La influencia del tráfico de terrenos en la migración ha tenido un papel fundamental en nuestro país. Según la Fiscalía Contra el Crimen Organizado, el trafico de terrenos es el segundo delito que genera mayores ganancias a las organizaciones criminales, al igual que la trata de personas y minería ilegal.

Cada uno de estas redes de traficantes puede movilizar hasta 20 millones de soles al año. Si bien el tráfico de tierras es el delito principal, este se complementa con la extorsión y sicariato. Desde el 2016 se ha realizado 120 operativos en busca de los criminales.

¿Qué tiene que ver esto con la alcaldía y municipios? Según urbanistas, los delincuentes se estarían uniendo con los alcaldes para ejecutar su ilícito negocio.

Es decir, solicitan los permisos de manera legal para hacerse pasar como propietarios y luego venderlo a terceras personas. Esto se logra gracias a la colaboración de autoridades que integran mafias muy bien organizadas.

Todo estos delitos ocurren mientras aún existen habitantes que viven décadas bajo la indiferencia de autoridades que les prometen servicios de agua y luz, sin embargo viven en completo abandono.

ALD/Panamericanape

 

08/10/2018