Este martes la Veeduría Distrital y la Alcaldía de Bogotá, con el propósito de combatir la corrupción, aprobaron el documento Conpes que le da vida por los próximos diez años a la primera Política Pública Distrital de Transparencia, Integridad y No Tolerancia con la Corrupción (PPDTINTC).

“La corrupción se ha convertido en una amenaza directa para la gestión administrativa, la prestación de servicios de calidad a la ciudadanía y la garantía de derechos fundamentales", explicó el Veedor Distrital, Jaime Torres-Melo.

Esta política contempla una serie de compromisos que la ciudadanía deberá asumir y apropiar, como velar para que los intereses personales no afecten el interés colectivo; denunciar comportamientos y conductas que afecten el cuidado de lo público; no ofrecer ni recibir sobornos para la entrega y/o para el acceso a servicios del Distrito, entre otros.

Estos compromisos, según informó la Veeduría Distrital en un comunicado, serán incluidos en un 'Decálogo de la Transparencia'.

Por otro lado, el ente de control aclaró que, para el desarrollo de esta política, se destinarán más de dos billones de pesos en los años contemplados.

"Esta política será la base de una serie de acciones que viene implementando Bogotá para hacer más trasparente y eficiente su gestión”, destacó Raúl Buitrago Arias, secretario General de la Alcaldía de Bogotá.

La Veeduría explicó que, con la puesta en marcha de esta política, se espera mitigar el impacto negativo de prácticas corruptas en los sectores público y privado.

Con esta Política de Transparencia, se inaugura el Conpes D. C., que está integrado por el alcalde mayor de Bogotá, quien lo preside, y todos los secretarios de despacho del Distrito. La secretaría técnica está en cabeza de la Secretaría de Planeación.

ALD/ET 

06/12/2018