Un Tribunal dictaminó enjuiciar a Adolfo "Chichi" De Obarrio, ex secretario privado del expresidente Ricardo Martinelli, y también a Abraham Wiliams, prófugos y en paradero desconocido, por peculado en perjuicio del Estado en el caso conocido como "mochilas", informó el Órgano Judicial (OJ).

La decisión fue emitida por el juez Decimoquinto de Circuito Penal de Panamá, Leslie Loaiza, quien abrió causa criminal contra De Obarrio y Williams por peculado, corrupción de servidores públicos y fraude en actos de contratación pública que perjudicaron al ya extinto Programa de Ayuda Nacional (PAN).

Loiza ordenó además la detención y captura de ambos por parte de la Policía Nacional, del Servicio Nacional Aeronaval, del Servicio Nacional de Fronteras y de la Dirección de Investigación Judicial y solicitó informe al Servicio Nacional de Migración de la búsqueda.

Para tales efectos, el juez dispuso la alerta roja a De Obarrio por parte de la Interpol, no así para Williams, precisó a Efe una fuente judicial.

El Juzgado Duodécimo Penal de Panamá tiene programada para el próximo 25 de julio una audiencia preliminar a De Obarrio por un caso de supuesto enriquecimiento ilícito, con el 8 de agosto como fecha alterna para esta comparecencia.

Loaiza, por su parte, en el mismo auto de llamamiento a juicio sobreseyó definitivamente a otros 15 personas acusadas en el caso de compra de mochilas a través del PAN.

Entre los sobreseídos se encuentran la exministra de Educación Lucy Molinar; Mario Martinelli Berrocal (hermano del exmandatario); Giacomo Tamburrelli, exdirector del PAN (2009-2012), y la empresaria Poullette Morales.

El juez también ordenó levantar las medidas cautelares personales y reales impuestas a estas personas, así como la devolución de bienes, cuentas bancarias, bienes muebles y inmuebles en general aprehendidos en esta causa.

El juez fundamentó su decisión en la declaración indagatoria y el acuerdo de colaboración de Rafael Guardia Jaén, quien fue director del PAN (2012-2014), y señaló que Williams era su asistente y el que le daba el seguimiento a los documentos para las ejecuciones de los programas de ayuda.

Guardia indicó también que él recibía instrucciones de Adolfo De Obarrio, quien "escogía qué empresas debían ser contratadas, es decir, que ambos participaron en el ilícito", según un comunicado del OJ.

En una audiencia celebrada el 23 de mayo pasado, Guardia accedió al acuerdo de colaboración, se declaró penalmente responsable de los delitos de peculado, corrupción de servidores públicos y fraude en contrataciones públicas.

La investigación por los posibles sobrecostos en la adquisición de mochilas escolares, por un monto aproximado de 12 millones de dólares a través del PAN, fue iniciada el 5 de septiembre de 2014 por la Fiscalía Segunda Anticorrupción del Ministerio Público (MP).

El PAN fue una agencia gubernamental foco de múltiples corruptelas durante el pasado Gobierno de Martinelli (2009-2014).

Guardia estuvo en prisión preventiva entre 2014 y julio de 2017 por distintos casos de corrupción relacionados con su gestión al frente de dicha entidad gubernamental.

ALD/EFE 

11/07/2018