Un millonario caso de corrupción con un sofisticado plan de pago de sobornos a funcionarios de la empresa estatal Petroecuador se destapó en un tribunal de Miami luego de que uno de los acusados se declarara culpable.

José Larrea, asesor financiero en Estados Unidos, admitió su responsabilidad en una confabulación internacional de lavado de dinero durante una audiencia judicial el martes ante la jueza Marcia Cooke y será sentenciado el 14 de noviembre, dijo la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Florida.

De acuerdo con lo que admitió en la audiencia, Larrea conspiró con Frank Roberto Chatburn Ripalda y con otras personas para ocultar el dinero de la estratagema de pago de sobornos, transfiriendo más de $1 millón de su propia cuenta bancaria a varias en bancos en Estados Unidos.

Las transferencias se efectuaron para pagar sobornos a funcionarios de Petroecuador en un esfuerzo para retener los contractos con una empresa de servicios ecuatoriana identificada como Galileo Energy S.A. y obtener nuevos contratos. Larrea admitió que falsificó documentos a nombre de esa compañía contratista, dijo la Fiscalía.

 

Por una cantidad no precisada, Chatburn y los cómplices presuntamente intentaron esconder el pago de los sobornos utilizando intermediarios que incluyeron a una empresa no identificada y a Denfield Investments Inc, una compañía panameña de maletín (una empresa fantasma con fines lucrativos), para canalizar los pagos de los funcionarios de Petroecuador.También ayudaron a dos funcionarios a establecer empresas de maletín “offshore” y abrir cuentas en bancos suizos, se indicó en el documento judicial.

La empresa intermediaria no identificada era un agente de fideicomiso registrado en las Islas Vírgenes Británicas que tenía una cuenta en un banco en Islas Caimán.

Un desglose del movimiento de los fondos incluido en el documento judicial indica que el 17 de enero del 2013 se transfirieron cerca de $50,000 desde esa cuenta en Islas Caimán a una de un banco en Panamá a nombre de una empresa de maletín controlada por un funcionario de Petroecuador.

Ese mismo día se transfirieron $250,000 de esa cuenta en Panamá a una cuenta a nombre de un individuo no identificado a solicitud de un funcionario de la empresa estatal petrolera ecuatoriana.

Un mes después se hizo una transferencia de $700,000 desde Islas Caimán a una cuenta en un banco estadounidense de una empresa intermediaria de Miami. En mayo del 2014 se enviaron $620,080 desde una cuenta de Denfield Investments Inc. en Panamá a una de un bufete de abogados, también en Miami.

Además de Larrea, dos ex funcionarios de Petroecuador que recibieron pagos de sobornos y el contratista descrito anteriormente hasta la fecha se han declarado culpables en conexión con las investigaciones en curso del gobierno sobre los esquemas de soborno y lavado de dinero de Petroecuador, dijo la Fiscalía Federal.

Chatburn fue acusado en abril pasado de varios cargos y se declaró inocente. Su juicio está previso para el próximo 15 de octubre.

ADL/Elnuevoherald

 

14/09/2918