Entre las recomendaciones del FMI se incluye la financiación de los gobiernos locales mediante la imposición de impuestos recurrentes a la propiedad y la suma de recargos locales a los impuestos a la renta de individuos, indicó la agencia de noticias Bloomberg.

Según el informe, el sistema fiscal de China es el más descentralizado del mundo, y los organismos locales son responsables del 85 por ciento del gasto gubernamental, con una la estructura de 31 gobiernos provinciales, 334 prefecturas, 2.850 condados, 40.000 municipios y 900.000 jurisdicciones aldeanas informales.

Si se incluyen los gastos extrapresupuestarios de vehículos de financiación de gobiernos locales, la cifra se eleva al 89 por ciento de todos los gastos públicos.

"Una red tan compleja debe revisarse para ofrecer mejores servicios, aumentar el gasto social y reducir las disparidades regionales", dijoPhilippe Wingender, economista de la división de política tributaria del departamento de asuntos fiscales.

Aseguró que "estas reformas permitirán al Gobierno de China mejorar las redes de seguridad social y proteger mejor a los ciudadanos de los impactos económicos y de salud adversos; a su vez, esto mejoraría el bienestar y promovería el consumo y el reequilibrio económico".

Al referirse al informe, agregó que "los cambios en los ingresos son necesarios para reducir el riesgo de endeudamiento subnacional excesivo y aumentar la eficiencia".

"Una ley presupuestaria de 2014 tenía como objetivo mejorar el presupuesto, aumentar la transparencia y la responsabilidad en cuanto a las finanzas de gobiernos locales al requerir planes de gastos plurianuales y establecer las condiciones para administrar los déficits y superávits anuales. Pero la ley no aborda el desequilibrio entre los distintos niveles de gobierno que ha imperado desde la última gran reforma fiscal en 1994", concluyó.

ALD/DJA

 

16/04/2018