Cuatro extraditados de Perú a EE.UU por extorsión

Cuatro residentes peruanos han sido extraditados a los Estados Unidos, donde están acusados ​​de operar un plan de extorsión a gran escala desde 2012 hasta 2015, anunció hoy el Departamento de Justicia y el Servicio de Inspección Postal de EE. UU. 

Jesús Gerardo Gutiérrez Rojas, de 37 años, María de Guadalupe, Alexandra Podesta Bengoa, de 38, Virgilio Ignacio Polo Davila, de 43, y Omar Alfredo Portocarrero Cáceres, de 39 años, enfrentan cargos federales en Miami. Las autoridades peruanas arrestaron a los cuatro a fines de 2017, sobre la base de una acusación estadounidense. Los cuatro permanecieron encarcelados en Perú desde el momento de su detención. Perú aprobó su extradición a los Estados Unidos el 18 de enero de 2019.

«El Departamento de Justicia perseguirá a los delincuentes que atacan y extorsionan a los consumidores estadounidenses, dondequiera que estén», dijo la Fiscal General Adjunta Jody Hunt, de la División Civil del Departamento de Justicia.

 “Aquellos que extorsionan a los consumidores de EE. UU. Por teléfono no pueden escapar a la justicia al realizar llamadas desde el extranjero. Agradezco a la República del Perú por extraditar a estas personas para enfrentar cargos en los tribunales de los Estados Unidos «.  

«Las personas que defraudan a los consumidores estadounidenses serán llevadas ante la justicia, sin importar dónde se encuentren», dijo la Fiscal Federal Ariana Fajardo Orshan para el Distrito Sur de Florida. «Proteger a los ancianos y miembros vulnerables de nuestra comunidad de los planes de extorsión, como este, es una de las principales prioridades de esta Oficina y el Departamento de Justicia, y agradezco al Servicio de Inspección Postal de EE. UU.

Por su compromiso inquebrantable de eliminar el sistema de correo de EE. UU. de estos esquemas. Este es un recordatorio para nuestra comunidad de desconfiar de aquellas personas que amenazan con el encarcelamiento, un puntaje de crédito negativo o un cambio en el estado de inmigración; Por favor, informe de esas amenazas de inmediato «.

«El Servicio de Inspección Postal de los EE. UU. Continuará investigando agresivamente y persiguiendo a quienes amenazan a los consumidores de los EE. UU. Y extorsionándolos de su dinero duramente ganado, sin importar de qué país operen», dijo el Inspector Postal de los Estados Unidos a cargo Antonio J. Gómez. 

«El Servicio de Inspección Postal de los EE. UU. Valora la continua colaboración con la División de Protección al Consumidor del Departamento de Justicia en la búsqueda de operadores de centros de llamadas sudamericanos que victimizan a los consumidores a través del correo de EE. 

Podesta, Polo y Portocarrero supuestamente administraban y operaban centros de llamadas peruanos que realizaban llamadas a consumidores de habla hispana en todo el territorio de los Estados Unidos mientras mentían y los amenazaban para que pagaran acuerdos fraudulentos por deudas inexistentes. 

Muchas de las víctimas consumidoras eran ancianos. Gutiérrez fue supuestamente el gerente general de una compañía más grande donde trabajó en asociación con Podesta, Polo y Portocarrero para facilitar su plan de extorsión. Los asociados de los acusados ​​en Miami recolectaron los pagos y algunas veces enviaban paquetes a las víctimas en los Estados Unidos. 

De acuerdo con las acusaciones en la acusación, Podesta, Polo, Portocarrero y sus empleados en Perú utilizaron llamadas telefónicas a través de Internet y afirmaron ser abogados y representantes del gobierno para amenazar a las víctimas en los Estados Unidos. Las personas que llamaron afirmaron falsamente que las víctimas no pagaron ni recibieron una entrega de productos. 

Las personas que llamaban también afirmaron falsamente que las víctimas serían demandadas y que las compañías obtendrían grandes juicios monetarios en su contra. Algunas víctimas también fueron amenazadas con marcas negativas en sus informes de crédito, encarcelamiento o estado migratorio. Las personas que llamaron dijeron que estas amenazas amenazadas podrían evitarse si las víctimas pagaran de inmediato las «tarifas de liquidación». Muchas víctimas hicieron pagos monetarios basados ​​en estas amenazas infundadas.  

El 6 de diciembre de 2016 se presentó una acusación federal de 34 cargos contra los acusados ​​en el Tribunal de Distrito de los EE. UU. Para el Distrito Sur de Florida, y se desveló tras la extradición de los acusados ​​a los EE. UU. Se aprueba que los acusados ​​enfrenten 12 cargos de extorsión pendientes contra ellos. Una acusación simplemente alega que se han cometido delitos. Se presume que todos los acusados ​​son inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad más allá de toda duda razonable.

El caso está siendo procesado por el abogado litigante Phil Toomajian de la Oficina de Protección al Consumidor del Departamento de Justicia. El Servicio de Inspección Postal investigó el caso. La Oficina de Asuntos Internacionales de la División de lo Penal, la Oficina del Fiscal del Distrito Sur de Florida, el Servicio de Seguridad Diplomática y la Policía Nacional del Perú brindaron asistencia crítica. 

ALD/Justice.gov

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online