El secretario general de la OPEP, Mohammad Barkindo, dijo el jueves que los productores petroleros están muy preocupados por la capacidad ociosa en medio de una reducción de las inversiones en la industria energética, con un reciente aumento de los precios del crudo por temor a una caída del suministro iraní.

Los precios del crudo están subiendo por expectativas de que las sanciones de Estados Unidos contra Irán reducirán los envíos del tercer mayor productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo. El barril Brent alcanzó la semana pasada los 86,74 dólares, su máximo desde 2014.

“Estamos muy preocupados”, comentó Barkindo en respuesta a una pregunta sobre la capacidad ociosa, refiriéndose al continuado declive de la inversión en la industria petrolera como consecuencia de las caídas anteriores del mercado.

Barkindo dijo también que hay muchos factores no relacionados con los fundamentos influyendo en el mercado petrolero y que van más allá del control de los productores.

En el transcurso de la conferencia Petróleo & Dinero que se celebra en Londres, Barkindo dijo antes que quiere garantizar que no hay escasez de crudo en el mercado, tras el acuerdo alcanzado en junio por la OPEP, Rusia y otros productores aliados para incrementar el bombeo.

Arabia Saudita, líder de facto de la OPEP, es el único productor con capacidad ociosa significativa para contribuir al aumento de la oferta en el mercado si es necesario.

El reino invertirá 20.000 millones de dólares en los próximos años para mantener y, posiblemente, expandir su capacidad de producción, afirmó este mes el ministro de Energía saudí, Khalid al-Falih.

ALD/Reuters

 

11/10/2018