La ministra de Finanzas de Nigeria, Kemi Adeosun, dimitió después de que un periódico local revelase que falsificó un certificado oficial, informaron a Efe fuentes gubernamentales.

El puesto de Adeosun ha estado en entredicho desde que el pasado mes de julio se publicase la citada información, según la cual la ya exministra presentó un documento falso para certificar que había cumplido con un servicio nacional obligatorio para jóvenes.

El Gobierno se negó a cesarla y recientemente aseguró que no tomaría ninguna medida al respecto hasta que finalizasen las investigaciones.

Ante la falta de detalles oficiales, se desconoce todavía si ha sido el Gobierno quien la ha forzado a dimitir o si la política ha tomado la iniciativa por sí misma.

Efe trató, sin éxito, de ponerse en contacto con el portavoz de Adeosun.

Antes de hacerse cargo del Ministerio de Finanzas en 2015, Adeosun había desempeñado las mismas funciones a nivel regional, en el estado de Ogun (sudoeste).

Su implicación en un caso de falsificación documental supone un nuevo revés para el Gobierno dirigido por el presidente Muhammadu Buhari, quien llegó al poder apoyado en promesas de luchar contra la corrupción.

Ante las próximas elecciones, previstas para febrero de 2019, Buhari se encuentra en una posición debilitada, especialmente después de que su partido, el Congreso de Todo el Pueblo (APC), perdiese su mayoría en ambas cámaras parlamentarias debido al transfuguismo.

Sin embargo, por ahora, su principal rival, el Partido Democrático Popular (PDP), no ha nominado a un candidato que pueda hacer frente al jefe de Estado, quien, pese a los rumores sobre su delicado estado de salud, optará a la reelección en los comicios.

ALD/EFE 

14/09/2018