La Foreign Narcotics Kingpin Designation Act ,de 1999 fue creada con base en la Orden ejecutiva 12978 del 21 de octubre de 1995 para el “bloqueo y prohibición de transacciones con narcotraficantes significativos" a su vez basada en la ley de Poderes Económicos ante Emergercia Internacional(International Emercency Economic Powers Act o IEEPA). La orden ejecutiva de Clinton demostró ser efectiva en disminuir el poder y la influencia de los capos colombianos.

 

El instrumento legal al que hacemos referencia impone sanciones económicas a ciertos individuos extranjeros que lideran organizaciones de narcotráfico “narcotraficantes significativos”. Además extiende el trato que se le daba a estos personajes hasta todo individuo u organización que colabore con el narcotráfico internacional.

Su aplicación se ha endurecido luego del 11 de septiembre cuando surgió la Ley USA Patriot, al identificarse las conexiones del narcotráfico y el terrorismo como amenazas a la seguridad nacional, sobre todo en lo que tiene que ver con el uso de ese dinero negro, de procedencia ilícita, fuera del sistema financiero como una fuente de financiamiento de las actividades terroristas.

 

La ley también es importante en el sistema estadounidense más allá del mundo del crimen porque implica responsabilidades individuales para quienes actúen desde dentro de organizaciones.

 

Una de las más importantes acciones que se definen es la identificación pública de los narcotraficantes importantes por medio de dos listas. La Lista I corresponde a los cabecillas de organizaciones narcotraficantes, en la lista II se incluyen personas y organizaciones que han apoyado o colaborado de alguna manera con el narcotráfico. A los designados se les llama SDNTKs para distinguirlos de otros dentro de la lista de la OFAC.

Los nombres son añadidos a ambas filas por el mismo Presidente de los EEUU quien los envía al congreso el 1ero de junio de cada año con el consejo de sus secretarios de Defensa, Tesoro, Justicia, Estado y el jefe de la Inteligencia.

 

Las acciones e inclusiones derivativas de la lista II también pueden ser ejecutadas por el tesoro estadounidense a través de la OFAC y afectar tanto al designado como a sus familiares, negocios y hasta allegados que se hayan beneficiado con conocimiento del dinero sucio además de, por su puesto de aquellos que hayan colaborado activamente. Todos pueden ser sujeto de las mismas penas que se apliquen al capo.

 

Según la sección 5ta. de esta legislación, al incluir a alguien en la lista se congelan todos sus bienes bajo jurisdicción estadounidense y se prohíbe a cualquier persona bajo jurisdicción estadounidense hacer negocios o transacciones con ellos. Todos los individuos y organizaciones en ese país tienen la obligación de identificar a los miembros de esta lista (o cualquier negocio donde un designado tenga 50% o más de propiedad).

En su sección 7, se explica que el incumplimiento de esta ley, es decir prestar ayuda a estos narcotraficantes o sus colaboradores o hacer negocios o transacciones con ellos puede significar hasta 30 años de prisión y multas de hasta 10 millones de dólares e incluso decomisos y confiscaciones. En el caso de funcionarios de organizaciones que rompan la ley, las multas pueden llegar a 5 millones.

 

El número de designados bajo la ley Kingpin de acuerdo a la sección 805(b) del Código Civil Estadounidense supera ya las 400 personas y organizaciones. Son gente de todo el mundo, aunque destaca América Latina. La lista de países de la fila I es reducida, principalmente centrada en Colombia, Afganistán, México, Turquía, Venezuela e Italia.

La lista de cabecillas del narcotráfico internacional no incluye países. Sin embargo, hay muchas maneras en que puede afectarlos.

Tomando en cuenta que muchos de nuestros bancos tienen negocios en EEUU si, por ejemplo, se identificara a alguno de ellos haciendo negocios o prestando servicios a una persona u organización de ese listado, el tesoro estadounidense puede definir sanciones que debilitarían a esas instituciones además del sistema financiero local. Lo mismo podría suceder   cualquier empresa o particular que realice algún tipo de transacción con ellos.