La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros apuntó que los clientes de la banca tardan hasta 100 días en darse cuenta que fueron afectados por robo de identidad o cargos por la compra de un producto o servicio que no hicieron.

El organismo señaló en su portal que, por lo general, el usuario se entera de estos movimientos en sus cuentas bancarias cuando la institución inicia las labores de cobranza, debido a que no tiene el hábito de consultar con regularidad el Buró de Crédito.

Por ello, aconsejó acercarse a las instituciones bancarias para solicitar los mecanismos de prevención y sistemas de alertas de movimientos, ya que de esta forma se pueden detectar de manera inmediata cargos o movimientos extraños a las cuentas del usuario.

Refirió que otra forma de evitar ser víctimas de fraudes o robos de identidad es través de las consultas al momento vía Internet o por medio de aplicaciones móviles. Además de la consulta periódica del reporte especial de crédito que la Condusef proporciona gratuitamente o habilitar el sistema de alertas del Buró de Crédito, añadió el organismo.

ALD/ Notimex