En Doral: Alejandro Rebolledo y Julio Montoya intercambian información de vinculados al régimen de Venezuela con la Fiscal General de la Florida

Sin lugar a dudas, los venezolanos ocupan los primeros puestos del ranking mundial como corruptos, testaferros y delincuentes organizados, donde empresarios, artistas, comerciantes, contratistas y familiares, están siendo imputados por la justicia estadounidense por los negocios ilegales que los han hecho multimillonarios con el dinero saqueado de Venezuela.

Antilavadodedinero

Alejandro Rebolledo, magistrado del Tribunal Supremo de Justicia, designado por la legítima Asamblea Nacional de Venezuela del 2015 y el diputado a la  Asamblea Nacional, Julio Montoya, sostuvieron una reunión con la Fiscal General de Florida, Ashley Moody, para intercambiar información de un gran número de expedientes con nombres y pruebas, de venezolanos que hacen vida en la Florida, EE.UU. Y como también deben ser investigados los grupos financieros vinculados al régimen de Venezuela.

Como lo ha señalado Alejandro Rebolledo, jurista y especialista antilavado de dinero en distintas oportunidades, “la corrupción de la llamada revolución bolivariana ha logrado sustraer de las arcas del país más de 800 mil millones  de dólares, debido a que el régimen tomó el control del poder judicial colocando a sus aliados como jueces. Desequilibraron la aplicación de la justicia y destruyeron la separación de poderes. La imparcialidad del poder judicial y la separación de poderes es la base de la democracia y debe ser protegida ya que hoy Venezuela en su “guarida” o su paraíso “rojo”.

Conversaron con la Fiscal General, Ashley Moody sobre los métodos y mecanismos utilizados por los involucrados, en lavado de dinero, corrupción, soborno, fraudes y narcotráfico.

Dijo, igualmente Rebolledo que: “La denominada casta chavista posee la mayoría de sus propiedades en el estado de la Florida —principalmente en el vecindario de Brickell— algunos en Texas y en Nueva York. La mayoría están a nombre de empresas que no registran actividad comercial, salvo ser la propietaria del inmueble. Otras, a nombre de esposas, socios y familiares, y en algunos casos han sido compradas para luego ser vendidas a pérdida unos meses después”. Señaló.

Solo en el sur de Florida se han incautado bienes por más de 450 millones de dólares, de los cuales una parte han sido inmuebles. “En nuestros expedientes, hasta la fecha, tenemos más de 48 investigaciones y causas judiciales que involucran a más de 100 personas y evidencian el desfalco al Estado venezolano”.

Indicó Rebolledo: “Hemos obtenido pruebas de documentos, cuentas bancarias, vinculaciones, fotografías y por eso decidimos emprender la misión de aportarlas para que permitan enjuiciar, encarcelar y recuperar los bienes de Venezuela. Nuestra meta es buscar la Justicia donde se encuentre para devolverle la paz al país”.

Julio Montoya

El diputado venezolano Julio Montoya dijo: “La decisión de aumentar el número de magistrados burocratizó y politizó el sistema judicial del país; al llenar el tribunal, el régimen destruyó la aplicación de la justicia imparcial en Venezuela. Una vez que el tribunal se convirtió en una herramienta política para el régimen, sus crímenes quedan impunes”.

El diputado a la Asamblea Nacional se refirió particularmente a una de las entidades bancarias de Venezuela que participó en la estafa a 16 mil familias y empresas que confiaron en el Banco Occidental de Descuento a través de un grupo financiero creado por ellos, que a su vez no existe legalmente en Venezuela, para realizar actos criminales”.

El diputado Montoya aseguró que lo complejo del caso es que se habla de operaciones de bancos que están en el Caribe pero el dinero es captado en Venezuela, y que Sudeban, que es el ente que debe supervisar esto, niega su participación alegando que los bancos no quedan en Venezuela.

Además, Montoya solicitó a la Fiscal General, Ashley Moody apoyo en la  investigación de dichos nombres que operan desde Venezuela y viven activamente y con vida de ricos en los Estados Unidos, especialmente en La Florida.

Por su parte, la fiscal general Ashley Moody dijo: “No debemos silenciar las voces de quienes se ven obligados a denunciar a los corruptos de un régimen autoritario. Tampoco debemos dejar de conectar los puntos desde el empaquetamiento en los tribunales, hasta el caos y la destrucción que vemos hoy en este Estado nación en decadencia”.

La Fiscal Moody  se mostró agradecida con el encuentro y agrego

Venezuela pasa hoy por la peor crisis institucional conocida a lo largo de su historia. Por lo que acciones como las del magistrado Alejandro Rebolledo y del diputado Julio Montoya forman parte de la lucha que se realiza desde afuera de sus fronteras, por su libertad, en tanto la falta de institucionalidad en dicho territorio suramericano cierras las vías para la defensa interna por los derechos de los venezolanos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

Inscribete en nuestros cursos Online