Brasil investiga a la petrolera estadounidense Freepoint por supuesta trama de sobornos

Autoridades de Brasil están investigando a funcionarios de alto rango de la empresa Freepoint Commodities, con sede en Connecticut, por su presunto papel en un esquema de sobornos que involucra a la compañía petrolera estatal Petrobras, según pudo comprobar Reuters.

Antilavadodedinero / eleconomista

La policía federal brasileña sospecha que Freepoint envió sobornos a empleados de Petrobras a través de un intermediario durante un período de aproximadamente siete años que terminó en 2018.

Reuters reconstruyó la supuesta operación a partir de tres personas cercanas a la investigación, que hablaron bajo condición de anonimato, y de cientos de páginas de documentos judiciales presentados por los investigadores brasileños que no fueron divulgados anteriormente.

Según las fuentes y los documentos judiciales revisados por Reuters, que la policía brasileña presentó el año pasado a un juez federal que supervisa la investigación, se sospecha que al menos dos empleados de alto rango de Freepoint, incluido Robert Peck, jefe del negocio petrolero global de la empresa, participaron en la supuesta trama.

Esos documentos incluyen registros bancarios, facturas, correos electrónicos y mensajes de WhatsApp intercambiados entre los presuntos involucrados, incluyendo a Peck.

La investigación brasileña no fue informada previamente. No se han presentado cargos y no está claro si se presentarán. Las autoridades están investigando a la propia Freepoint, lo que podría dar lugar a posibles multas u otras sanciones civiles, si se descubre que la empresa cometió alguna infracción.

En respuesta a preguntas de Reuters sobre la investigación en Brasil, un portavoz de Freepoint dijo en un correo electrónico que la empresa «está firmemente comprometida con el cumplimiento de las leyes en todos los lugares en los que hacemos negocios» y declinó hacer más comentarios.

Freepoint denegó los pedidos para que Peck esté disponible para una entrevista. Peck no contestó las preguntas que Reuters le envió a través de LinkedIn. Una mujer que respondió al teléfono en su casa se negó a hacer comentarios.

Petrobras dijo en un correo electrónico que tiene «tolerancia cero en relación con el fraude y la corrupción», y que los empleados involucrados en irregularidades en su unidad de comercio «fueron inmediatamente despedidos por causa justificada en 2018».

La policía federal de Brasil no respondió a las solicitudes de comentarios y el Departamento de Justicia de Estados Unidos declinó comentar si está investigando el asunto de Freepoint.

La investigación de Freepoint se produce en el marco de una ofensiva más amplia de las fuerzas de seguridad contra las empresas de comercio de materias primas implicadas en presunta corrupción, en especial en América Latina.

Freepoint es el primer operador energético importante estadounidense que ha sido objeto de una investigación reciente en Brasil. La empresa, con sede en Stamford, compra y vende todo tipo de combustible a través de operaciones en tres continentes y emplea a más de 500 personas en todo el mundo.

El supuesto esquema

La investigación de Freepoint forma parte de una más amplia de las autoridades brasileñas conocida como «Lava Jato», que terminó oficialmente en febrero. Algunas investigaciones restantes en etapas avanzadas, incluyendo la de Freepoint, han continuado.

En el centro de la investigación de Freepoint se encuentra un exempleado de Petrobras llamado Rodrigo Berkowitz, que anteriormente trabajó como vendedor de combustible para el gigante petrolero brasileño en Houston.

En febrero de 2019, Berkowitz aceptó declararse culpable de cargos en Estados Unidos de conspiración para cometer lavado de dinero, por aceptar sobornos de empresas de comercio de combustible que hacían negocios con Petrobras.

Berkowitz, que sigue viviendo en Houston, está a la espera de la sentencia y colaborando con las autoridades estadounidenses y brasileñas en las investigaciones en curso sobre la industria del comercio de materias primas, según su abogado Jorge Camara, quien declinó hacer más comentarios.

Berkowitz describió el presunto esquema de sobornos de Freepoint en presencia de investigadores estadounidenses y brasileños en diciembre de 2019, según los archivos judiciales que resumen su testimonio.

Petrobras, el séptimo productor mundial de petróleo, subasta habitualmente grandes cargamentos de diversos combustibles para asegurarse de obtener el mejor precio posible por sus productos.

Según el testimonio de Berkowitz, él informó a Freepoint sobre las cantidades que los competidores ofrecían en esas subastas. Ese conocimiento permitió a Freepoint aventajar a la competencia, dijo Berkowitz.

A cambio de esa información, según el testimonio de Berkowitz y las facturas obtenidas por la policía brasileña y vistas por Reuters, el vendedor de combustible recibió sobornos de Freepoint a través de un intermediario, un empresario llamado Eduardo Innecco.

Innecco realizó trabajos de consultoría para Freepoint desde aproximadamente 2012 hasta finales de 2018, cuando abandonó abruptamente Sudamérica ante la preocupación de que los investigadores se acercaran, alega la policía brasileña en los archivos judiciales revisados por Reuters.

A través de un representante, Innecco declinó hacer comentarios. «No ha sido acusado de ningún delito y reside actualmente en el sur de Europa», dijo el representante.

Freepoint supuestamente compensaba a Innecco con comisiones que estaban infladas para cubrir el coste de los sobornos, según el testimonio de Berkowitz, los registros bancarios obtenidos por la policía y vistos por Reuters, y las personas familiarizadas con la investigación.

Innecco, a su vez, pasó esos sobornos a los empleados de Petrobras, incluido Berkowitz, según los documentos. Freepoint canalizó casi 500,000 dólares en sobornos a través de Innecco solo entre agosto de 2017 y noviembre de 2018, dijo Berkowitz en su testimonio.

La caída

Los implicados en la presunta estafa de Freepoint eran conscientes de los riesgos que corrían a medida que se ampliaba la red del Lava Jato, alega la policía.

El 1 de septiembre de 2018, Innecco envió un mensaje de WhatsApp a Berkowitz, sugiriéndole que transfiera su riqueza al extranjero para protegerla de las autoridades en el caso de que su esquema fuera descubierto, según el testimonio de Berkowitz y una copia del mensaje revisado por Reuters.

Tres meses después, el 5 de diciembre de 2018, las autoridades brasileñas emitieron una orden de arresto contra Berkowitz por aceptar sobornos de empresas de comercio de materias primas.

El 6 de diciembre de 2018, Innecco voló desde su casa en Uruguay a Madrid, según los registros de viaje obtenidos por la policía brasileña y vistos por Reuters. Los investigadores brasileños creen que huyó por temor a que su arresto fuera inminente y las autoridades lo consideran ahora un fugitivo, según los archivos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

Inscribete en nuestros cursos Online