciles de rastrear — la aplicación puede resultar difícil.El Departamento de Nueva York de servicios financieros (NYSDFS) citó a 22 de las mayores empresas de Bitcoin e inversores en agosto.Los citatorios no son las denuncias de irregularidades, por el contrario, el NYSDFS está recopilando información antes de decidir si quieren emitir regulación Bitcoin.Los proveedores incluidas Letras receptora de Bitcoin software minería (mariposa Labs), procesadores de pagos (Bitpay), un Bitcoin a inversionistas de Bitcoin intercambio (Coinabul) y alto perfil de oro y plateado como Silicon Valley Andreesen Horowitz, Winklevoss Capital Management y Google Ventures.Encanto de Bitcoin quizás malentendidos (o ignorar) anti-establecimiento, Superintendente NYSDFS Benjamin Lawsky dijo: “Creemos que — por una serie de razones — poner en lugar las debidas garantías reglamentarias para las monedas virtuales será beneficiosas para la resistencia a largo plazo de la industria de moneda virtual.”Fuerte regulación potencialmente tiras Bitcoin de sus activos más atractivos, independencia, descentralización y anonimato. Gente todavía, utilizará probablemente tanto en los lugares donde está más estrechamente regulada.En efecto, mientras que Estados Unidos son siendo el líder absoluto en descargas de Bitcoin, la moneda es cada vez más un fenómeno global.Desde 2009, el software para comercio que bitcoins ha sido descargada en 230 países, incluyendo la ciudad del Vaticano y la Antártida.Aunque China es una economía estrictamente controlada, el gobierno central ha ignorado Bitcoin allí y la moneda está creciendo rápidamente, rivalizando incluso los Estados Unidos en 2013 para descargas de Bitcoin.China registró más descargados en el mes de mayo y el país ocupa en segundo lugar, detrás de Estados Unidos, todos los tiempos.Bitcoiners chino aún están comprando y vendiendo acciones en los mercados donde las empresas relacionadas con el Bitcoin están criando efectivo por hacer público — es cierto, hay puramente Bitcoin denominados IPOs en China en este momento.Una bolsa de Bitcoin chino, 796 Xchange, está alrededor del 50% desde que ofreció su propia acción en su propio sitio Web.Otras ofertas públicas iniciales incluyen un operador de las explotaciones mineras, Myminer, Labcoin y proveedor de equipos de minería virtual de Hong Kong.Ha sido un gran año para Bitcoin, pero ¿qué nos depara el futuro? ¿Rivalizará el cryptocurrency alguna vez principales monedas como el yen, euro o dólar?Probablemente no. Pero tan pensativo echa de menos la marca.Las monedas virtuales rayar un picor centralizado estado monedas no pueden.De hecho, Bitcoin no la moneda virtual sólo en el modo de crecimiento en este momento.Un competidor, Litecoin, se basa en la filosofía de Bitcoin con algunas salvedades.Litecoins se extraen más fácilmente en las PC estándar — a diferencia de las plataformas cada vez más souped up necesarias para mina Bitcoins. Y monetaria dirigida de 84 millones de unidades de Litecoin es cuatro veces de Bitcoin 21 millones unidad objetivo.Aunque ha recibido una pequeña fracción de la prensa dedicada a Bitcoin, tipo de cambio del dólar de Litecoin pasa +3300% en 2013, aumentando de $0,07 a $2,36 desde enero. Parecen existir demanda de monedas virtuales bien construidas más allá de Bitcoin.Lo que sus monedas virtuales, futuros reguladoras tienen valor empírico más allá de su uso.Hay un montón de espacio en los océanos de la Internet para empezar más modelos de moneda alternativa — suministros dinero inflacionarios, deflación, tapados, destapados fuentes de dinero.¿Por qué no estudiar de cerca los resultados? Monedas virtuales, como mundos virtuales, ofrecen la rara oportunidad de tomar la ciencia lúgubre en el laboratorio.* Fuente: cartas de bitcoin; Mt. Gox intradía

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

Inscribete en nuestros cursos Online