La Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. anunció este jueves que Credit Suisse Group AG pagará aproximadamente US$30 millones para resolver los cargos de la SEC de que obtuvo negocios de banca de inversión en la región de Asia-Pacífico al influenciar corruptamente a funcionarios extranjeros en violación de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA).

Credit Suisse también acordó pagar una multa de US$47 millones al Departamento de Justicia de los EE.UU.

De acuerdo con la orden de la SEC, varios altos gerentes de Credit Suisse en la región de Asia-Pacífico intentaron obtener negocios mediante la contratación y promoción de personas relacionadas con funcionarios del gobierno como parte de un acuerdo quid pro quo. Si bien esta práctica eludió el proceso normal de contratación de la empresa, los empleados de otras filiales y subsidiarias de Credit Suisse estaban al tanto y, en algunos casos, aprobaron estas “contrataciones de relación” o “contratación de referencias”.

La orden de la SEC determinó que en un período de siete años, Credit Suisse contrató a más de 100 empleados a pedido de funcionarios gubernamentales extranjeros, lo que generó millones de dólares en ingresos comerciales.

“El soborno puede tomar muchas formas, incluida la concesión de empleo a amigos y parientes de funcionarios del gobierno. La práctica de Credit Suisse de participar en estas prácticas de contratación violó la ley, y ahora se considera responsable de haberlo hecho “, dijo Charles Cain, Jefe de la Unidad FCPA de la División de Aplicación de la SEC.

La orden de la SEC determina que Credit Suisse violó las disposiciones contra el soborno y el control contable interno de la Securities Exchange Act de 1934. Credit Suisse acordó pagar la restitución de US$24,9 millones más US$4,8 millones en intereses para resolver el caso de la SEC.

ALD/ACFCS