¿Cómo el fugitivo ‘cripto’ más buscado se burla de las autoridades?

El coreano Do Kwon, buscado por Interpol por el colapso de Luna y TerraUSD, asegura que pasea y acude a centros comerciales con normalidad.

Antilavadodedinero / Elpais

El nombre de Do Kwon provoca escalofríos en los cientos de miles de inversores que en mayo vieron esfumarse sus ahorros en solo unas horas, 40.000 millones de euros en total —otras estimaciones hablan de 60.000 millones—. Las responsabilidades judiciales del mayor pufo jamás detectado en el joven universo de las criptomonedas, sin embargo, están todavía por asumir.

El fundador de Luna y TerraUSD se marchó de su país, Corea del Sur, en abril, poco antes de que todo saltara por los aires. Supuestamente puso rumbo a Singapur, desde donde sigue publicando en redes sociales. Lejos de haber escarmentado por el agujero que dejó a inversores de todo el planeta, su principal actividad es el proselitismo de su intento por renacer una versión nueva de su fallido proyecto.

La situación del joven de 31 años, que un día fue considerado una de las mentes más innovadoras de Asia —apareció en 2019 en la lista Forbes de 30 personalidades prometedoras menores de 30 años—, es delicada. Un tribunal surcoreano emitió a mediados de este mes una orden de arresto contra él y otras cinco personas, y ha pedido la ayuda de Interpol para atraparlo. Su paradero está rodeado de misterio: en su cuenta de Twitter, donde cuenta con más de un millón de seguidores, ha colocado Singapur como su ubicación, pero no hay ninguna otra prueba de que realmente esté allí.

ar y a centros comerciales”. Se refiere en la frase a lo que ya afirmó el pasado 17 de septiembre, cuando también desde Twitter aseguró que no se había fugado. Preguntado este lunes por un usuario de dicha red social sobre dónde se esconde, respondió sin dar pistas sobre su ubicación exacta, pero sin dar la impresión de estar encerrado en un sótano bajo siete llaves. “Estoy escribiendo código en mi sala de estar”, respondió. La Policía de la ciudad Estado, sin embargo, aseguró días atrás de que Kwon tampoco se hallaba en este territorio, según el diario hongkonés South China Morning Post.

Kwon tiene otra buena razón para no ser más explícito sobre su residencia. Cuando se vino abajo el esquema algorítmico en que se apoyaba el valor de Terra/Luna, que prometía una rentabilidad del 20% solo por mantenerla en cartera, uno de los afectados llegó a tocar la puerta de su vivienda en Corea y preguntar por él a su esposa, lo que llevó a esta a solicitar protección policial a las autoridades.

El reguero de damnificados, algunos de los cuales han visto evaporarse cantidades que han tardado décadas en reunir a base de trabajo, le ha convertido en la diana de muchos odios, aun cuando las advertencias de los reguladores señalaban este tipo de inversiones como de alto riesgo.

Si finalmente es arrestado y llevado a juicio, el proceso contra Do Kwon serviría para aportar más luz sobre el auge y caída de la que llegó a ser una de las diez mayores criptomonedas del mundo.

Y podría desincentivar a quienes pretendan emprender caminos similares. Por ahora, se dice preparado para defenderse “en múltiples jurisdicciones”, dado que hay presentadas contra él demandas colectivas de afectados en EE UU y Corea del Sur, y de vez en cuando teclea su nombre en la lista roja de Interpol, donde de momento su nombre y fotografía no aparecen en la base de datos pública de dicha agencia policial.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online