Criptomonedas no son de curso legal en República Dominicana

El Banco Central de la República Dominicana (BCRD) comunicó esta semana que las criptomonedas que están circulando en ese país, bajo imágenes de los símbolos patrios, no están respaldadas por la institución ni autorizadas para su emisión. De esta manera, remarcan su distancia con el mercado.

Antilavado de Dinero / CriptoNoticias.

En un comunicado, el ente emisor advirtió a los dominicanos de «las diferentes modalidades de criptomonedas, monedas y activos virtuales que se han estado promocionando en medios digitales en el país, entre ellos, alusivos a símbolos patrios… no cuentan con el respaldo de esta institución».

Tampoco, sostienen, están autorizadas como medio de pago o transacciones de ningún género. «Es decir, que no tienen curso legal ni fuerza liberatoria de obligaciones públicas o privadas en todo el territorio nacional».

Hasta el momento, no se sabe cuáles monedas son exactamente, y por lo tanto, no se puede afirmar que también hagan referencia a BTC. Para aclarar, CriptoNoticias se contactó con el BCRD y está a la espera de comentarios.

Una postura distante de larga data

La postura del Banco Central no es nueva. Ya era de rechazo, pero hasta cierto punto, pues pese al recelo, siempre han permitido a los locales que utilicen criptomonedas bajo su propio riesgo.

Era 27 de junio de 2017 cuando el Banco emitió un comunicado sobre el uso de las monedas virtuales. Allí, tras admitir que han observado la evolución de bitcoin, litecoin y ethereum, además de la aparición de ellos en el mercado dominicano, advirtieron a todo el sistema financiero en general sobre «los riesgos asociados a la adquisición de este tipo de activos virtuales con la intención de usarlos como inversión o como medio de pago».

El Banco aclaró en que ninguno de los activos mencionados tiene respaldo y, por tanto, «no gozan de la protección legal que otorga el marco jurídico de la República Dominicana». En la actualidad, señala:

Del mismo modo, no pueden ser considerados como divisas extranjeras bajo el régimen cambiario, puesto que no son emitidos ni se encuentran bajo el control de ningún otro banco central extranjero, razón por la cual no reciben las garantías ni seguridad que ofrece la intermediación cambiaria, ni la libre convertibilidad consagradas en los artículos 28 y 29 de la Ley Monetaria y Financiera.

Banco Central de la República Dominicana (BCRD).

Insistieron en que los activos mencionados ni ningún otro “son una moneda de curso legal y por consiguiente no gozan del respaldo del Estado, su efectividad o su uso como medio de pago en nuestra economía no puede ser garantizada, ni ninguna persona está en la obligación de aceptarlos como forma de pago de bienes o servicios prestados”.

«Con esta aclaración queremos evitar confusiones entre los usuarios del sistema financiero y la ciudadanía en general, sobre cualquier operación que se pretenda realizar utilizando este esquema», señalaron.

En referencia a las instituciones reguladas del sistema financiero, aclararon, «no están autorizadas para usar ni efectuar operaciones con los mismos dentro del Sistema de Pagos de la República Dominicana», y si se involucran en la comercialización o uso de tales activos, «podrían verse sancionada en virtud de lo establecido en la Ley Monetaria y Financiera, en cuanto a la participación en operaciones prohibidas».

Así, concluyen indicando que el BCRD, como ente emisor, cumple con alertar a los que usen criptomonedas, de que estarían «incurriendo en operaciones no contempladas por las regulaciones bancarias vigentes ni en los mecanismos de pago autorizados por la Junta Monetaria».

Aunque, exponen, cada dominicano puede, «a su solo riesgo», usar, comerciar y aceptar estos activos como medios de pago.

Y así lo han hecho. Aun cuando el ente se opone y muestra una posición contraria al ecosistema, la República Dominicana ha sido uno de los países donde el desarrollo de las criptomonedas ha crecido sostenidamente.

En junio, en CriptoNoticias reportamos que ese país caribeño seguía multiplicando los servicios de cajeros automáticos de criptomonedas en la isla caribeña, superando la marca de cajeros Bitcoin disponibles en un país latinoamericano, tras la instalación del cuarto dispositivo en la capital, Santo Domingo.

No suficiente, se han desarrollado múltiples maneras para comprar y vender bitcoin en República Dominicana, como plataformas P2P como LocalBitcoins y Paxful, cuyo volumen de comercio en el último año supera los USD 6 millones y USD 5 millones, respectivamente, tal y como lo describimos en nuestra guía.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

Inscribete en nuestros cursos Online