Defensor de la dictadura, racista, homofóbico, misógino. El mundo mira estupefacto como Jair Bolsonaro podría convertirse pronto en el próximo Presidente de Brasil. Parte del discurso del candidato ultraderechista, está basado en la idea de combatir el crimen y la corrupción. Sin embargo, cayó la primera denuncia de corrupción contra alguien de su entorno.

Por primera vez, un miembro del entorno del candidato presidencial brasileño de extrema derecha, Jair Bolsonaro, fue manchado por una denuncia de corrupción. Se trata del gurú económico Paulo Guedes, del Partido Social Liberal (PSL), el elegido de Bolsonaro para encabezar el ministerio de Hacienda en caso de ser elegido presidente.

El Ministerio Público Federal de Brasilia ha abierto una investigación para saber si Guedes incurrió en delitos de fraude con fondos de pensiones de empresas estatales, dijo un fiscal con conocimiento del caso a Reuters. Se investiga si Guedes gestionó de manera irregular 1.000 millones de reales inyectados por fondos públicos de pensiones en sus vehículos de inversión a partir de 2009. Según el diario Folha de Sao Paulo, el procedimiento comenzó el 2/10.

Entre las empresas salpicadas en el caso, explica EuropaPress, figuran el Banco do Brasil, Petrobras, Caixa Federal y Correios. Guedes, se presume, se habría asociados a ejecutivos vinculados el PT (Partido de los Trabajadores) y MDB (Movimiento Democrático Brasileño) para practicar fraudes en negocios con fondos de pensiones estatales.

 

La denuncia afecta a Bolsonaro porque su mensaje de campaña está basado, en parte, a combatir la corrupción y el crimen. Esta semana, el candidato comenzó a desvelar las grandes líneas de su futuro programa económido y que consistirán en, además de reducir la cantidad de ministerios y privatizar empresas públicas, combatir el fraude en los programas sociales, 

El 28/10, Bolsonaro competirá por la presidencia con el candidato del PT, Daniel Haddad, en balotaje. El ultraderechista sacó 46 puntos en pimera vuelta, por lo que es probable que salga elegido el 28. Haddad quedó en 2º lugar con 29 puntos.

Los escándalos de corrupción destapados por el Lava Jato son considerados uno de los elementos que crearon el clima político ideal para cavar una zanja entre elites y sociedad y que habilitaron, para un sector de la sociedad, el retorno a una mirada clasista y racista de la política que Brasil parecía haber enterrado tiempo atrás, explicó Federico Merke, profesor en Relaciones Internacionales, Universidad de San Andrés.

ALD/Uregente24

 

 

11/10/2018