Afirman que la ONU planea pagar $ 6 millones a terroristas talibanes

La ONU planea pagar 6 millones de dólares a los militantes terroristas talibanes del Ministerio del Interior de Afganistán. Su jefe es uno de los más buscados por el FBI además de haber sido sancionado por Estados Unidos y la ONU. 

Antilavadodedinero / Bles

Algunos expertos dudan sobre si estos pagos violarían las sanciones por terrorismo mencionadas, dado que un funcionario del Departamento del Tesoro de EE. UU. confirmó que los talibanes, la red Haqqani y sus jefes están sujetos a ellas, señaló el New York Post el 22 de diciembre. 

En consecuencia, las personas que los apoyen: “corren el riesgo de exponerse a las sanciones de EE. UU.”, expresó el funcionario. Tras designar a los talibanes como terroristas se ordenó la congelación de sus activos en Estados Unidos y se prohibió a los estadounidenses tratar con ellos.

De hecho, el ministro afgano del Interior, Sirajuddin Haqqani, es el jefe de la red Haqqani acusada de atacar violentamente a las tropas estadounidenses y de la coalición durante la guerra sostenida en Afganistán durante 20 años.

Haqqani es perseguido por el FBI que ofrece una recompensa de 10 millones de dólares por la información que permita dar con su paradero. También está implicado en la muerte de seis personas, entre ellas un estadounidense, tras un atentado contra un hotel de Kabul.

Además, este terrorista podría haber participado del intento de asesinato del entonces presidente afgano Hamid Karzai en 2008. La red que dirige también estableció el enlace entre los talibanes y la organización terrorista Al Qaeda.

La ONU justifica esa financiación de la red terrorista argumentado que sus funcionarios en Afganistán necesitan un esquema de seguridad reforzado. 

El portavoz adjunto de la ONU, Farhan Haq, manifestó que el presupuesto de la Misión de Asistencia de la ONU en Afganistán “está actualmente en revisión”, agregando que “mantiene el pleno cumplimiento de todos los regímenes de sanciones de la ONU”.

No obstante suscitó un comentario mordaz de una fuente: “Lo que viene a decir es que no hay una supervisión adecuada”, dijo una fuente al servicio de noticias, según el New York Post. 

La ONU reiteró que los fondos se entregarían a los 3.500 beneficiarios a su servicio “y no a través de las autoridades de facto”, alrededor de 4 millones de dólares incrementarían los salarios entre 275 y 319 dólares al mes, además, se aportarían 90 dólares para ayuda alimentaria mensual por persona. Un uso “similar” se daría a los 2 millones de dólares restantes. 

Por otro lado, llama la atención que la administración Biden haya eximido el 22 de diciembre de las sanciones a los funcionarios estadounidenses y de la ONU, que hacen negocios permitidos con los extremistas talibanes para tratar de mantener el flujo de ayuda a Afganistán.

No hay claridad de si esta exención permite a la ONU efectuar los polémicos pagos anunciados aquí. 

En este contexto, el representante Michael McCaul, republicano por Texas, cuestionó esta medida porque: “Podría resultar en el empleo de los fondos de los contribuyentes estadounidenses para recompensar, legitimar y permitir a los mismos talibanes que tomaron el poder por la fuerza y que no han mostrado ningún interés en acatar las normas internacionales”.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Actualidad

WP Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Inscribete en nuestros cursos Online