Cómo el narcotráfico se mueve por las mismas vías que el comercio legal

El subjefe de la Policía de Entre Ríos, José Alejandro Lauman, analizó extensa y detalladamente la realidad del narcotráfico en la provincia, las formas en que se extiende en la región, y destacó el trabajo preventivo y de control constante que se realiza.

Antilavadodedinero / Analisisdigital

En declaraciones realizadas al programa A Quien Corresponda (Radio De la Plaza), Lauman analizó que “el narcotráfico no reconoce fronteras administrativas y la distribución territorial de su actividad delictiva se basa en una política de mercado, es decir que donde más se venda y haya requerimiento de sustancias estarán con su negocio”. “No tienen fronteras provinciales y por eso nosotros estamos siempre atentos a lo que pasa a nivel nacional, tenemos en cuenta lo que se dijo en este encuentro de autoridades judiciales y monitoreamos permanentemente esa cuestión, hay trabajos, hay inteligencia y seguimos atentamente el desarrollo de las actividades del narcotráfico en toda la Argentina e incluso en países aledaños”, refirió.   

En cuanto al trabajo que se realiza, planteó que “si bien es una zona complicada geográficamente, para el control siempre se trabaja en conjunto con las fuerzas nacionales, y en ese sentido tenemos muy buena relación con Prefectura y con Gendarmería. Para los operativos que se realizan, muchas veces, se hacen interconsultas entre las fuerzas porque si están mal diseñados o son inoportunos pueden interrumpir otro trabajo investigativo que se viene haciendo.

Por eso hay lazos, vínculos informativos entre las fuerzas”. “Tenemos un buen control sobre las rutas, me atrevería a decir que Entre Ríos es la provincia que mejor control tiene en rutas; en cada puesto caminero tenemos dos canes trabajando, y eso nos ha dado buenos resultados respecto de los secuestros que se hacen en las rutas, amén de los secuestros que se hacen en los procedimientos que lleva adelante Toxicología a través de sus divisiones en la provincia, ya que en cada Departamento hay una división de Toxicología”, apuntó.

En tal sentido, confirmó que “cada División tiene una importancia superlativa en la estructura de cada Jefatura Departamental porque tiene más personal, más móviles, mas tecnología y un jefe de División que se aboca exclusivamente a ese trabajo con su personal específico” y puntualizó que “hoy hay un total de 350 personas trabajando en la provincia”. “Ese número se ha incrementado un montón, cuando era director de Toxicología no llegábamos a 60 personas”, comparó.

Al respecto, valoró que “los resultados están a la vista, todos los fines de semana hay procedimientos en toda la provincia con resultados satisfactorios, y esto no tiene que ver únicamente con narcotráfico porque a través de la lucha contra el narcomenudeo, con los Juzgados locales, se ha disminuido un 60 a 70% las balaceras en los barrios que se originaban producto de la violencia de la venta”.  Como ejemplo, recordó: “Cuando era subdirector, teníamos hechos en barrio Paraná XIV donde juntábamos hasta 90 vainas de proyectiles después de los tiroteos, y eso no existe más”.

Consultado por el accionar de las bandas narco, Lauman sostuvo que “la idiosincrasia de las grandes bandas dedicadas al narcotráfico, en Entre Ríos son contadas con los dedos de la mano en este momento. Hay organizaciones dedicadas al narcotráfico pero no en el tamaño en que existían en los años 2000 a 2010. Se ha diversificado el accionar y hay pequeños grupos muy operativos que están trabajando a nivel local y con algunos contactos en Santa Fe o provincia de Buenos Aires.

Ese es el nivel que tenemos de organización delictiva, no hay una mega banda como podíamos tener tiempo atrás que en Paraná teníamos bien identificadas tres o cuatro mega bandas que se dedicaban a esto. Eso se ha diversificado y ha cambiado la estrategia”.

De todos modos, aclaró que “el narcotráfico va cambiando constantemente, tiene una dinámica, no es una estructura petrificada en cuanto a su operatividad y eso es lo más peligroso porque se va adaptando a las circunstancias”.

En relación con el trabajo coordinado con otras provincias, mencionó que “se han hecho procedimientos en el Conurbano Bonaerense, en Capital Federal, Córdoba, Rosario, Santa Fe, muchos en la zona de Corrientes, en Itatí el año pasado hubo un procedimiento muy importante. En ese sentido no tenemos problemas porque este tipo de delitos se trabaja en la órbita del Juzgado Federal y las órdenes y la jurisdicción federal es para toda la Nación”.

“Las vías del narcotráfico se rigen por las mismas vías comerciales, si la ruta 14 es un flujo constante de vehículos y comercio, uno de los nervios centrales del Mercosur, por ahí va a transitar la droga; si hay un caudal de comercio importante a través de los ríos, el narcotráfico vendrá por ahí.

El narcotráfico sigue los mismos patrones que el comercio legal, se camufla en el comercio legal, en el transporte del comercio legal. Esa idea de los narcos transitando por caminos de tierra y en el monte, no es muy cercana a la verdad; lo real es que el narcotráfico viene mezclado con el comercio legal y utiliza las vías y los cursos legales del comercio. Se mueve por las rutas y por los caminos que se mueve el comercio legal”, explicitó.

La vida después de la cárcel

Al momento de analizar lo que sucede con los grandes narcos tras su permanencia en la cárcel, el jefe policial sostuvo que “lo vamos a ver ahora porque nunca antes habían estado tanto tiempo esos líderes dentro del sistema penitenciario y de reinserción social; veremos si da resultado o no. Uno quiere pensar que sí, uno tiene la esperanza de que se reacondicione socialmente porque esa es la función del Servicio Penitenciario. Estoy esperanzado de que se van a reinsertar y que van a llevar una vida normal, pero es algo que hasta ahora no hemos pasado”.

En relación con la continuidad del tráfico de drogas desde las cárceles, dijo que “hubo investigaciones donde hay ciudadanos que se encuentran bajo la órbita del sistema penitenciario que han sido protagonistas de trafico de estupefacientes, se han iniciado causas que están bajo la órbita judicial. Indudablemente hay gente que sigue ‘trabajando’ en este negocio, pero no son los más.

Yo estoy esperanzado y espero que las cosas cambien, uno tiene que creer en las leyes y en el sistema porque si no el trabajo que hacemos sería una lucha sin causa. Nuestra función es la prevención y la represión del delito tiene ese sentido: la readecuación social y que todas las personas tomen el verdadero sentido de la vida en una vida en sociedad”.

Narcotráfico, crímenes y violencia

Por otra parte, Lauman mencionó que “comparando los archivos de 2008-2009-2010 se ve que la diferencia de las muertes es notable, y vemos eso como algo positivo en la lucha contra el narcotráfico. En los barrios ha disminuido mucho la violencia relacionada al narcotráfico y en relación a la venta en escala de narcomenudeo que generaba muchísima violencia”.

Analizó que “la pandemia contribuyó al mayor control de las personas que transitaban en la ciudad, bajo el índice delictivo en relación con el narcotráfico pero también los delitos contra la propiedad, pero la disminución de la violencia es por la lucha y la aplicación de la ley contra el narcomenudeo”.

“Esto ayudó un montón, en lo que va del año hubo 140 personas detenidas en la provincia por narcomenudeo; y no hablamos de consumidores sino de aquellos que se dedican al microtráfico”, planteó.     

Agregó que “todos los procedimientos que se realizan son conocimiento y bajo la supervisión del fiscal, no se hacen allanamientos sin que el fiscal sepa; somos auxiliares de la Justicia y nos manejamos con normas investigativas”.

Consultado por la persecución de los eslabones más importantes de la cadena de distribución de la droga, indicó que “las investigaciones bajo la órbita federal continúan adelante, pero el proceso federal es más lento, es otro tipo de estructura la que sigue la investigación en la órbita federal y con un sistema escrito, continental, un poco desadecuado para este tipo de investigaciones, pero si hay investigaciones n la órbita federa que persiguen a estas estructuras”.

“Sucede que lo que se ve y lo que se hace día a día en los procedimientos es sobre narcomenudeo pero las investigaciones en la órbita federal continúan, hay investigaciones importantes que están en trámite en este momento y seguramente en un tiempo van a tener resultados”, consideró.

“Existe una vinculación indudable entre el narcomenudeo y las estructuras mayores. Incluso cuando hacemos un procedimiento en la provincia tenemos la ventaja de que la Dirección de Toxicología se ocupa de narcomenudeo y del tráfico a mayor escala, con lo cual esa información que tenemos desde los extremos del circuito se compara para no pisarse entre las investigaciones federales y provinciales, asimismo antes de hacer un procedimiento se consulta con los jueces federales para no entorpecer otras causas.

La fluidez entre las autoridades judiciales y la policía es fundamental, no ha habido ninguna causa ningún procedimiento por narcomenudeo que haya arruinado una investigación federal en la provincia de Entre Ríos”, concluyó.  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online