Con solo un clic, un cibercriminal es capaz de arruinar la Navidad. Por eso, es importante tener una serie de precauciones a la hora de comprar en línea para evitar ser víctima de fraudes o estafas electrónicas.

Para esta época, las falsas ofertas publicadas en páginas web o redes sociales son el principal riesgo. De hecho, en el último año, 3.415 personas denunciaron haber sido víctimas de estafas en alguna plataforma, por medio del sistema de CAI Virtual de la Policía.

La mayoría de estafas se generan por el incumplimiento en el envío o recibo de los productos comercializados o por el cambio en las condiciones y calidad del artículo.

La otra modalidad que predomina es el phishing, una técnica mediante la que se intenta obtener información confidencial como contraseñas, datos personales o información bancaria, mediante una suplantación de identidad. En este caso, el cibercriminal se hace pasar por una persona o entidad de confianza en correos electrónicos, mensajería instantánea o llamadas.

Bajo este formato, se calcula que se estafan hasta US$9.100 millones anuales a nivel mundial, y en Colombia, se han reportado más de 1.400 incidentes en lo que va del año, según el Primer Informe de Análisis del Cibercrimen, publicado por la Dirección de Investigación Criminal e Interpol, en alianza con la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones.

Es importante desconfiar de la proveniencia de los mensajes y correos electrónicos, ya que en la temporada navideña se pueden recibir supuestos correos inofensivos de felicitación que incluyen links para descargar software troyanos. Ante estos y más tipos de delitos, tenga presente seis tips para evitarlos.

LOS CONTRASTES

“En ocasiones como el Black Friday, compruebe que sus dispositivos y correos electrónicos cuenten con antivirus y antispam”.

Utilice una tarjeta exclusiva para compras en e-commerce
Hoy los bancos ofrecen tarjetas virtuales recargables para usar en compras por internet. Este tipo de productos tienen un cupo limitado, de modo que si llega a presentarse un fraude, el criminal no podrá gastar grandes cantidades. Algunos bancos, como Bbva, ofrecen la oportunidad de generar tarjetas virtuales, que se crean asociadas a la tarjeta de crédito, sin ningún costo y por un tiempo de vigencia determinado, con el fin de contar con una mayor seguridad a la hora de realizar compras por Internet. Igualmente, Bancolombia tiene una tarjeta que puede ser activada o desactivada a través de su página y se puede recargar desde la cuenta de ahorros o corriente.

Revise los movimientos e información de su cuenta
Hay varios procedimientos que los bancos ofrecen para hacer de sus compras virtuales una experiencia segura. Uno de estos puntos es registrar el número de celular y correo electrónico con la entidad financiera con el fin de que pueda recibir confirmación de las transacciones realizadas, así podrá detectar posibles fraudes a tiempo.

Luego de hacer una compra, consulte si su transacción fue aprobada y revise los movimientos de su cuenta bancaria. También puede consultar a su banco en caso de recibir correos que soliciten datos personales, números de cuenta, teléfonos o claves de acceso personales o de dispositivos suministrados por el banco para transar.

Confirme la reputación de la página web de la oferta
Al descargar una aplicación para comprar, es importante ver el número de descargas que tiene, con el fin de verificar que sea una página conocida. Asimismo, el popular dicho “de eso tan bueno no dan tanto” también aplica a la hora de comprar en línea. Maximiliano Cantis, gerente de Eset para América Latina, recomienda tener cuidado con las ofertas increíbles que llegan a través de redes sociales o correos, ya que pueden ser trampas para que los usuarios consignen sus datos en una página falsa.

El experto indicó que al ver una gran promoción, lo mejor es dirigirse directamente a la página oficial de la marca para ver si es cierto lo que se ofrece.

Rastree su pedido y conozca qué hacer si no es lo esperado
Rodrigo de Angulo, director comercial de Linio Colombia, recomienda hacer seguimiento del pedido. Según el experto, se debe “anotar el número de pedido y de guía de la paquetería. Esto con el fin de poder rastrear correctamente el paquete”. Además, en caso de algún inconveniente en la compra, lo ideal es comunicarse directamente con la empresa para resolverlo. Si la empresa no responde, entes como la Superintendencia de Industria y Comercio pueden resolver el conflicto.

Recuerde que la ley indica que deben darse cinco días hábiles de retracto desde que se recibe el producto para devolverlo en el mismo estado en el que llegó y recibir un reembolso o cambio.

Fíjese en el candado verde y las siglas htpps de la web
Al entrar al portal de una tienda en línea, es necesario verificar dos indicativos para saber si la página es segura: lo primero, es que el link que aparece en la barra de búsqueda empiece por “https”, este código indica que la información que consigna el usuario en la página viaja de forma cifrada al servidor.

Al no viajar en texto plano y ser ilegible, es difícil de interceptar por los atacantes cibernéticos. El segundo punto es verificar que junto a la barra de búsqueda esté el símbolo del candado verde, que indica que la información que se envía o recibe es privada. Aún así, Google advierte que aunque aparezca este ícono, hay que tener precaución y asegurarse que la página web sí es la que se desea visitar.

Compre a través de una red wifi o página de confianza
Los wifi de bibliotecas, centros comerciales o aeropuertos se deben evitar para hacer transacciones electrónicas, pues se desconoce el nivel de seguridad que maneja la web. Además, hay muchas maneras de que alguien intercepte la conexión y la use para robar información de la tarjeta de crédito, contraseñas u otros datos personales.

De igual manera, se recomienda que al buscar en línea una página de un banco u otra empresa, se teclee la dirección URL completa, pues los delincuentes crean páginas con el mismo nombre que se diferencian por un .co o .com, de manera que no se hace clara la diferencia. Recuerde nunca usar un link que provenga de un correo electrónico, así sea conocido.

ALD