Bancos latinoamericanos incrementan sus presupuesto para tecnología

Un actor global de la seguridad de las transacciones bancarias remotas dijo a BNamericas que se encuentra implementando soluciones en Chile y Uruguay en un contexto en el que las instituciones financieras de la región reanudaron algunos planes de inversión suspendidos el año pasado cuando estalló la pandemia.

Antilavadodedinero / Bnamericas

Con más de la mitad de los principales bancos del mundo entre sus usuarios, OneSpan desarrolla soluciones digitales en las esferas de la identidad, la prevención del fraude y la productividad empresarial.

Camilo Méndez, habilitador de transformación digital de OneSpan en Colombia, dijo que la compañía trabajan con un banco en Chile y otro en Uruguay para actualizar la seguridad de los clientes.

Las entidades bancarias están implementando un sistema de autenticación multifactor en la nube de OneSpan con capacidad biométrica: reconocimiento facial y huellas dactilares. Esto reemplazará a una plataforma basada en tarjetas matriciales y contraseñas de un solo uso, que todavía se utiliza ampliamente en la región.

Méndez señaló que Uruguay es tradicionalmente un pionero en el despliegue de nueva tecnología en América Latina, y agregó que la legislación de prevención del fraude financiero que coloca la carga de la prueba en los bancos –como la recientemente implementada en Chile– es un motor de adopción.

“Ellos [los bancos] quieren asegurarse de que están tomando todas las medidas posibles para prevenir ataques fraudulentos. Cada vez vemos más y más clientes interesados en cómo funcionan estas soluciones”, indicó.

En el frente de la legislación, un problema potencial es la preocupación de los bancos por el cumplimiento de las reglas que rigen el uso de soluciones basadas en la nube, ya que algunos marcos que no contienen normas sectoriales específicas están abiertos a interpretación.

Si bien el desembolso aumentó después del brote de la pandemia, en áreas como la firma digital y las soluciones de clientes remotos para seguir operando en medio de los confinamientos, la inversión en otros segmentos se suspendió, pero los proyectos se están reanudando, afirmó Méndez.

“Lo que estamos viendo este año es que de cierta manera han recuperado la estabilidad, y están empezando a ver cómo moverse hacia estas nuevas tecnologías. ¿Por qué? Mientras más se utilizan los canales digitales, más aumenta el fraude», explicó.

Los actores de servicios financieros en la región invirtieron unos US$5.950 millones el año pasado para combatir los delitos financieros, frente a los US$4.510mn de 2019, según un informe de la consultora global LexisNexis.

Otra alternativa que OneSpan está aprovechando es la seguridad de las aplicaciones móviles. La compañía ha desarrollado un escudo que brinda prevención de fraude para las aplicaciones que ofrecen las instituciones financieras en las tiendas de aplicaciones.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online